Imputaron a la peleadora

viernes, 09 de marzo de 2018
- ReconquistaHOY
Imputaron a la peleadora

El martes había participado de un enfrentamiento entre vecinos del Barrio Belgrano de Avellaneda, y luego contra policías que sufrieron lesiones. El juez le otorgó libertad con restricciones que aquí te contamos cuáles son. Imperdible su relato excusatorio, donde además ahora acusa a la policía que por golpearla la dejó totalmente sorda.


María Estela Romero, del Barrio Belgrano de la Ciudad de Avellaneda, fue imputada por el fiscal Aldo Gerosa por atentado a la Autoridad en concurso ideal con lesiones leves calificadas por ser en perjuicio de dos funcionarias policiales. La defendió la defensora pública Norma Senn.

El juez Gonzalo Basualdo confirmó la legalidad de la detención y la calificación de los hechos, y dispuso las medidas cautelares, lo que no requirió debate porque hubo acuerdo en tre las partes. Contemplando que tiene hijos y nietos menores a cargo, dada la carga de familia y su condición de hipoacusia se le va a otorgar la libertad con restricciones. Deberá presentarse los jueves en la Comisaria III, tiene prohibido tener o portar armas de fuego, comunicarse con los testigos de la causa, abusar del consumo de bebidas alcohólicas y no debe drogarse.

El hecho ocurrió el martes 6 de marzo de 2018, aproximadamente a las 13:30 horas en el Pasaje Centro y Pasaje Plaza Oeste del Barrio Belgrano. El fiscal sostuvo ante el juez, la acusada y su defensora, que allí, María Estela Romero (la sorda), sus hijos Marcos Daniel Romero (Maikol) y otro que tiene 16 años, la señora Susana Gómez y su hijo, Ayelen y Gustavo Altamirano, entre otros, formaban parte de un grupo de alrededor de 40 personas que arrojaron piedras y efectuaron disparos de tumberas. En tales circunstancias vecinos llamaron a la policía y al llegar al lugar los funcionarios, este grupo comenzó a arrojar piedrazos contra la policía que forman parte del destacamento de la Casa Comunitaria de Avellaneda. El jefe de los comunitarios pidió que cesen la agresión, sin éxito; y en determinado momento comienzan a cascotearse con otro grupo de personas ubicadas más al Sur, también conocidos del barrio, que serian de apellido Sosa. Al quedar el personal policial en el medio de la pelea efectuaron disparos con municiones antitumulto, momento en el que el hijo menor de María Estela Romero atacó con un caño en sus manos a los policías al grito de “mueran canas de mierda”. Allí, la Suboficial Geraldine Mendoza intenta tomar por la parte de atrás y reducirlo y es golpeada intencionalmente con la cabeza por el atacante ocasionándole en la nariz, una herida con abundante sangrado, y escapó hacia su domicilio. Cuando la policía buscó aprehenderlo en su domicilio, salió María Estela Romero, su pareja  Carlos Alberto Zapata y su hijo Marcos Romero, quienes intentaron impedir el procedimiento policial, arrojando Romero golpes de puño sobre la Suboficial Gariboglio a la que impactó en la nariz sin lesiones; y a Dolzani, a la que impactó; y los tres tiraron piedras contra la unidad policial y uno de ellos lesionó en el tobillo derecho con un esguince a Lorena Gutiérrez, y otros piedrazos que le ocasionaron hematomas en el brazo derecho.

QUÉ DECLARÓ

Ante el juez, María Estela Romero dijo que “al pibe unas chicas lo vinieron a buscar y... vio como son los pibes, agarró y se fue, lo llevaron para la placita y parece que las dos chicas le hicieron la camita, y cuando él se fue, estaba hablando con las chicas, después le salieron como diez de atrás, a mi nene, al pibe y empezaron la pelea; y después me vino a avisar a mí una vecina que me conoce, viene corriendo y me dice María, allá lo agarraron a Lolo, le dicen al pibe y no se quiénes son lo están cagando a palo anda me dice, a ver qué pasa, bueno le digo yo a mi marido, que justo llegaba de trabajar, porque se fue a hacer una changuita, le digo llevame, vamos a ir a mirar. Cuando yo ya me fui, lo tenían los comunitarios contra el suelo a él, y los otros pendejos que lo agarraron a él empezaron a tirar cascotes y le tiraban a los comunitarios, y yo le decía: *Hey, pendejos, no tiren cascotes que están los comunitarios* y ellos me dicen: *andá a la mierda*, me gritaban un montón de cosas, pero no se quiénes eran esos que lo agarraron a mi hijo. Después yo corro, me voy, y viene una mina comunitaria. Yo quería ir para sacar a mi hijo, viene la comunitaria y me agarra del cogote y me aprieta, me hace caminar para atrás y me suelta contra el suelo. Después viene otra, me agarra de los pelos y me tumbaron después me piso la mano, tengo rasguños acá, tengo todo moreteado que ellos me tumbaron, cuando ellos me dijeron quédate quieta, los comunitarios, yo no me quería quedar quieta y yo estaba en el suelo y me largaron una patada, y ahí ya me quedé más sorda, por eso es que no escucho bien, sentía un poquito, yo pero tengo un zumbido en el oído y eso no me deje sentir”.

 

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular y cualquier dispositivo conectado a internet desde ReconquistaHOY.com

Nuestro WhatsApp 3482-552285

Mostrá tu empresa, productos y servicios profesionales donde pasan todos: ReconquistaHOY Radio e Internet: 3482-552294. Oficina: Moreno 1364 - Ciudad de Reconquista. Teléfono fijo: 03482-428734