Dos imputados más por la batalla campal en Avellaneda

viernes, 09 de marzo de 2018
- ReconquistaHOY

Pendencieros armados hasta los dientes: te contamos todo lo que secuestraron en la casa de la familia Romero luego de los enfrentamientos entre vecinos y contra policías que resultaron heridos. Ya habían imputado a Estela Romero, ahora lo hicieron con Marcos Romero y Carlos Zapata. Siguen presos al menos hasta el lunes.


Imputados: Carlos Alberto Zapata y Marcos David Romero, 20. Ambos de Barrio Belgrano Avellaneda. Ninguno quiso prestar declaración por consejo de la abogada, la defensora pública Norma Senn.

Zapata fue imputado por atentado contra la autoridad agravado por cometerse con arma impropia, por el numero de participes y por la intervención de un menor de edad, reiterado en dos hechos; además existió un agravante que fue la de golpear a un funcionario público. Este hecho fue imputado a Zapata, a Marcos Romero y a su madre María Estela Romero, imputada por separado, como también se informó en este portal. Para la señora Romero existe un concurso ideal con lesiones leves contra una policía; además específicamente a Marcos Romero se le suma la tenencia ilegitima de arma de fuego de fabricación casera y uso prohibido.

El juez Gonzalo Basualdo declaró legal la detención dispuesta por el fiscal: Aldo Gerosa, y dispuso que Carlos Zapata y Marcos David Romero queden detenidos en principio hasta la próxima audiencia que será el lunes 12 de marzo de 2018 a las 08:00, donde deberá resolver medidas cautelares sobre ambos, en base al debate entre las pretenciones del fiscal y la defensora.

 

 

El hecho ocurrió el martes 6 de marzo de 2018, aproximadamente a las 13:30 horas en el Pasaje Centro y Pasaje Plaza Oeste del Barrio Belgrano. El fiscal sostuvo ante el juez, la acusada y su defensora, que allí, María Estela Romero (la sorda), sus hijos Marcos Daniel Romero (Maikol) y otro que tiene 16 años, la señora Susana Gómez y su hijo, Ayelen y Gustavo Altamirano, entre otros, formaban parte de un grupo de alrededor de 40 personas que arrojaron piedras y efectuaron disparos de tumberas. En tales circunstancias vecinos llamaron a la policía y al llegar al lugar los funcionarios, este grupo comenzó a arrojar piedrazos contra la policía que forman parte del destacamento de la Casa Comunitaria de Avellaneda. El jefe de los comunitarios pidió que cesen la agresión, sin éxito; y en determinado momento comienzan a cascotearse con otro grupo de personas ubicadas más al Sur, también conocidos del barrio, que serian de apellido Sosa. Al quedar el personal policial en el medio de la pelea efectuaron disparos con municiones antitumulto, momento en el que el hijo menor de María Estela Romero atacó con un caño en sus manos a los policías al grito de “mueran canas de mierda”. Allí, la Suboficial Geraldine Mendoza intenta tomar por la parte de atrás y reducirlo y es golpeada intencionalmente con la cabeza por el atacante ocasionándole en la nariz, una herida con abundante sangrado, y escapó hacia su domicilio. Cuando la policía buscó aprehenderlo en su domicilio, salió María Estela Romero, su pareja  Carlos Alberto Zapata y su hijo Marcos Romero, quienes intentaron impedir el procedimiento policial, arrojando Romero golpes de puño sobre la Suboficial Gariboglio a la que impactó en la nariz sin lesiones; y a Dolzani, a la que impactó; y los tres tiraron piedras contra la unidad policial y uno de ellos lesionó en el tobillo derecho con un esguince a Lorena Gutiérrez, y otros piedrazos que le ocasionaron hematomas en el brazo derecho.

El segundo hecho es solo para Marcos David Romero: ocurrió el miércoles 7 de marzo de 2018, día después de la batalla campal, cuando realizaban un allanamiento donde vive y secuestraron en la habitación del fondo que ocupa Romero, dentro del ropero y debajo de su cama, dos armas de fuego de fabricación casera (tumberas), un cartucho calibre 16, dos proyectiles calibre 22 sin percutar, un cartucho calibre 28 Orbea percutado, y un cartucho para escopeta calibre 16 sin percutar, sin que existan en el lugar armas de fuego para esos calibres. También secuestraron dos masas, un machete, un hacha de mano, tres gomeras, una horqueta para gomera, corta hierro, riñonera con piedras y bolitas de vidrio en su interior, un cuchillo de 24 cm, cortaplumas multifunción, un pica hielo, un envase de gas pimienta, una trincheta y un destornillador.

La defensora manifestó que Marcos Romero tiene retraso mental y que no sabe ni leer ni escribir.

 

Ambos presos y el lunes se resolverá en lo que será la próxima audiencia por este caso.

 

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular y cualquier dispositivo conectado a internet desde ReconquistaHOY.com

Nuestro WhatsApp 3482-552285

Mostrá tu empresa, productos y servicios profesionales donde pasan todos: ReconquistaHOY Radio e Internet: 3482-552294. Oficina: Moreno 1364 - Ciudad de Reconquista. Teléfono fijo: 03482-428734