Suicidio

domingo, 11 de marzo de 2018
- ReconquistaHOY
Suicidio

Un hombre de 87 años se quitó la vida en Alejandra. Algunos lo conocen aquí porque fue productor ganadero. 8 personas se quitaron la vida en los últimos 14 días. Alarma también la cantidad de intentos y autoflagelamientos. Se puede pedir ayuda en cualquier centro de salud.


Carlos Hilario Sosa, 87, murió el domingo 11 de marzo de 2018. Se pegó un tiro con escopeta en la cabeza frente a su casa de la localidad de Alejandra.

El fiscal de turno Aldo Gerosa dijo a ReconquistaHOY que dispuso que se entregue el cuerpo a su familia sin autopsia, convencido por los informes que no había duda, fue suicidio.

Carlos Sosa había sido esposo de Lilia Rosa Bellier, ya fallecida. Sus hijos: Any, Jorge, Pablo, Diego  y Juan.

Sala velatoria: Pájaro Blanco 1215, Alejandra.

Sepelio: lunes 12 de marzo de 2018 a las 10:00, en el Cementerio de Alejandra. 

 

8 personas se quitaron la vida en los últimos 14 días

Fernando Andrés "Chicho" Benítez tenía 31 años y vivía en Villa Ocampo.

Nicolas Adriel Amado tenía 18 años y vivía en Reconquista.

Alejandro Leguizamón tenía 38 años y vivía en Reconquista.

Murió Don Sixto Santa Cruz, 90 años y vivía en Malabrigo.

Brisa Celeste Cereal, 18, vivía en el Barrio Belgrano de Avellaneda.

Raul José Ekerman, 61, vivía en Romang. Murió el sábado 10 de marzo de 2018.

Juan Bautista Aquino, 68, vivía en la Ciudad de Las Toscas. Murió el 8 de marzo de 2018.

Y este domingo Carlos Hilario Sosa, 87.

 

El suicidio es el drama más silencioso, del que pocos quieren hablar; la sola mención a algunos decididamente los espanta. Pobre homenaje para las víctimas, escaso consuelo para sus familiares, y falta de acción para miles que deben estar necesitando ayuda. 

Desde los 90 hasta la actualidad la tasa de suicidios en jóvenes se triplicó en el país (pasó de 2,5 por cada 100 mil habitantes a 7,4 cada 100 mil).

 

El suicidio es definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el acto deliberado de quitarse la vida.

 

Desde el punto de vista de la salud mental, los adolescentes poseen vulnerabilidades particulares, por su etapa del desarrollo. La adolescencia es una categoría construida socialmente utilizada para nombrar el período que va de la niñez a la adultez. Suele caracterizarse a este período como una etapa de pleno desarrollo y grandes cambios. Sin embargo, la adolescencia no es vivida de la misma manera por todas las personas, está determinada por factores sociales, económicos y culturales. Según un informe de la OMS (2001: 7), “tener ocasionalmente pensamientos suicidas no es anormal. Estos son parte de un proceso normal de desarrollo en la infancia y adolescencia al tratar de elucidar los problemas existenciales cuando se trata de comprender el sentido de la vida y la muerte.

Las encuestas realizadas muestran que más de la mitad de los jóvenes que cursan estudios superiores secundarios, informan que tuvieron pensamientos suicidas.

El informe también explica que la mayoría de las personas que intenta suicidarse es ambivalente y no busca exclusivamente la muerte. Se supone entonces que el suicida no quiere fallecer, sino que desea dejar de sufrir. Esta premisa se complementa con la idea de que los niños de entre 8 y 11 años no tienen noción de que la muerte es para siempre y muchos adolescentes tampoco. Por eso, pueden llegar a pensar que cuando estén muertos, las personas que los hicieron sufrir recapacitarán y dejarán de provocarles dolor cuando resuciten.

Según la OMS, unas 800 mil personas se suicidan cada año, lo que representa una tasa estimada de 11,4 muertes por cada 100 mil habitantes. Las muertes por propia voluntad representan la segunda causa de fallecimientos entre los jóvenes de entre 15 a 29 años, después de los accidentes de tránsito. Sin embargo, la agencia sanitaria de Naciones Unidas admite que puede haber subnotificación, ya que el estigma y el tabú que rodean a este problema hace que no se denuncien a nivel mundial los casos de comportamientos suicidas no fatales.

Se estima que sólo alrededor del 25% de quienes intentan quitarse la vida necesitan o buscan atención médica, según el documento “Prevención del Suicidio.

Las últimas cifras de suicidio en la Argentina aportadas por la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS), que depende del Ministerio de Salud de la Nación, son del año 2014 e indican que en ese año se produjeron 3.340 defunciones por suicidio en la población general.

La tasa de mortalidad por suicidio fue de 7,8 por cada 100.000 habitante en 2014.

En coincidencia con las tendencias internacionales, la mayor cantidad de muertes por suicidio se presentó entre los adolescentes y adultos jóvenes, con 976 fallecimientos en el grupo de 15 a 24 años.

Esto representa una tasa de 13,8 fallecidos por suicidio por cada 100.000 habitantes(2014). En 2014 bajó la cantidad de suicidios en los adultos mayores en comparación con una década atrás. Pero al mismo tiempo creció la tasa de suicidios en adolescentes y adultos jóvenes en comparación con 2004.

Según la Encuesta Mundial de Salud Escolar, que se realizó a 28.368 alumnos de 544 escuelas secundarias de la Argentina en 2012, el 16,9% de los adolescentes había considerado la posibilidad de suicidarse ese año. Se registró también un incremento del 3,5% de los adolescentes que habían realizado un plan concreto de cómo suicidarse: pasó del 12,6% en 2007 al 16,1% en 2012.

 

SÍNTOMAS Y FACTORES DE RIESGO

Los adolescentes en riesgo de suicidio pueden sufrir vulnerabilidad psicológica o mental, provocada por distintos factores. Esto no quiere decir que la existencia de alguno de estos factores determinen un suicidio, pero son elementos a tener en cuenta. Entre los más comunes están los problemas familiares graves como situaciones de violencia o agresividad, abuso sexual, los problemas en la escuela, tanto en relación con las bajas calificaciones como el rechazo por parte del grupo de compañeros que, en algunos casos, se convierte en bullying o acoso escolar a través de burlas y agresiones. También pueden ser factores de riesgo las dificultades en torno a la identificación sexual y el temor a la reacción de la familia. Y, especialmente, los intentos previos de suicidio.

Además existen algunos síntomas a los que es importante prestar atención. Por ejemplo, el desgano y desinterés, la tristeza y la soledad que pueden estar asociados a una depresión.

En otros casos, los adolescentes manifiestan la depresión a través de un alto grado de excitabilidad.

Hay algunos otros más observables como los cambios en la forma de alimentarse (pérdida o aumento de apetito) o los trastornos en el sueño.

 

FACTORES PROTECTORES

Son los factores que ayudan a evitar el suicidio en adolescentes, según la Dirección Nacional de Salud Mental del Ministerio de Salud de Argentina.

Van algunos ejemplos: poseer habilidades sociales que le permitan integrarse a los grupos propios de la adolescencia en la escuela y la comunidad de forma positiva; poseer confianza en sí mismo, para lo cual los adolescentes deben ser educados destacando sus éxitos, sacando experiencias positivas de los fracasos, sin humillarlo ni crearle sentimientos de inseguridad. Otros factores son tener capacidad de autocontrol sobre su propio “destino”, y tener una buena adaptabilidad, responsabilidad, persistencia, perseverancia, razonable calidad de ánimo y de los niveles de actividad.

La Ley 27.130 o Ley Nacional de Prevención del Suicidio (http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/verNorma.do?id=245618), que fue sancionada el 11 de marzo de 2015 y promulgada el 6 de abril del mismo año, tiene como objetivo la disminución de la incidencia y prevalencia del suicidio, a través de la prevención, la asistencia y la posvención, que son las acciones destinadas a trabajar con el entorno de la persona que se quitó la vida para evitar nuevos eventos. La autoridad de aplicación es el Ministerio de Salud de la Nación que debe elaborar protocolos de atención y emergencia; crear un registro con información estadística sobre suicidios cometidos e intentos; desarrollar programas de capacitación, campañas y recomendaciones a los medios de comunicación para el abordaje responsable de las noticias vinculadas a estos actos. La norma agrega que en el caso de intento de suicidio de niño, niña o adolescente, “es obligatoria la comunicación, no denuncia, a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia o la autoridad administrativa de protección de derechos del niño que corresponda en el ámbito local, así como también que todas las personas que, en el marco de la asistencia haya tomado conocimiento de la situación de un paciente que ha intentado suicidarse, estarán obligadas a la confidencialidad de la información.

Otro de sus puntos destacados es que las obras sociales, prepagas y otros agentes que ofrezcan servicios médicos deberán brindar cobertura asistencial a quienes hayan intentado suicidarse y a sus familias, así como también al núcleo familiar del suicida.

También debe considerarse la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 que protege a la población del trato discriminatorio. A su vez, la norma intenta evitar que se asocie el padecimiento mental con la peligrosidad, la incapacidad y con un estado permanente. 

Argentina se ubica en tercer lugar entre los países de la región por su tasa de suicidios, con 14,2 muertes por cada 100.000 habitantes y está entre las naciones con mayores tasas a nivel mundial de acuerdo con el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una evaluación que preocupa al Ministerio de Salud de la Nación.

 

Más info:

• Asociación Argentina de Salud Mental (AASM). Guardia Vieja 3732, 1ºA. C.A.B.A Tel: (011) 2000-6824 | 4978-7601 Tel. Celular: (54-11) 15-3013-0929. administracion@aasm.org.ar 

• Ministerio de Salud de la Nación - Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones. Av. de 9 de Julio 1925 – Piso: 10, Of. 1001. C.A.B.A. Tel: (011) 4379-9162. saludmental@msal.gov.ar http://www.msal.gov.ar/saludmental

• Psiquiatría y Psicopatología del adolescente y su familia: http://www.psicoadolescencia.com.ar/

• Organización Panamericana de la Salud - Oficina en Argentina Contacto de prensa: Maricel Seeger, teléfono (011) 4319-4234 /49167965

• Psiquiatría y Psicopatología del adolescente y su familia: http://www.psicoadolescencia.com.ar

 

Web oficial Argentina.gob.ar

 

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular y cualquier dispositivo conectado a internet desde ReconquistaHOY.com

Nuestro WhatsApp 3482-552285

Mostrá tu empresa, productos y servicios profesionales donde pasan todos: ReconquistaHOY Radio e Internet: 3482-552294. Oficina: Moreno 1364 - Ciudad de Reconquista. Teléfono fijo: 03482-428734