Asaltante atrapado en Avellaneda en libertad. Está deprimido

lunes, 12 de marzo de 2018
- ReconquistaHOY

Agustín Ocampo, quien fue detenido el fin de semana en Avellaneda luego de cometer algunos asaltos a mano armada y caerse de su moto con la que fugaba con un menor cómplice, recuperó la libertad. Está deprimido y deberá someterse a un tratamiento. Usaba un arma de juguete.


Agustín Laureano Ocampo, 18 años, desocupado, domiciliado en Barrio Cooperación Sur de la Ciudad de Avellaneda, fue imputado por robo con arma de fuego de utilería agravado por la intervención de un menor (artículo 166 inciso segundo tercer párrafo, 41 quater del código penal).

El juez Gonzalo Basualdo confirmó la legalidad de la detención que había dispuesto el fiscal Aldo Gerosa. La defensa está a cargo de la defensora pública Fabiana Pierini.

El fiscal relató que el Sábado 10 de marzo de 2018, en la intersección de calles 24 y Avenida San Martin de Avellaneda, cometió los hechos junto a un menor de edad en una moto oscura de 125cc. sin patente colocada, con llantas de color anaranjada, conducía con un pañuelo de color oscuro envolviéndose el rostro, acompañado por otra persona que vestía ropa clara. Se acercaron a la Kevin Mateo Silvestre Bianchi,18,  quien conducía una bicicleta, y le dijeron: “Hey amigo, dame todo” cerrándole el paso con la moto y así obligándolo a Bianchi a detenerse, circunstancia en la que aprovechó el menor y apuntando con el arma en la cabeza le robaron una mochila Wilson de color negra conteniendo en el interior dos billeteras, una de color marrón de cuero, que tenía el DNI de la víctima, y la otra de color azul y negra con papeles y una foto del hermano de Bianchi; un buzo color verde con capucha con bolsillos delanteros y un estuche de lentes.

Luego de cometer este asalto, al huir cayeron de la moto, circunstancia en la que se acercó una persona para auxiliar a la víctima, y el menor sacó un arma y apuntándolo le dijo que “se queden quietos o los quemaba”  y al que se acercaba los apuntaba, por lo que las personas se alejaron. Luego se dieron a la fuga por calle San Martin hacia el oeste perdiéndose de vista. Fueron localizados más tarde en el Samco y una persona que presta servicios ahí, informo a la policía que posiblemente uno de los pacientes podría tener un arma entre sus ropas, al ser requisado Ocampo, portaba una gorra de color negra con una inscripción (que fue sustraída a otra persona) y un corta plumas con mango negro la cual estaba en la mochila de Bianchi, mientras que el menor tenía una billetera de cuero de color marrón, un anteojo de sol y un revolver de juguete de color negro, mango de plástico, y se procedió al secuestró de un pañuelo de color negro con dibujos de color blanco, tres gorras (una azul, una de tela y otra de color negra), se secuestró también un buzo mangas largas de color verde con capucha y una motocicleta Motomel de color negra, con llantas de color flúor.

Momentos después se presentaron ante la autoridad policial dos menores quienes manifestaron que alrededor de la misma hora del primer hecho, cuando caminaban por calle 11, a media cuadra de calle 16, en sentido hacia la estación de servicio YPF de Avellaneda, fueron interceptados por el menor quien se bajó de la moto, subió a la vereda, les pregunto dónde queda Camelot, le pidió un cigarrillo y les preguntó dónde había comparado la gorra y en ese momento subiéndose la remera le mostró un revolver que tenía en la cintura y les dijo: “la cana no nos va a decir nada, si andamos enfierrados”, y sacó una gorra negra con inscripciones rojas a uno de los menores, y el que estaba en la moto le dijo: *sacále al otro*, e intentó sacarle forcejando, mientras Ocampo le decía “métele un chumbazo”, hasta que se retiraron del lugar.

La defensora solo manifestó al juez que realice el control de la detención, y éste declaró la legalidad; y seguidamente se realizó la audiencia de medidas cautelares, donde el fiscal manifestó que Ocampo se encuentra con un cuadro depresivo y habría tenido antes una agresión contra su vida, por lo que tomando en consideración la salud mental del joven, sugirió al juez que quede detenido en un lugar hasta que alguien se haga cargo y que luego recupere la libertad con restricciones. La defensa dijo que la Junta Medica es la encargada de dar turnos y quisiera que fuera lo antes posible así su defendido puede seguir con el tratamiento.

El juez ordeno la libertad de Ocampo una vez que se constituya la guardadora (su madre), que continúe con el tratamiento médico (ya sea psiquiátrico, psicológico), que tome los medicamentos, la prohibición de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, prohibición de contacto o de acercamiento con los menores víctimas, con Kevin Silvestre Bianchi, y con el menor involucrado.

Solicitarán a la Junta Medica un turno a los fines de requerir la pericia psiquiátrica (estado de la personalidad y salud, causa de tal situación, si el estado de salud padecido tiene algún grado en el proceso por el cual fue imputado y las posibilidades de reversión).

 

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular y cualquier dispositivo conectado a internet desde ReconquistaHOY.com

Nuestro WhatsApp 3482-552285

Mostrá tu empresa, productos y servicios profesionales donde pasan todos: ReconquistaHOY Radio e Internet: 3482-552294. Oficina: Moreno 1364 - Ciudad de Reconquista. Teléfono fijo: 03482-428734