ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/31104

El Juez Martelossi le denegó (por ahora) el pedido de libertad para trabajar a un imputado por abusar de una nena.

El acusado de abusos sexuales reiterados con acceso carnal es un hombre del Puerto, quien pidió que le permitan volver a trabajar en la isla. Más detalles de la audiencia realizada este lunes.

Imputado: Miguel Ricardo Aranda, 53. Vecino de Puerto Reconquista, detenido desde el domingo 05 de agosto de 2018. 

Víctima: su hijastra de 8 años de edad, y se investiga la situación de sus hermanitos.

Fiscal: Aldo Gerosa.

Defensa: defensor particular, Oscar Vázquez, quien reemplaza a la defensa pública que había comenzado con el caso a partir de la detención de "Tanicho" Aranda.

En diálogo con ReconquistaHOY, el fiscal explicó que la defensa había solicitado una revisión de la medida cautelar que estableció 90 días de prisión preventiva para Aranda; y el Juez decidió no darle lugar hasta que no se realicen las Cámaras Gesell a la víctima y a sus dos hermanitos, lo que sería pronto, "luego de ello, si, darle la libertad en el campo donde se encontraba trabajando, siempre y cuando el supuesto patrón de él acepte hacerse cargo en calidad de guardador de esta persona, imponiéndole la prohibición de acercamiento y prohibición de comunicación con los tres niños que van a ser entrevistados en Cámara Gesell”.

El Dr. Aldo Gerosa recordó que aparecieron "nuevas evidencias"sobre el caso, que "dejan la puerta de que sea mas grave el hecho que ocurrió", lo que se continúa investigando. Será muy importante el resultado de las 3 Cámaras Gesell, escuchar a los 3 hermanitos.

De acuerdo a la información preliminar, hace aproximadamente 3 meses que la nena venía siendo violada y parece muy evidente que está contagiada de una enfermedad de transmisión sexual, la que están tratando ahora en el efector público de salud.

La denuncia fue radicada el viernes 03 de agosto de 2018, luego que la nena fue revisada por el médico del Centro de Salud del Puerto, quien advirtió que los dolores no eran por los granos, como suponía la Mamá cuando acudió al médico. Eso que a ella le parecían "granos" en ano y vagina, son verrugas, consecuencias de una antigua enfermedad de transmisión sexual.

La madre es analfabeta y tiene serias dificultades para comprender, también está en situación de máxima vulnerabilidad, contaron a ReconquistaHOY, tal vez anticipándose a quienes no pueden entender cómo recién se destapó el caso suponiendo las lesiones, dolores y trauma de la nena. Viven en situación de extrema pobre, parte del tiempo en un rancho extreamadamente precario en el arenal de acceso al puerto, y en la isla, donde la familia va a acompañar a Aranda por su trabajo.

Momentáneamente la nena está al cuidado de una tía, en el mismo puerto, quien contó del caso a ReconquistaHOY

 

Podrían haber otro abusador 

El 10 de agosto de 2018, al término de la audiencia en la que se resolvió la prisión preventiva para el sospechoso, el Fiscal Aldo Gerosa había revelado otra espeluznante sospecha, que "se investiga al resto del grupo familiar de los niños, quienes podrían haber sido víctimas de algún tipo de abuso, no necesariamente de esta persona, tal vez de otro y eso requiere un plazo razonable de investigación para luego poder decidir si Aranda va a quedar más tiempo en prisión preventiva o puede que recupere la libertad con algún tipo de restricciones. Básicamente la principal evidencia será lo que declaren en Cámara Gesell, la víctima y dos hermanitos mas, pero ninguno de los tres está en condiciones psicológicas para ir a una Cámara Gesell en este momento, por la gravedad del daño que han sufrido, en el sentido del estrés, conmoción que les ha surgido por estos hechos, no sé si es un daño psicológico medicamente grave, pero sí que ha generado mucho temor, inhibición, angustia y mutismo; no hablan, prácticamente muy pocas palabras han podido expresar".

"Lo llamativo, es que aparentemente todos los datos coinciden en que Aranda tendría una vinculación con algunos de los hechos, pero tal vez no sea una situación de que él solo haya tenido algún tipo de abuso dentro de la familia”, ahondó el fiscal Gerosa.

Cuando dice algunos hechos, ¿refiere a los otros niños?. "Si, si, también da la impresión de que serían víctimas".

Aranda sigue en silencio. No hizo uso de la palabra para defenderse en ninguna de las tres audiencias ya realizadas.

Miguel Aranda tiene 54 años y hasta su detención vivía en El Arenal que está en el acceso a Puerto Reconquista, junto a su pareja y los tres hijos de ésta. Cuando iba a trabajar a la isla también solía llevarlos.

Temas en esta nota

Miguel Aranda Abuso sexual
Notas Relacionadas