ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/31127

Violencia de género: Con los alegatos terminó el juicio y ahora Schmidt espera la sentencia

La querella pidió cárcel, el fiscal prisión condicional, y la defensa la absolución. Solo falta el veredicto sobre el novio de 63 años a quien ya habían aprehendido cuando llegó a casa de su ex mujer con arma de fuego.

alegatos1.jpg

Juan Cristóbal Schmidt, 63, fue acusado por Zulma Mercedes Quiróz, quien se presentó como su ex novia, de lesiones leves dolosas en concurso real con amenazas, artículos 92,149 bis y 55 del Código Penal Argentino.

ARTICULO 92. - Si concurriere alguna de las circunstancias enumeradas en el artículo 80, la pena será: en el caso del artículo 89, de seis meses a dos años; en el caso del artículo 90, de tres a diez años; y en el caso del artículo 91, de tres a quince años.

ARTICULO 149 bis. - Será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. En este caso la pena será de uno a tres años de prisión si se emplearen armas o si las amenazas fueren anónimas. 

ARTICULO 55.- Cuando concurrieren varios hechos independientes reprimidos con una misma especie de pena, la pena aplicable al reo tendrá como mínimo, el mínimo mayor y como máximo, la suma aritmética de las penas máximas correspondientes a los diversos hechos.

La pena solicitada por el fiscal es de 2 años y 6 meses de prisiónde ejecución condicional; mientras que la querella pide 4 años de ejecución de cumplimiento efectivo "por la ausencia de todo arrepentimiento, el desinterés, por los daños provocados (resarcimiento), por la actitud delictiva del imputado y por otras consideraciones que daremos a conocer en el transcurso del juicio”.

El abogado querellante por la víctima, Dr. Marcelo Venetucci, consideró probados los delitos y pidió el máximo de la pena posible: 4 años de prisión de efectivo cumplimiento; mientras que el fiscal Rubén Martínez, 2 años y medio de prisión de ejecución condicional.

Contrariamente, el abogado defensor, Nicolás Vera, reclamó la absolución.

Tras escuchar a las partes, ahora debe decidir el Juez Gonzalo Basualdo, quien dará a conocer su veredicto el jueves 06 de agosto de 2018, al mediodía, en los tribunales de Reconquista, San Martín 1153.

Lo último que se escuchó en el juicio fue la palabra de la denunciante. Zulma Mercedes Quiróz le dijo al juez que “entre 2012 y 2014 yo tuve una relación con Schmitt, él lo sabe, yo sí me había enamorado de él. Después de haber estado 25 años casada, habían pasado 5 años de mi separación, cuando lo conocí. Todo lo que dije es verdad, después la relación se empezó a deteriorar con insultos. Una vez hubo un cachetazo pero volví, en contra de mi familia, volví a estar con él hasta el 2014, que ahí fue que por no seguir con él, me pegó.Sigo teniendo miedo y todo lo que dije es verdad”, concluyó.

alegatos2.jpg

Schmidt nunca quiso decir nada durante el juicio, ni siquiera a la comunidad, cuando se lo ofreció ReconquistaHOY. Su respuesta fue que hablará "luego del juicio". Dejó toda su defensa en manos de su abogado particular.

Precisamente el Dr. Nicolás Vera, al terminar el juicio dijo a ReconquistaHOY que "desde la defensa entendemos que no ha sido debidamente probada la autoría, de las lesiones por parte del señor Schmidt. No hemos puesto en duda de que la señora ha tenido lesiones, pero el señor Schmidt no fue quien las causó. Simplemente se ha podido probar que existió una discusión pero luego el señor Schmidt se retiró, así que no sabemos quién lesionó a la señora. En cuanto a las amenazas, como han podido ver en el marco de las audiencia simplemente en el primer hecho, ocurrido en octubre del año 2014, hubo una discusión del cual no puede endilgarse idoneidad para generar la inhibición de los bienes jurídicos protegidos por la norma, y el segundo hecho de amenazas, para nuestra parte es inexistente, y en los términos penales insignificante en cuanto no hubo un resultado perjudicial para nadie, así que bregamos por la inocencia de todos los hechos acusados”.

Cuando ReconquistaHOY le mencionó que varios testigos manifestaron en el juicio haber visto la relación entre Schmitt y la victima, respondió que "nosotros hemos podido evidenciar ante el tribunal graves contradicciones, entendimos que aquellos que han venido no han estudiado bien su libreto, o han venido a faltar a la verdad en el sentido de que no han podido dar certeza de la relación, inclusive hasta un propio matrimonio, que lució como testigo, amigo de la señora que luce como victima, ha sido totalmente contradictorio en sus dichos, no han podido identificar aquellos que decían que habían visto al imputado alguna vez en cercanía de la vivienda de la señora, ni siquiera el color del vehículo, de modo tal que para nosotros no existió más que lo que, si ha reconocido el imputado a través del defensor, que ha habido una relación laboral entre ellos, y que alguna vez pasó algo más personal”. 

La diferencia entre mantener relaciones estables y aisladas es muy importante para la posible sanción penal, ya que podría entrar el agravante de la relación, lo que agranda la pena.

el Dr. Vera concluyó diciendo que “esperamos que el juez haga lugar a las pretensiones de inocencia porque mas allá de las consideraciones sociales, como ya lo he dicho, estamos en el marco de un proceso penal y aquí debe el acusador probar sin ningún tipo de dudas y con certeza quién fue el autor del hecho”.

alegatos3.jpg

El juicio oral y público al Señor Schmidt comenzó el lunes 27 de agosto de 2018 y concluyó este martes 04 de septiembre. Solo resta escuchar el veredicto del Juez Gonzalo Basualdo.

alegatos.jpg

El fiscal Martínez sostuvo que se llegó a este juicio porque el Señor Schmidt amenazó y lesionó a su ex pareja, con quien tuvo una relación de pareja de dos años aproximadamente, y que a la fecha de haberla amenazado hacía seis meses que estaban separados. Ocurrió el 14 de octubre de 2014, entre las 14:00 y 15:00 horas, cuando Schmidt la interceptó en la vía pública, en la esquina de calles 305 y 322 del Barrio Don Pedro de Avellaneda, frente a la Estación de Servicios Esso. Allí conversó y trató de exigirle que vuelva, que reinicien la relación, intentando hacerle un obsequio, el que Zulma rechazó y le pidió que deje de llamarla y de escribirle, que ya no tenían nada más que ver. Y fue ahí donde el acusado le dijo que no la dejaría tranquila, que donde la encuentre le haría pasar un mal rato, y la agredió con dos golpes de puño en el rostro, causándole lesiones.

El segundo hecho consistió en amenazar a su ex pareja, el 11 de mayo de 2015, entre las 14:00 y 15:00 horas, cuando el imputado se hizo presente en el lugar de trabajo de ella, en Barrio Padre Celso, y le dijo que ella se encontraba en otra relación, que no le convenía, y que quería retomar la relación con ella, y ante la negativa, se puso agresivo y se le acercó con la intención de agredirla, lo que no llegó a concretar, y se retiro del lugar.

Durante el juicio, el fiscal también dijo: “Señor juez, estamos en presencia de una situación de violencia de género, donde a consecuencia de una relación amorosa, relación de pareja que habían mantenido y frente a la incomprensión de Schmidt, de no continuar mas, éste reaccionó amenazándola y golpeándola a su ex pareja, aprovechando la vulnerabilidad de la misma”.

También ante el juez, el abogado querellante dijo: ”adhiero a lo manifestado por el fiscal, toda vez que la plataforma fáctica y el encuadramiento legal de los hechos, a consideración de esta parte son los mismos que relato el fiscal. Solo tenemos una diferencia en la pena solicitada. En función de los hechos solicitamos 4 años de ejecución de cumplimiento efectivo, en razón de lo expresado por la fiscalía, también por la ausencia de todo arrepentimiento, el desinterés, por los daños provocados (resarcimiento), por la actitud delictiva del imputado...”.

En el juicio el abogado defensor manifestó que “la señora Quiroz y el señor Schmidt se conocían, pero lejos estuvieron de mantener una relación de pareja. La señora Quiroz en algunas oportunidades prestaba servicios de limpieza en el hogar del señor Schmidt, siendo este el oficio de la señora. Y se han encontrado en algún evento nocturno (baile) y han mantenido relaciones sexuales, pero ésto bajo ningún concepto constituye una relación de pareja que configure un reproche penal especial como lo dice la acusación. El 14 de octubre de 2014, ambos se encontraron en cercanía del paseo aeróbico, caminaron unas cuadras, dialogaron y mantuvieron una discusión. La señora Quiroz no quería que se dejaran de ver, mientras que mi defendido no pretendía ningún tipo de relación con ella, hubo una discusión, un intercambio de palabras con tonos elevados e hirientes, los cuales fueron mutuos. En esa situación la señora Quiroz comenzó a gritar y comenzó un forcejeo para que el señor Schmitt, no se vaya, hasta que éste logró soltarse e irse. Como vera su señoría, en el transcurrir de este debate, lejos estará la versión puesta en la acusación en la cual se endilgan actos agresivos que nada tienen que ver un marco de violencia de género. Bajo ningún aspecto legitimamos hechos violentos, por eso afrontamos este juicio, donde se visualizará que el señor Schmitt se encontró en un lugar y en un momento con la persona equivocada, pero no por eso se lo puede culpabilizar por hechos que no cometió. Así mismo señor juez, refutamos insignificante e inexistente el segundo hecho, atribuido por la parte acusadora y por tales circunstancias bregamos por la inocencia”.

Acabó el debate y ahora decide el juez, lo que será noticia este jueves en ReconquistaHOY.

 

El Señor Juan Schmidt tiene otra causa pendiente por violencia de género 

Es por la denuncia que hizo su ex mujer.

Juan Schmidt y Gladis Fleytas violencia de género.jpg
Casa de Gladis Fleytas, donde irrumpió Juan Schmidt con arma de fuego y fue detenido en flagrante delito.

Gladis Fleytas denunció que el jueves 23 de noviembre, alrededor de las 13:30, en su domicilio de calle Freyre 2325, Barrio Zorzón, su ex pareja, Juan Cristobal Schmidt, 63, quiso ingresar por la fuerza a la vivienda. Se metió al patio delantero insultándola, luego se dirigió a su VW Gol patente GGQ 184 y sacó un revólver calibre 22 corto, marca pasper con 6 cartuchos en su tambor.

Gladis se encontraba con su actual pareja, Victor Vazquez, quien también fue amenazado.

Victor llamó a la policía, y hasta alli llegó personal del comando radioelectrico y ambulancias. Schmitd, fue aprehendido y el arma secuestrada, por el delito de violacion de domicilio y amenaza calificada por el uso de arma de fuego.

Vazquez sufrió un ataque de nervios por la situación, y fue trasladado al hospital, donde le hicieron un electrocardiograma, para luego regresar a su casa.

El fiscal Rodrigo González tiene ese caso, pendiente de resolución judicial.