ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/32787

Imputaron al Gringo Buyatti por facilitamiento de la prostitución en su antro frente a la Terminal de Reconquista y por violar a una chica durante 7 años, desde que tenía 14.

También quedó imputado el remisero Rodolfo José Salazar, quien era ayudante de Buyatti en ese albergue no habilitado.

caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex d.jpg
Buyatti junto a su abogado particular, Dr. Zaragoza, previo al inicio de la audiencia.

Alfredo Cesar "El Gringo" Buyatti fue imputado por dos delitos: facilitamiento de la prostitución en forma reiterada y abusos sexuales con acceso carnal reiterados en perjuicio de una víctima desde que era menor y hasta que cumplió los 21. La joven dijo que desde que tenía 14 años su madre se la entregaba al dueño del albergue por dinero y que también iba su hermana, lo que a su vez motivó la apertura de otra causa para investigar a esa mujer señalada por su propia hija. El fiscal Alejandro Rodríguez le comunicó a Buyatti que puede ser condenado de 6 a 21 años de prisión. Corresponden los artículos 45, 125 bis y 119 tercer párrafo, del Código Penal Argentino. Lo asistió en la audiencia su abogado particular Víctor Juan Francisco Zaragoza. 

caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex c.jpg
Zalazar esperando el inicio de la audiencia donde fue imputado.

El remisero Rodolfo José Salazar fue imputado por el delito de facilitamiento reiterado de la prostitución. El fiscal le comunicó que puede ser condenado de 6 a 15 años de prisión. Corresponden los artículos 45 y 125 bis del Código Penal, que contempla una pena de 6 años a 15 años de prisión. Lo asistió la defensora pública Norma Senn.

Es Juez de la instrucción penal preparatoria el Dr. Mauricio Martelossi.

El fiscal sostuvo que facilitaron la prostitución de varias mujeres proporcionándoles las instalaciones del Hospedaje *El Gringo*, "determinando la libertad sexual de las mismas".

Ese antro está ubicado en calle Olessio 737 de la Ciudad de Reconquista, frente a la Terminal de Ómnibus y del Concejo Municipal, cuyas inmediaciones incluso eran ocupadas por las damas para conseguir clientes.

En cuanto a Buyatti, la situación es más grave, porque el fiscal le imputó además "haber abusado sexualmente de una joven que a la fecha tiene 25 años, en varias ocasiones, cuando mantenía relaciones sexuales con acceso carnal en contra de la voluntad de la misma, aprovechándose de la inmadurez sexual de la joven ya que todo comenzó cuando tenía 14 años y se extendieron los abusos hasta los 21 años. Usted hacía valer su mayoría de edad y la víctima necesitaba trabajar en limpieza de dicho Hospedaje, que está a su cargo", le reprochó en la audiencia oral y pública realizada el viernes 07 de diciembre de 2018 en los tribunales de Reconquista.

La víctima declaró que desde que tenía 14 años y hasta los 21, su madre la obligaba a tener sexo con hombres por dinero, que lo hacían ella y su hermana, que además limpiaban allí, donde debían ir a tener sexo con Buyatti y otros hombres, y que la mamá se quedaba con ese dinero. También contó que Buyatti les pedía que le entreguen mujeres, que especialmente quería "vírgenes". Hoy esa joven está bajo protección del Estado Santafesino.

MÁS PRUEBAS 

Aparte de los testimonios de las mujeres víctimas, el fiscal le hizo saber a los imputados que tiene otras pruebas: celulares, fotos, videos, trabajos de campo, numeración de patentes de vehículos, $1.870.-  preservativos nuevos y usados, geles íntimos, anotaciones, la camioneta Toyota Hilux de Buyatti, etc.

Qué dijeron los acusados: 

Salazar aclaró al juez que su apellido se escribe así, primero con S y luego con Z,  que trabaja como remisero "12 ó 13 horas por día" y que hace un año vive en Olessio 737 donde fue el allanamiento que lo encontró en la noche que fue detenido por personal de la PDI y de la Oficina de Trata de Personas, el miércoles 05 de diciembre de 2018. 

Buyatti declaró que hace 40 años alquila el edificio de calle Olessio 737 que es propiedad de la familia Lanteri Chapero, pero que hace 4 años le dio la baja como negocio en la Municipalidad y en la AFIP, que "hace 4 años no existe más el hotel El Gringo", pero que igualmente subalquila piezas, que además allí vive él cuando no está en su casa de la Ciudad de Vera. También dijo que en el ex hotel vive Salazar y otras personas a quien subalquila por mes. Dijo que vive de eso y otros locales de su propiedad que alquila y de un campito.

Sobre los motivos por lo que del Hospedaje entra y sale gente, se defendió diciendo que es porque "no podemos negar el baño ya que no hay baños en la terminal", que allí van y piden permiso para bañarse y pasar a hacer sus necesidades, y que un baño no se le niega a nadie. Se mostró así de generoso. Y más, porque dijo que también permite dormir a gente que viene del campo y no les cobra; con suerte ciertas veces le dejan chivo o cordero de regalo. Sostuvo que él es hombre de campo y así se maneja.

También explicó el movimiento de personas que entran y salen de su albergue porque "una o dos" de las prostitutas que se ofrecen en la esquina le pedían para guardar las bicicletas, a lo que hay que tener en cuenta todas las demás que guardaban sin permiso "...y más de una vez las denuncié". También mencionó "las que piden para usar el baño y las que entran sin pedir permiso".

Solo los carteles indicadores dentro del albergue que secuestró la policía, Buyatti dio su versión: El "llamar acá" es para evitar que la gente que entra desde la calle sin permiso golpee alguna de las puertas donde descansan los inquilinos, es que la puerta de calle está siempre abierta, lo que tampoco es para que se piense mal, sino porque está muy deteriorada para cerrarla, y que además la deja abierta para facilitar el acceso que ingresa para usar el baño, principalmente porque la Terminal no los tiene en condiciones.

Dijo que el registro de clientes que secuestró la policía no es lo que piensan los investigadores, sino que realmente indica lo que les cobra por mes a quienes subalquilan.

Sostuvo que el co-imputado Salazar "es subinquilino mío. Es remisero 14 horas por día". 

Sobre todas las víctimas que le mencionó el fiscal, en referencia a las mujeres a quien Buyatti le facilitaba la prostitución, solo dijo acordarse de una, de *La Uruguaya* Gabriela López Ruiz con quien dijo que "tuve problemas con ella porque me usurpaba mi casa y juró vengarse. Tiene todas las cualidades de una persona mala". Le recordó al juez que es la mujer que supo robar chivos y que además "vende droga".  Preguntó: "¡¿Cómo puede tener tanta fuerza lo que dice una mujer que roba y vende drogas?!".  Además le contó al juez que tiene su marido preso en la Cárcel de Las Flores y su amante estuvo preso hasta hace poco en Vera. 

De las demás mujeres que les nombró el fiscal, dijo que no recuerda a ninguna. A una de ellas la negó tres veces!.

Cuando el fiscal insistió en preguntarle con nombre y apellido por la joven que lo denunció por reiterados abusos sexuales desde que era menor de edad, cuando la entregaba su propia madre, nuevamente repitió que no la conoce, o al menos que no la recordaba, y avisó al juez que no es bueno de memoria y pidió que no se la involucre en nada a su mujer porque no tiene nada que ver. Pareció que fue en respuesta a que al enumerar los objetos secuestrados en el allanamiento al Albergue, el fiscal mencionó que encontraron dos plazos fijos depositados en un banco que están a nombre de Edith Ema Scándalo.

Aprovechó para quejarse ante el juez porque los policías que allanaron la propiedad "rompieron todo".

DEFENSORES

Ninguno de los dos abogados defensores cuestionaron la legalidad de la detención, pero se reservaron para más adelante discutir la calificación de los hechos que hizo el fiscal.

 

CAUTELARES 

La segunda audiencia oral y pública de este caso fue el lunes 10 de diciembre de 2018, cuando el juez dispuso prisión preventiva domiciliaria para Buyatti, quien la cumplirá en su casa de calle San Martín 1524, donde vive con su mujer Edith Ema Scándalo; en tanto Salazar recuperó la libertad con ciertas restricciones y obligaciones.

caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex juez martelossi.jpg
Mauricio Martelossi, juez del caso.
caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex fiscal Alejandro Rodriguez b.jpg
Fiscal Alejandro Rodriguez.
caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex e.jpg
Alfredo Cesar "El Gringo" Buyatti rumbo al sillón de acusado en la sala de tribunales.
caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex.jpg
Salazar mira la cámara de ReconquistaHOY. Fue cuando se sentó unos instantes a conversar con un vecino que fue a presenciar la audiencia.
caso Alfredo Gringo Buyatti y Rodolfo Jose Zalazar x facilitam prost y abus sex b.jpg
Buyatti y Zalazar cuando eran retirados de tribunales detenidos, esposados, el viernes 07 de diciembre de 2018, luego de ser imputados.
buyatti salazar.jpg
Rodolfo José Salazar -un pasito adelante- y Alfredo Cesar "El Gringo" Buyatti, cuando eran ingresados detenidos a la sede de tribunales donde fueron imputados.  
Notas Relacionadas