ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/34428

El abogado Degoumois explica aquí por qué pidió que no se realice nuevamente el juicio por el triple crimen.

A 19 años del suceso el Poder Judicial Santafesino no terminó su trabajo y siguen las discusiones si habrá o no un nuevo juicio.

carlos cano.jpg
Carlos Cano.  

En los tribunales de Reconquista se llevó a cabo la audiencia de apelación donde el abogado Ricardo Degoumois, intentó convencer al tribunal de cámara que no se avance con la realización de un nuevo juicio a su defendido Carlos Cano, por la supuesta coautoría del triple crimen que ocurrió el 01 de enero de 2001 en la Ranchada de El Biguazal, unos 5 minutos de navegación aguas arriba de Puerto Reconquista.

En primera instancia el Poder Judicial resolvió la realización del juicio oral y público, pero Degoumois apeló ante un tribunal de cámara compuesto por los jueces Eduardo Barnacia, Sebastián Creus y Alejandro Tizón, quienes escucharon sus planteos, pero también del fiscal Alejandro Rodríguez, quien insistió con la realización del juicio, y ahora deberán resolver, lo que será notificado en el transcurso de los próximos días.

Al terminar la audiencia, Degoumois dijo a ReconquistaHOY que en su opinión la causa ya prescribió por el paso del tiempo. Entiende inaceptable que Cano siga sometido a proceso luego de 19 años del hecho "porque la morosidad judicial es tremenda". También sostuvo que el sospechoso ha sido "estigmatizado con este delito, se le ha causado un daño irreparable, ha estado 6 años y 6 meses detenido hasta que la Corte ordenó la nulidad de todo lo actuado y entendemos que la Justicia no lo ha juzgado en tiempo oportuno. Someter a una persona 19 años a un proceso es absolutamente lesivo de cualquier garantía constitucional, entonces nosotros entendemos de que se debe expedir sobre el particular la justicia y ordenar la insubsistencia de la acción penal dado el tiempo transcurrido sin que se realice el juicio; no olvidemos que no hay una actitud dilatoria provocada por la defensa sino que el propio Poder Judicial, vaya Dios a saber por qué circunstancia, se ha negado siempre a realizar este trámite conforme a derecho".

Sobre la insistencia del Ministerio Público de la Acusación para continuar el proceso, Degoumois opinó que si se realiza nuevamente el juicio habrá "varios inconvenientes", "se va a afectar la garantía constitucional de no ser juzgado dos veces por el mismo hecho, no olvidemos que Carlos ha sido juzgado y sido sentenciado y ha sido declarada la nulidad del juicio por parte de la Corte. Ahora se pretende volver a juzgarlo nuevamente por los mismos hechos, algo que está prohibido por la Constitución y aparte de eso, la mayoría de los testigos han fallecidos, los testigos fundamentales y esenciales de la causa que no van a poder prestar testimonio porque han fallecido, y de esta circunstancia quien se debe hacer cargo es el Poder Judicial de Santa Fe".

Degoumois dijo a ReconquistaHOY que es "optimista" sobre lo que resolverá este tribunal al que le pidió que de por terminada la persecución penal ...pero no lo es, ya que "tampoco voy a ser ingenuo, conozco el modo y forma en que el Poder Judicial de Santa Fe maneja la circunstancia, sobre todo con prescripciones en causas como ésta, donde lo va a dejar mal parado fundamentalmente ante de la comunidad y la prensa, así que también en su caso prepararemos el recurso ante la Corte".

Vale recordar que en el juicio oral y público realizado en el año 2014, Carlos Javier Cano fue condenado a prisión perpetua como coautor del triple homicidio calificado con alevosía, agravado por el uso de armas de fuego y robo calificado con uso de armas en concurso real. Los jueces fueron Mario Balestieri, Carlos Corti y Roberto Prieu Mántaras, quienes además dispusieron la extracción de copias y remisión al Juzgado de Instrucción por la presunta comisión de falso testimonio de los testigos Abel Sánchez, Alcides Borda, Darío Fernández, Alicia Fleyta y Andrés Romero. También le habían ordenado al entonces Juzgado de Instrucción que continúe con la investigación porque entendían "inadmisible que una sola persona haya podido ejecutar a las víctimas en forma simultánea”. 

Si bien nunca se determinó el móvil de la masacre, el tribunal sostuvo que “podrán discutirse los móviles que llevaron a ejecutar este crimen, inusual y aberrante para la zona por la frialdad de los autores, pero no se puede negar desde ningún punto de vista que Cano estuvo y participó”. Determinaron que uno de los cartuchos encontrados en la escena del crimen fue disparado por la escopeta en poder de Cano; y además arribaron a la certeza de que el reloj secuestrado en poder de Cano pertenecía a una de las víctimas.

Las víctimas fueron Francisco Aureliano Meza, de 66 años; su hijo Rafael Aureliano Meza, de 29; y Matías Alberto Bustamante, de 18; todos de la Ciudad de Reconquista.

 

¿Por qué nuevo juicio?. 

Porque en el año 2009 la Corte Suprema de Justicia de la Nación derribó el viejo sistema penal santafesino. Fue cuando ordenó revisar las condenas dictadas por los tribunales de la Provincia de Santa Fe por considerar que el sistema penal santafesino no garantizaba la imparcialidad de los jueces intervinientes. Fue precisamente a raíz de un recurso presentado por la defensa en la causa donde habían condenado al ex juez de Venado Tuerto Carlos Fraticelli por el homicidio de su hija de 15 años, donde él y su mujer habían sido condenados.

Entonces la Corte Nacional obligó a la Corte Santafesina a dictar una acordada de emergencia para que las causas roten entre las distintas Cámaras, de manera que los mismos jueces que evaluaban los procesamientos no fueran los encargados de confirmar las condenas. A partir de allí, por ejemplo, las causas en las que se había pronunciado la Cámara Penal de Vera luego eran revisadas por la Cámara Penal de Rafaela, y viceversa, hasta que el 10 de febrero de 2014 Santa Fe comenzó a utilizar el nuevo sistema procesal penal que cambió rotundamente los procedimientos hasta la actualidad. Antes, por ejemplo, los mismos jueces que confirmaban un procesamiento luego podían confirmar una condena, lo que entendió la Corte Nacional no aseguraba la garantía constitucional de la imparcialidad.

 

A 19 años del triple crimen, a 10 años del simbronazo del Poder Judicial Santafesino y a más de 5 años de vigencia del nuevo Código de Procedimientos, el perezoso órgano (fundamental para sostener la democracia en serio), no terminó su trabajo y siguen las discusiones. Vergüenza deberían tener. Caros e ineficientes.

Gustavo Raffin.

 

Video donde el defensor de Cano, Degoumois, da los fundamentos de su reclamo.

Notas Relacionadas