Escucha Radio Diez en vivo
Clasificados Hoy BeneficiosHOY
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/34429

Impactante relato del fiscal Rubén Martínez al pedir prisión perpetua y describir el asesinato de una adolescente. Qué dijeron las otras partes en el juicio.

Andrés Ghio Rubén Martínez
Andrés Ghio y Rubén Martínez, abogado querellante y el fiscal, en la sala del juicio.

Víctima: Aldana Leila Roulín, tenía 16 años cuando fue asesinada a puñaladas en la Ciudad de Romang, el 06 de mayo de 2017.

Acusada: Damaris Priscila Zacarías, quien hace dos meses cumplió los 21 años estando presa a la espera del juicio que comenzó el martes 12 de marzo de 2019 en los tribunales de Reconquista y terminará este jueves con los alegatos finales y la palabra de la acusada, quien por primera vez rompería el silencio, según adelantó el defensor en declaraciones a ReconquistaHOY.

Jueces del juicio: Gonzalo Basualdo (presidente), Claudia Bressán y Gustavo Gón.

Fiscal: Rubén Martínez.

Querellante por la familia de la víctima: Andrés Ghio.

Abogado defensor contratado por la familia Zacarías: Raúl Elías.

El jefe de los fiscales, quien tiene el caso desde el origen, cuando aún no era el N° 1 en la IV Circunscripción Judicial, fue quien inauguró los alegatos de apertura del juicio oral diciendo ante el tribunal de jueces, acusado, defensor, querella y público presente en la audiencia pública, recordando que "el 06 de mayo de 2017 fue un día funesto para la localidad de Romang, especialmente para la familia Roulín. Ese día una niña de 16 años, una adolescente Aldana Leila Roulín, perdió la vida, salvajemente asesinada, acuchillada, en agresión protagonizada por otra joven armada con un cuchillo, de nombre Damaris Priscila Zacarías, quien con su ataque artero, salvaje, alevoso con ensañamiento y con el concurso premeditado de dos o más personas, produjo la muerte de esta niña". Aseguró que durante el juicio va a probar "toda y cada una de las afirmaciones".

Cómo fue el asesinato según reconstrucción del fiscal

Ese sábado de hace casi dos años, Aldana Leila Roulin junto a su amiga Brisa Cuevas, asistieron al local donde Fernando Ramón Moreira tiene peluquería y se realizan tatuajes, porque Leila, como allí la conocían, quería que le hagan un tatuaje. Dentro del salón además de Moreira estaba un cliente de apellido Bressán, que había ido para que le corte el pelo.

Señaló el fiscal que Damaris ya había pergeñado el plan para asesinarla a manera de venganza por una pelea que habían tenido una semana antes, y que para ejecutarlo, contó con la colaboración de varias personas, mayores y menores, con distintos roles. Damaris estaba escondida detrás de unos arbustos y allí esperó. Cuando Leila salió del salón y se aprestaba a subir a la moto con su amiga, dos personas la sorprendieron agarrándola de ambos brazos y la inmovilizaron para dejarla indefensa, y allí apareció en escena Damaris que la tomó del pelo y con cuchillo en mano comenzó a cortarla burlándose, recordándole que estaba cumpliendo con la venganza, hasta la puñalada mortal que perforó hasta un pulmón y provocó una masiva hemorragia.

Indicó que las primeras heridas fueron con la intención de hacerla sufrir, cortándole la cara desde la oreja izquierda hasta cerca de la boca, 8 cm de largo por 1 cm de profundidad. También le fue abriendo el cuero cabelludo cortándole casi toda la circunferencia de la cabeza, exactamente 16 cm., además de varios cortes en el cuerpo y dos puñaladas, una que la enterró hasta perforar pulmón, lo que provocó la abundante hemorragia que derivó en la muerte por un shock hipovolémico. Para impactar al tribunal el fiscal mostró las fotos de la autopsia, allí están todos los detalles de lo que hizo Damaris en Leila.

Mientras Damaris asesinaba, Brisa era controlada bajo amenaza para que no intervenga porque sino iban a seguir con ella. Hasta que corrió a los gritos ingresando al local comercial pidiendo ayuda. Salieron todos y al ver que además de golpearla Damaris estaba armada con cuchillo en mano, se frenaron. Y Damaris junto a sus ayudantes se fueron corriendo. Ella con el cuchillo en la mano.

Según el fiscal, fueron varios menores, inclusive de 10 y 12 años los que utilizó Damaris para su plan asesino, pero además contó con el acompañamiento de 3 mayores de edad que son familiares “que si bien no tuvieron una participación directa, estaban en el lugar”. Martínez entiende que cumplieron un rol determinado: “asegurar la indefensión de Leila” porque “lo que quería Damaris era matar sobre seguro”.

Mientras Damaris corrió a su casa, Leila Roulín quedó moribunda en el piso derramando abundante sangre hasta que una ambulancia la trasladó hasta el Samco de Romang y desde allí partieron hacia el Hospital de Reconquista, pero murió en el camino sobre la ambulancia, “entre La Esmeralda y La Lola”.

El mismo fiscal encabezó la comisión que se constituyó en casa de Damaris Zacarías “teniendo el dato preciso de que ella era la autora”, y con la colaboración del padre secuestraron el arma utilizada (un cuchillo) y la ropa que usó durante el ataque, camisola amarilla y un short, el que estaba manchado con sangre de su víctima, tal como lo confirmó la pericial realizada en el Instituto Médico Legal de Rosario. “Con eso su señoría, más la declaración de los testigos y las pruebas periciales, tengo probado que Damaris es la autora… actuó con un cuchillo, armada, dejando en un estado de absoluta indefensión a la víctima, atacándola por sorpresa y causándole las heridas que causaron la muerte”.

El fiscal le dijo al tribunal que lo escuchaba en la sala que “no solamente tengo por acreditado el hecho material sino también los motivos. ¿Por qué una chica de 19 años puede matar a otra de 16 años?. El motivo es que una semana antes habían tenido una pelea y Damaris había resultado herida, razón por la cual juró tomar venganza, juró tomar revancha por cuenta propia y así se lo decía a Leila mientras le asestaba las puñaladas: Hija de puta, viste que me la ibas a pagar!!!”.

También refirió a otro testimonio que tiene para apoyar la premeditación, el de una enfermera del Samco de Romang que atendió a Damaris cuando resultó lesionada en la pelea con Leila la semana anterior al homicidio. A ella le confesó que se iba a vengar.

“Hay un dolo directo, claro, de querer matar, no solamente en el sentido de producir la muerte del adversario sino asegurarse de no tener daño alguno, es decir impedir todo acto de defensa por parte de la víctima, o por parte de alguien que pueda ayudarla, pero además querer hacerla sufrir lo que a juicio de esta fiscalía representa el ensañamiento, vamos a ver en la declaración del Médico forense, en las fotografías de la autopsia, la clase de heridas que le produjo en vida para producir dolor, sufrimiento y no hay ninguna duda que para lograr su cometido y tal como lo dicen los testigos, estuvo acechando previamente, esperándola a la salida, acompañada de sus allegados y parientes, por lo cual hubo un convenio, una especie de concurso premeditado, es decir sabían que iban a esperarla, agarrarla y hacerle el daño, y que participaron más de dos personas, seguro, dos agarrándola, que son los menores inimputables, es decir sabían que de alguna forma esos menores no iban a tener ningún reproche penal”.

¿Qué sucedió con los menores que participaron de la escena del crimen?.

“Tenemos un hecho ilícito: la muerte. Tenemos la autora: Damaris Priscila Zacarías. Tenemos las circunstancias agravantes y tenemos el dolo directo, por lo cual tenemos la autoría demostrada, es por eso que la hemos acusado por homicidio triplemente agravado por ensañamiento, alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en calidad de autora, artículos 80 inciso segundo y sexto, 79  y 45 del código penal. La pena que corresponde es la prisión perpetua ante la existencia de los agravantes”, remarcó el fiscal Martínez, comprometiéndose ante el tribunal a demostrar durante el juicio cómo sucedieron los hechos.

Los inimputables, menores de 16 años, continuaron con sus familias por disposición de la Subsecretaría del Menor del Gobierno de la Provincia que interviene en estos casos; y los menores imputables fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores de Reconquista. Nada mencionó el fiscal en qué situación están los 3 mayores de edad que dieron cobertura a la atacante, según su propio señalamiento.

QUÉ DIJO EL ABOGADO QUERELLANTE

En nombre de la familia de la víctima actúa en el juicio el abogado particular Andrés Ghio, quien le manifestó al tribunal que adhería a lo manifestado por el fiscal, convencido que “Leila Roulín fue emboscada, vil y salvajemente asesinada”.

Estratégicamente la querella imputó otra figura penal como resguardo, el “homicidio simple agravado por la intervención de menores de edad en calidad de autora”, es decir el agravante del artículo 41 quater del Código Penal, y pidió una pena de 33 años de prisión de efectivo cumplimiento en caso que no prospere el pedido de prisión perpetua.

Recordó Ghio que en la requisitoria de acusación “también hemos calificado el hecho como homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento, tal cual lo relató el fiscal, con el concurso por la participación premeditada de dos o más personas, pero también esta querella formuló una acusación alternativa, entendemos además que el homicidio estuvo agravado por la participación de menores de edad”, pero planteó la acusación alternativa basado en los mismos hechos”, de manera que si la condena no es de prisión perpetua, que sea a 33 años.

Damaris Zacarias Raúl Elías
Damaris Zacarias y Raúl Elías. La acusada y su defensor en la sala del juicio. Tribunales de Reconquista, 13 de marzo 2019.

QUÉ DIJO EL ABOGADO DEFENSOR

Cuando el presidente del tribunal oral dio la palabra al abogado particular contratado por la familia Zacarías para la defensa de Damaris, el Dr. Raúl Elías comenzó admitiendo que “estamos frente a un acontecimiento desgraciado para la comunidad de Romang”, pero trató de ponerle paños fríos a los jueces refiriendo al relato “de alto impacto producido por el fiscal con sus argumentos, al decir que fue salvajemente asesinada, acuchillada, artero, salvaje, alevoso, con ensañamiento y con el concurso premeditado de dos o más personas. Es cierto que en frio la apariencia es muy fuerte, que las palabras que expresaron los acusadores a la persona común la deja fría o sorprendida, o de alguna manera angustiada; pero este triste hecho tiene que haber sido consecuencia de algo”, anticipando una historia anterior que supone debería ser contemplada por los magistrados a la hora de sentenciar.

Sobre el móvil de venganza que señaló el fiscal, el defensor opinó en la audiencia que “yo creo que las cuestiones son más profundas y se deben analizar desde otro punto de vista”, que para juzgar este caso, el tribunal “no se puede abstraer del medio donde viven y se desarrollan las personas, porque si uno se abstrae, no puede llegar a la conclusión justa, entonces lo que yo les pido, señores magistrados, y se que son magistrados conocidos y de buenas sentencias, que ustedes puedan circunscribirse a los hechos y aquellas evidencias que realmente acrediten que Damaris Priscila Zacarías, primero allá cometido el hecho y como consecuencia de ese hecho se haya producido la muerte de Aldana Leila Roulín, y que además tenga los agravantes que el fiscal y el acusador privado han desarrollado”.

Elías advirtió al tribunal que en su alegato de apertura el fiscal refirió a una autopsia “pero no ha dicho cuál fue la causa de la muerte, por lo menos en este momento no la ha dicho. Dice que hubo un salvaje ataque y que empezó por la cabeza”, y ahí intentó generar duda sobre la premeditación, puesto que entiende que quien va decidido a matar con un cuchillo no va a comenzar por la cabeza donde hay huesos, tampoco algo premeditado es razonable que se ejecute “a plena luz del día y delante de todo el mundo”.

Puso en duda que Damaris haya estado “en sus verdaderos cabales”, y cargó contra fiscalía por no haber ordenado inmediatamente que le realicen exámenes psiquiátricos y de sangre para determinar si estaba bajo efectos de alguna ingesta ya que la acusada “es una persona normal, sin antecedentes. Es mamá de un nene de tres años, nació en enero del 98”.

El defensor sugirió al tribunal tener en cuenta que están juzgando a “una persona sin antecedentes”, que no deben mirar el suceso como alguien que “de golpe y porrazo sale y mata salvajemente, más allá del supuesto móvil alegado por la parte acusadora; es decir hay muchas cuestiones a debatir y no solamente en frio momento. Hay que ver el entorno, qué paso antes, qué pasó después y cómo sucedieron los hechos realmente”.

 Sostuvo que “no estamos en presencia de un homicidio calificado con alevosía, ensañamiento y con el concurso de dos o más personas, no se dan los elementos del tipo objetivo en ninguno de los relatos o de los hechos expresados por los acusadores”.

Y sobre la supuesta participación premeditada de dos o más personas, señaló que “el mismo fiscal reconoce que había dos niños de 10 años, pero son alegaciones, inimputables, premeditado es imposible, si una persona es inimputable no puede premeditar conjuntamente con el autor material, por lo tanto queda descartada la premeditación; y como segunda cuestión cuando señalan a los menores imputables, el fiscal dijo que desconocía la sentencia del Juzgado de menores y ya hay resultado, ya hay sentencia y no acusó, por lo tanto los menores sentenciados ya tienen un sobreseimiento que ya están en el legajo, por lo tanto considero que en base al principio de inocencia de este momento y reiterando que al momento de sentenciar tengan presentes las cuestiones por esta defensa sostenidas, le pido al tribunal que para llegar a una sentencia justa valoren cada una de las evidencias que aporte la fiscalía, si realmente puede acreditar el hecho y la pena que ellos dicen que corresponde. Esta defensa considera que la condena solicitada por los acusadores no debe proceder y reserva para el alegato final, cual es la sentencia justa”.

damaris priscila zacarias.
Damaris Priscila Zacarías.
damaris4.jpg
Así ingresaron a Damaris Zacarías a tribunales para la segunda jornada del juicio oral y público. 13 de marzo 2019.
juicio a damaris zacarias
Familiares y amigos de Leila fuera de tribunales.   
WhatsApp Image 2019-03-12 at 8.01.53 AM.jpeg
Leila Roulin.
Tribunales juicio a Damaris Zacarías
Vereda de tribunales en Reconquista durante el juicio a Damaris Zacarías. Así fue la manifestación del primer día del juicio pidiendo su condena. 12 de marzo 2019.
WhatsApp Image 2019-03-12 at 8.51.36 AM.jpeg
Damaris Priscila Zacarias en la silla de acusada en tribunales, durante el primer día del juicio. 12 de marzo 2019.

Somos ReconquistaHOY

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular o cualquier dispositivo conectado a internet.
  Escucha Radio Diez en vivo
  Contactanos por WhatsApp 3482-552285