Escucha Radio Diez en vivo
Clasificados Hoy BeneficiosHOY
0800-555-6549 si tenés síntomas de Coronavirus. 0810-345-0497 Hospital de Campaña en Reconquista. 0800-555-6768 para denunciar incumplimiento de la cuarentena.
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/34782

Este martes hubo otra audiencia en tribunales. Te contamos aquí las novedades en la investigación sobre la desaparición de un pescador en zona de islas en Romang.

Erasmo Zapata detenido x desaparición de Juan Carlos fernández.jpeg
Erasmo Zapata.

Ahora son dos los sospechosos que están en prisión preventiva por 60 días. La última decisión recayó sobre Erasmo Zapata, 55, y fue tomada este martes 09 de abril de 2019 en audiencia oral y pública realizada en los tribunales de Reconquista, donde el fiscal Alejandro Rodríguez había pedido la prisión preventiva sin plazo, a lo que se opuso la defensa pública. José Luis Estévez dijo al juez que le parecía una barbaridad que sigan metiendo gente presa sin argumentos, calificación que enojó al fiscal. Luego de escuchar a las partes, Gonzalo Basualdo, quien actúa como juez de garantías, accedió al pedido del fiscal en cuanto a la prisión preventiva pero puso un plazo, en principio será por 60 días, igual que el otro imputado, José Cardozo.

Ambos están acusados de ocultar a Juan Carlos Fernández, de 56 años, quien sigue desaparecido desde el 17 de marzo de 2019 cuando se lo vio por última vez compartiendo una ranchada junto a los dos sospechosos y otras dos personas en ranchada sobre una isla que está bien frente a la Ciudad de Romang.

Uno de los sospechosos es Erasmo "Poncho" Zapata, DNI N° 16.099.276, de 55 años, privado de la libertad el viernes 05 de abril de 2019. Vive en calle Santiago kaenel 535 del Barrio La Boca de Romang. Fue imputado el lunes 08 de abril por tres hechos delictivos que dejan la expectativa de pena de prisión de 5 a 22 años:

1- Ser coautor del ocultamiento de una persona, artículo 142 bis del Código Penal Argentino.

2- Amenaza calificada por el uso de arma de fuego. Artículo 149 bis primer párrafo del CPA.

3- Coacción. Artículo 149 bis segundo párrafo del CPA.

Detalle de los hechos imputados

El ocultamiento: En la audiencia a la que asistió ReconquistaHOY, el fiscal le imputó participar del ocultamiento de Juan Carlos Fernández, alias Tito Ares, “obligándolo a tolerar dicha situación en contra de su voluntad, desde el sábado 16 de marzo de 2019 entre las 02:33 hasta el presente, en el sector de isla cerca de Romang.

Amenaza calificada por el uso de arma: El fiscal imputó a Zapata haber amenazado a Marcela Mabel Zapata diciéndole que “apareció Tito y le van a hacer autopsia, no sé si vamos a ir presos o no, pero yo te voy a cortar la cabeza”. Fue a las 20:30 del domingo 31 de marzo de 2019 en la puerta de ingreso a la casa de la dama, ubicada sobre calle Juan Perón.

Coacción: Es por un hecho del 17 de junio de 2017. Según el fiscal, ese día Zapata amenazó a Dora Itatí Soto. “Sacó un arma de fuego de un bolso y le dijo que era para todos los que se hacen los malos”. Fue en la casa de la víctima.

El fiscal insistió en las contradicciones que hay entre testigos y el imputado, por ejemplo en la declaración sobre los que volvieron a la madrugada del sábado a buscar más bebidas al pueblo. Zapata dice que él no fue a buscar bebidas, un testigo dice que era él uno de los 4 que vio.

Mencionó el fiscal que cuenta con la declaración de Marcela Zapata, quien declaró que José Cardozo (el otro detenido por este hecho) manifestó que a Juan Carlos Fernandez no lo van a encontrar, que si cuenta sobre eso irían todos presos.  Cardozo fue a comer a su casa ese sábado después de la desaparición de Fernández y le contó llorando desconsoladamente que había regresado a la isla a borrar evidencias, y que Juan Carlos y su sobrino Cepillo "siempre se peleaban a la piñas cuando se ponían borrachos". Y que para volver a la isla a borrar evidencias, lo hicieron en una embarcación que les prestó Ton Fernández, hermano del desaparecido, y que también fue con ese fin Cepillo. Añadió el fiscal que al otro día, el domingo 17 de marzo, a las 17 horas, los sospechosos Zapata y Cardozo fueron a hablar con Cepillo, pero que no sabe de qué hablaron. Como lo hizo en la imputación al otro sospechoso, Cardozo, recordó que éste intentó contratar un remisero (José Luis Aguirre, 50) para llevar "dos bolsos grandes y una caja", pero que no pudo llevarlo porque tenía inconveniente con el vehículo. En esa charla Cardozo demostró "conducta extraña", según Aguirre.

El 01 abril de 2019, Marcela Mabel Zapata le dijo a la PDI que ese domingo a la tarde estaba con 2 personas mas escuchando el partido de Romang Fútbol Club y a las 20:30 hs. llegó Zapata y desde la puerta comenzó a gritarle que apareció Tito y le van a hacer autopsia, que no sabe si iría preso o no, pero que le iba a corar la cabeza. Aparentemente alguien le había informado equivocadamente que Fernández, alias Tito Ares, ya había aparecido muerto.

También el fiscal mencionó el testimonio de Eldina Leonor Vega, la ex mujer de Cardozo, el otro imputado en prisión preventiva. Ella contó que viven en la misma casa aunque separados por ladrillos que pusieron para cerrar una puerta, y que ella escuchó que Zapata le manifestó a Cardozo que la cosa se está poniendo fea, me imagino que no habrás abierto la boca, que no le dijiste nada a la policía, a lo que Cardozo le dijo que de su boca no iba a salir nada.

El fiscal le remarcó al juez Basualdo que existen contradicciones que ameritan estas medidas procesales, que Zapata le resulta sospechoso y están las evidencias para tenerlo detenido e imputarlo.

Como información del perfil de Zapata, el fiscal trajo a luz y de paso le imputó un hecho de 2017, cuando Kevin Davíes denunció que “Poncho” Zapata había amenazado con un arma a su mujer y que le pegó un golpe de puño por la espalda. 

Tras escuchar la imputación del fiscal Rodríguez, el juez Gonzalo Basualdo le ofreció al defensor una entrevista a solas con el imputado, para lo que hubo un cuarto intermedio. Al regresar a la sala, Zapata dijo que quería decir algo.

Habló zapata.

Dijo que siendo las 4 de la tarde del viernes fueron a la isla con su yerno Esteban Flores y José Cardozo, pusieron una malla con la que sacaron sábalos a la tardecita y a la noche los fritaron y tomaron vinos. A las 10 ó 10:30 de la noche llegaron los Fernández, Juan Carlos y su sobrino Cepillo Fernández, quienes se quedaron con ellos a comer pescado y tomar vino hasta las 04:00 de la madrugada. Que solo dos regresaron a la ciudad a buscar más bebidas: su yerno Esteban Flores y Cepillo Fernández, que los tres restantes quedaron en la ranchada y al rato regresaron los otros con mas bebidas y luego de seguir bebiendo se quedaron todos dormidos. A las 05.30 se levantaron y ya no estaba Juan Carlos Fernández. Pensaron que se fue a Romang porque tenía que trabajar con Lucho (por un tal Luciano). El imputado dijo al juez que pensó que Fernández se volvió a la ciudad, que para eso tuvo que pasar un arroyo de "80 metros de ancho" y caminar. Al pasar las horas y ver que Fernández no aparecía, fue a hablar con el capataz de ambos, Lucho, quien también se extrañó que no haya concurrido a cumplir con su obligación y les pidió que vayan a hacer la denuncia y así lo hicieron. Fue con Cardozo a la Comisaría de Romang. “Se nos desapareció a nosotros, no lo vimos cuando se fue. Le voy a decir la verdad, estuvimos todos chupados”, terminó el imputado Erasmo "Poncho" Zapata, quien se negó a que el fiscal le haga preguntas.

A su turno el defensor público José Luis Estévez no discutió la legalidad de la detención.

El otro detenido ya imputado y en prisión preventiva también por 60 días es José Cardozo, compañero de pesca y de la vida de Zapata.

José Abel Cardozo (2).jpeg
José Abel Cardozo.

Otras novedades

La Dra Imelda Pitteri Pitteri renunció a la defensa de Cardozo.

Ranchada donde desapareció Juan Carlos Fernández en Romang.jpg
Según los sospechosos, allí donde marca la estrella fue la ranchada.

Los artículos del Código Penal Argentino imputados por el fiscal Rodríguez:

ARTICULO 142 bis. - Se impondrá prisión o reclusión de cinco (5) a quince (15) años, al que sustrajere, retuviere u ocultare a una persona con el fin de obligar a la víctima o a un tercero, a hacer, no hacer, o tolerar algo contra su voluntad. Si el autor lograre su propósito, el mínimo de la pena se elevará a ocho (8) años.

La pena será de diez (10) a veinticinco (25) años de prisión o reclusión:

1. Si la víctima fuese una mujer embarazada; un menor de dieciocho (18) años de edad; o un mayor de setenta (70) años de edad.

2. Si el hecho se cometiere en la persona de un ascendiente; de un hermano; del cónyuge o conviviente; o de otro individuo a quien se deba respeto particular.

3. Si se causare a la víctima lesiones graves o gravísimas.

4. Cuando la víctima sea una persona discapacitada, enferma o que no pueda valerse por sí misma.

5. Cuando el agente sea funcionario o empleado público o pertenezca o haya pertenecido al momento de comisión del hecho a una fuerza armada, de seguridad u organismo de inteligencia del Estado.(Inciso sustituido por art. 3° del Anexo I de la Ley N° 26.394 B.O. 29/8/2008. Vigencia: comenzará a regir a los SEIS (6) meses de su promulgación. Durante dicho período se llevará a cabo en las áreas pertinentes un programa de divulgación y capacitación sobre su contenido y aplicación)

6. Cuando participaran en el hecho tres (3) o más personas.

La pena será de quince (15) a veinticinco (25) años de prisión a reclusión si del hecho resultara la muerte de la persona ofendida, como consecuencia no querida por el autor.

La pena será de prisión o reclusión perpetua si se causare intencionalmente la muerte de la persona ofendida.

La pena del partícipe que, desvinculándose de los otros, se esforzare de modo que la víctima recupere la libertad, sin que tal resultado fuese la consecuencia del logro del propósito del autor, se reducirá de un tercio a la mitad.

ARTICULO 149 bis. - Será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. En este caso la pena será de uno a tres años de prisión si se emplearen armas...

Será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad.

 

Somos ReconquistaHOY

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular o cualquier dispositivo conectado a internet.
  Escucha Radio Diez en vivo
  Contactanos por WhatsApp 3482-552285