ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/35434

Lo entregó su padre por ladrón pero el juez no lo dejó preso como le pidió el fiscal.

El padre es testigo del caso y para el fiscal está en riesgo, no para el defensor, quien alegó que ese hombre ya sabe qué debe hacer: llamar a la policía.

Eduardo Pascual Fagundes al ser ingresado detenido a tribunales el 27 de Mayo de 2019.

Eduardo Pascual Fagundes fue imputado por la comisión de dos hechos delictivos pero no quedó en prisión preventiva como solicitó el Fiscal Leandro Mai al Juez Mauricio Martelossi, quien admite que la condena posible sería de cumplimiento efectivo, pero no ve peligros procesales, por eso lo dejó en libertad con la obligación de comparecer semanalmente a la Comisaria Segunda, no comunicarse ni acercarse a las víctimas, ni acercarse al lugar del hecho, fijar domicilio, no deberá portar ni tener armas de fuego, no cometer nuevos delitos y no consumir estupefacientes ni abusar de bebidas alcohólicas. Vuelta a la casa de su padre, quien lo había denunciado por llevar cosas robadas a la casa que comparten en el Barrio Carmen Luisa de Reconquista.

Eduardo Fagundes fue imputado el viernes 24 de mayo de 2019 por dos hechos delitos:

El 22 de mayo de 2019 su padre, José Fagundes, 67, convocó a la policía a su casa de calle 95 al 300 del Barrio Carmen Luisa, porque su hijo había llevado cosas robadas y las entregó: una garrafa de 10 kilos y un equipo de música Phillips que estaban en el dormitorio de su hijo Eduardo Pascual Fagundes.

El otro hecho fue desempolvado del 13 de noviembre de 2017, cuando Eduardo Fagundes fue aprehendido en una casa de fin de semana ubicada en calle Ledesma y Alicia Moreu de Justo donde había ingresado con aparente intención de robar la bomba de agua previo cortar el tejido perimetral, la energía eléctrica y también el lugar donde estaban las bombas de la piscina.

El fiscal le pidió al magistrado que lo deje en prisión preventiva porque la pena posible va de 3 a 12 años de prisión y se configuran los motivos: riesgos procesales y de fuga por falta de arraigo, ya que Eduardo Fagundes no tiene empleo, no tiene familiares a cargo, "pero lo más importante es que el imputado tiene que volver a la casa de quién es un testigo clave, su padre"; además mencionó el riesgo de entorpecimiento probatorio que puede frustrar la investigación "poniendo en riesgo a víctimas y testigos". Remarcó que "el testigo clave es su propio padre y es un riesgo clave que no se puede neutralizar con otra medida que no sea la prisión preventiva. Por tales motivos solicitamos la prisión preventiva".

A su turno, el defensor público José Luis Estévez dijo que no existe riesgo procesal sobre la violación de domicilio porque es algo que ocurrió hace un año atrás; y sobre el robo descubierto por la denuncia del padre, el imputado "podría llegar a un acuerdo de reparación con la victima"; y además se recuperaron "todos los elementos" robados. Con respecto a los peligros procesales, Estévez sostuvo que Fagundes padre no es un testigo en riesgo ya que "sabe qué hacer" si su hijo lo molesta, llamaría a la policía "como hizo en este caso".

Remarcó el defensor que "los peligros procesales deben ser concretos no abstractos por lo que entendemos que la situación del padre no estaría comprometida. Y con respecto al peligro de fuga no aparecen más que cuestiones genéricas y como una especulación o suposición de que se va a fugar. No existió con el anterior proceso y no va a existir con este, mi defendido tiene arraigo, vive con sus padres, no tiene pasaporte y es una persona que consume medicamentos, con lo cual entendemos que es una persona de escasa educación, entendiendo que la falta de arraigo no se configura en este caso, es una persona humilde. La magnitud de la pena no debe ser solo ese elemento como para ordenar la prisión preventiva. Mi defendido no ha realizado ninguna conducta en contra de la investigación, que es lo que se debe proteger, pero tampoco debe realizar conductas a favor de eso, seria que el imputado deba reconocer el hecho, seria violar la constitución. También habría que analizar cuál es la necesidad de prisionizar, hoy no sé si está presente la victima y esta no ha manifestado ningún tipo de oposición a la libertad de Fagundes. La regla básica es la libertad durante el proceso, y tampoco el padre ha manifestado algún temor con respecto de que pueda ser coaccionado para que cambie la declaración, no hemos tenido acceso para entrevistar al padre, con lo cual entendemos que no se encuentran acreditados ninguno de los riesgos procesales, pero en función de los intereses de mi defendido, y es potestad de usted imponer restricciones, que pueden ser la prohibición de acercamiento a las víctimas, fijar domicilio y no ausentarse de la ciudad entendiendo que con eso sería suficiente como para poder cautelar los peligros", concluyó el defensor.

La resolución

Luego de un cuarto intermedio el juez manifestó que admite la probable autoría de Fagundes y la posiblidad de que sea condenado a pena de efectivo cumplimiento, pero que no ve peligro de fuga, y que "las medidas cautelares solo deben disponerse cuando sea indispensable proteger o cautelar alguno de los peligros", por eso dispuso la libertad con la obligación de comparecer semanalmente a la Comisaria Segunda, no comunicarse ni acercarse a las víctimas, ni acercarse al lugar del hecho, fijar domicilio, no deberá portar ni tener armas de fuego, no cometer nuevos delitos y no consumir estupefacientes ni abusar de bebidas alcohólicas.

Temas en esta nota

Eduardo Pascual Fagundes