ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/36271

Explosiva confesión delante del juez y el fiscal: Funcionario judicial preso dijo que si sabía que lo iban a detener hubiera desaparecido con su hijo, una de sus víctimas.

A pesar de esa confesión, el fiscal acordó con la defensa que la prisión preventiva sea en la casa del sospechoso. Escuchá aquí la reacción del fiscal cuando en ReconquistaHOY expusimos el caso.

fiscal Juan Sebastián Marichal.jpg
Dr. Juan Sebastián Marichal, fiscal.        

En la audiencia imputativa realizada este miércoles 24 de Julio de 2019 en los tribunales de Reconquista, delante del Juez Penal Santiago Roberto Banegas, del fiscal Juan Sebastián Marichal y de su abogado defensor Andrés Ghio, el abogado Gabriel Hernández expresó que él no se percató que lo estaban investigando, que el hijo no le contó que había sido entrevistado, porque de lo contrario "no lo hubiesen encontrado ni a mi hijo ni a mí, sabiendo que posiblemente me podrían detener, no nos hubiesen encontrado",  remarcó en lo que cayó como una bomba en la sala, pero que curiosamente no explotó. El fiscal Marichal no hizo ninguna referencia a esa confesión, ni siquiera a la hora de establecer medidas cautelares.

En esa audiencia, Gabriel Hernández (abogado a cargo de la unidad de crímenes de lesa humanidad con el cargo de prosecretario con dedicación exclusiva en la Fiscalía Federal de Reconquista) fue imputado por los siguientes hechos delictivos:

Comenzó señalando el fiscal Juan Marichal que desde hace aproximadamente un año, Hernández privó de la libertad al niño que ahora tiene 12 años en reiteradas oportunidades con el agravante que además de ser su hijo vivía con él en la vivienda de calle Rivadavia 313, donde lo dejaba encerrado desde las 5 ó 7 de la tarde cuando el menor era retirado de la escuela Manuel Obligado, hasta la mañana o el mediodía del día siguiente cuando le habría para que vaya nuevamente a la escuela. Lo dejaba solo en la casa que cuenta de una habitación y un baño bajo amenazas con elementos tales como palo de escoba, palillos de batería y cable de acero envuelto con un forro de color verde, elementos que fueron secuestrados.

También le imputó que en reiteradas oportunidades desde hace aproximadamente un año, coaccionó a su ex pareja (Mariela), para que no se acerque a su domicilio ni mantenga contacto con su hijo, bajo la amenaza de que lo golpearía, delito que consumó en reiteradas oportunidades dado que el menor manifiestó haber sido víctima de agresiones con palos de escoba, palillos de batería y un cable de acero cubierto con un material de color verde.

Sostuvo que en reiteradas oportunidades coaccionó a su hijo manifestándole que si se iba a vivir con su madre, la mataría y él sería el culpable de lo que le sucedería a ella.

Otro delito que le reprochó es haber impedido el contacto del niño con su madre mediante coacciones y agresiones físicas.

Finalmente describió que el lunes 22 de julio de 2019, Hernández desde su automóvil le manifestó a su ex mujer que transitaba en moto con 2 menores en inmediaciones de su casa: -"Qué mirás, la concha de tu madre, te voy a matar si te agarro”;  y luego se fue, según el fiscal porque se vio observado por personal del Área de la Niñez, que estaba esperando a la ex pareja de Hernández afuera de su casa.

A estos hechos el fiscal los calificó como delitos de privación ilegitima de la libertad agravada por haber sido cometida bajo amenazas y ser la víctima su hijo, amenazas coactivas contra su hijo y su ex mujer, impedimento de contacto del niño con su madre no conviviente y amenazas simples, artículo 141 en función del 142 inc. 1 y 2; artículo 149 bis, segundo párrafo, artículo 149 bis, segundo párrafo, todos ellos del Código Penal Argentino; artículo 1º de la Ley 24.270; y el artículo 149 bis primer párrafo del Código Penal, todos los hechos en calidad de autor (Art. 45 del Código Penal), en concurso real entre sí (art. 55 del C.P.), suma de delitos que según cálculo del fiscal contempla pena de 2 a 17 años de prisión.

El juez Banegas declaró legal la detención y dispuso las siguientes medidas cautelares acordadas por el fiscal con el abogado defensor:

- Prisión domiciliaria del imputado, quien deberá permanecer en su casa de calle Rivadavia 313, encontrándose autorizado a abandonar dicho domicilio exclusivamente con el objeto de participar de actividades académicas, laborales, o de rehabilitación y de controles médicos.

- La prohibición de acercamiento a la denunciante, así como a su familia y al hijo.

- Prohibición de acercarse a la Escuela Manuel Obligado (San Martín esquina Freyre) en horario escolar, a su personal directivo  docente y no docente y alumnos, así como a los testigos debiendo mantenerse a una distancia de 200 metros de la personas y lugares  mencionados.

- Prohibición de comunicarse por cualquier medio con las referidas personas.

- Prohibición de tener armas de fuego y de portar cualquier arma.

- Prohibición de consumir estupefacientes en cualquier cantidad  y de consumir alcohol en exceso.

Gabriel Hernández.jpg
Así sacaban de tribunales al Dr. Gabriel Hernandez luego de ser imputado y enviado a prisión preventiva domiciliaria. El no quería que le tapen la cara. Aquí vemos tapadas solamente las esposas cuando era llevado del brazo por una agente de policía hacia el patrullero. Fue en la tarde del 24 de Julio de 2019.