ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/36294

Qué decidió el juez con el imputado por quemarle la casa a su ex mujer. Sus dos últimas parejas aparecen como víctimas.

El fiscal Juan Marichal imputó a Edgardo Jonatan Altamirano, 26, los siguientes hechos:

Que el 24 de marzo de 2019 a las 19:00 horas, luego de haber discutido con su ex pareja en el domicilio del Barrio Virgen de Guadalupe, le manifestó que “la mataría y que si se enteraba que hacia algo la iba a pasar mal”.

Que el 23 de julio de 2019, a las 07:30 horas, incendió de forma intencional la vivienda en la que convivía con su pareja actual, en el Loteo Nardelli, lo que provocó la destrucción total de las pertenecías que había adentro: un ropero, una cama de dos plazas, una mesa con sillas, una cocina, ropas varias y documentación.

Que el 24 de julio de 2019, cerca de las 18:00 horas, ingresó ilegítimamente al domicilio ubicado en manzana 1 casa 22 del Barrio Virgen de Guadalupe “contra la voluntad de su propietaria”.

A estos delitos el fiscal Marichal los calificó como “coacciones, estragos dolosos o daño (a determinar por la pericia) y violación de domicilio en carácter de autor”, con una posible pena de 3 a 16 años de prisión. Del informe que enviarán los bomberos zapadores de Vera se definirá la calificación como “estrago doloso” o “daño”, explicó el fiscal quien en principio hizo las acusaciones subsidiarias.

La defensora pública Fabiana Pierini no objetó la detención, pero sí aclaró que no estaba de acuerdo con la calificación de los hechos que  hizo el fiscal.

Luego de escuchar a las partes el juez resolvió declarar la legalidad de la detención, entendiendo que no luce desacertada la elección de los tipos penales expresadas por el fiscal.

Medidas cautelares 

Comenzó el fiscal expresando que solicitaba medidas cautelares dado que todavía existe un riesgo procesal, porque hubo discusiones, amenazas, una de esas amenazas que había referido la víctima es que le podía quemar la casa y se consumó. Para el funcionario del Ministerio Público de la Acusación, Edgardo Altamirano exhibe “una conducta peligrosa, violenta, que amerita que se tome intervención al menos para sujetarlo al proceso e imponerle reglas de conducta y debe ser sometido a control tanto procesal como psicológico para evaluar ciertas cuestiones de su proceder”; por eso solicitó que el juez le aplique las siguientes reglas de conducta: prohibición de comunicación y acercamiento a menos de 200 metros de las victimas (sus dos últimas parejas) y familiares, la prohibición de tener y portar arma de fuego o de cualquier tipo, la prohibición de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, la obligación de someterse a un diagnostico o control en cuanto a su adicción y no cometer delitos dolosos. La defensora opinó que era “razonable” la petición del fiscal y así se acordó, por lo que el juez Santiago Banegas dispuso la libertad de Altamirano con esas medidas cautelares, señalando que existen elementos de convicción para sostener la probable autoría. Señaló además que entiende que existe la posibilidad de que el reo entorpezca el proceso o atente contra los órganos de prueba (testigos), por ello consideró que había que determinar ciertas cautelas luciendo razonables las que manifestó el fiscal y acepto el imputado, sobre lo que el juez agregó dos mediadas más: constituir domicilio y presentarse ante la Comisaría más cercana una vez por semana para dar su comparendo.

Edgardo Jonatán Altamirano tiene 26 años y vive en el Asentamiento Oeste del Barrio Virgen de Guadalupe, Reconquista.

Las audiencias imputativa y de medidas cautelares se realizaron el viernes 26 de Julio de 2019 en los tribunales de Reconquista, San Martín 1153.

Temas en esta nota

Edgardo Jonatán Altamirano