ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/36369

El funcionario judicial que está preso en su casa por violencia familiar brindó una conferencia de prensa.

Video con las declaraciones de Gabriel Hernández en su casa de calle Rivadavia 313 donde cumple prisión preventiva.

Hernández es abogado y funcionario a cargo de la oficina de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Reconquista, con el cargo de prosecretario.

Está detenido desde el lunes 22 de Julio de 2019 e imputado dos días después en los tribunales de Reconquista ante el Juez Penal Santiago Roberto Banegas.

El fiscal Juan Sebastián Marichal le imputó que desde hace aproximadamente un año, Hernández privó de la libertad al niño que ahora tiene 12 años en reiteradas oportunidades con el agravante que además de ser su hijo vivía con él en la vivienda de calle Rivadavia 313, donde lo dejaba encerrado desde las 5 ó 7 de la tarde cuando el menor era retirado de la escuela Manuel Obligado, hasta la mañana o el mediodía del día siguiente cuando le abría para que vaya nuevamente a la escuela. Lo dejaba solo en la casa que cuenta de una habitación y un baño bajo amenazas con elementos tales como palo de escoba, palillos de batería y cable de acero envuelto con un forro de color verde, elementos que fueron secuestrados.

También le imputó que en reiteradas oportunidades desde hace aproximadamente un año, coaccionó a su ex pareja (Mariela), para que no se acerque a su domicilio ni mantenga contacto con su hijo, bajo la amenaza de que lo golpearía, delito que consumó en reiteradas oportunidades dado que el menor manifiestó haber sido víctima de agresiones con palos de escoba, palillos de batería y un cable de acero cubierto con un material de color verde.

Sostuvo que en reiteradas oportunidades coaccionó a su hijo manifestándole que si se iba a vivir con su madre, la mataría y él sería el culpable de lo que le sucedería a ella.

Otro delito que le reprochó es haber impedido el contacto del niño con su madre mediante coacciones y agresiones físicas.

Finalmente describió que el lunes 22 de julio de 2019, Hernández desde su automóvil le manifestó a su ex mujer que transitaba en moto con 2 menores en inmediaciones de su casa: -"Qué mirás, la concha de tu madre, te voy a matar si te agarro”;  y luego se fue, según el fiscal porque se vio observado por personal del Área de la Niñez, que estaba esperando a la ex pareja de Hernández afuera de su casa.

A estos hechos el fiscal los calificó como delitos de privación ilegitima de la libertad agravada por haber sido cometida bajo amenazas y ser la víctima su hijo, amenazas coactivas contra su hijo y su ex mujer, impedimento de contacto del niño con su madre no conviviente y amenazas simples, artículo 141 en función del 142 inc. 1 y 2; artículo 149 bis, segundo párrafo, artículo 149 bis, segundo párrafo, todos ellos del Código Penal Argentino; artículo 1º de la Ley 24.270; y el artículo 149 bis primer párrafo del Código Penal, todos los hechos en calidad de autor (Art. 45 del Código Penal), en concurso real entre sí (art. 55 del C.P.), suma de delitos que según cálculo del fiscal contempla pena de 2 a 17 años de prisión.

En esa misma audiencia el juez Banegas, quien declaró legal la detención, dio uso de la palabra al imputado.

Qué dijo el sospechoso allí: 

El Dr. Gabriel Hernández comenzó contando que trabaja en la Fiscalía Federal de Reconquista en el área de Derechos Humanos donde dirige la unidad de crímenes de lesa humanidad con el cargo de prosecretario con dedicación exclusiva, que además "muchas veces" quedó a cargo de la fiscalía como fiscal subrogante y como secretario y que en esa repartición oficial pueden pedir sus antecedentes.

A la hora de referir a las imputaciones que le formuló el fiscal, expresó que "todo es una falsedad, un invento, no cometí ningún delito, cualquiera que mínimamente me conozca puede darse cuenta cómo yo lo quiero a mi hijo". 

Seguidamente sostuvo que el niño fue abandonado por su madre en el año 2009 y que en una oportunidad que ella lo lesionó en el pecho con un cuchillo, él radicó la denuncia y se constituyó como querellante en el viejo sistema penal y el entonces juez penal Virgilio David Palud dejó prescribir el caso. Lamentó eso porque "ese antecedente hoy me serviría".

Enfatizó que "nunca cometí las barbaridades que me denuncian"  y que "el niño pudo haber sido manipulado". 

Aseguró que "me cansé de hacer denuncias ante la vicedirectora Sandra García por los abusos que se cometían en la escuela y nunca me dieron artículo" y ahora él está detenido y no puede tener contacto con su hijo siendo que él lo tuvo siempre pues la madre lo abandonó en el año 2009, y por 10 años nunca apareció, nunca un saludo, nunca un cumpleaños, nunca una Navidad, y ahora montó un sistema inquisitivo...".

La bomba. 

En la continuidad de su acto defensivo Hernández disparó una declaración explosiva al señalar que no se percató que lo estaban investigando, que el hijo no le contó que había sido entrevistado, porque de lo contrario "no lo hubiesen encontrado ni a mi hijo ni a mí, sabiendo que posiblemente me podrían detener, no nos hubiesen encontrado",  remarcó. Eso pasó como desapercibido para el fiscal Marichal porque no hizo ninguna referencia a esa frase, ni siquiera a la hora de establecer medidas cautelares.

Siguiendo con el uso de la palabra que hizo Hernández para defenderse, sostuvo que "la acusación es injusta y voy a demostrarlo".

Refirió a su ex pareja como "madre abandonante" y que "me interesaría que se le haga un estudio porque entiendo que no podría superar un examen mínimo de credibilidad en cuanto a los dichos de ella".

En cuanto a la amenaza en la vía pública que le imputó el fiscal contra su ex pareja, hecho cometido un rato antes de ser detenido, Hernández sostuvo que eso es "falso". Aseguró que ese lunes 22 de Julio de 2019 salió con su vehúculo de su casa a las 17:00 horas y que va a solicitar todas las cámaras para ver el recorrido que hizo a pie desde su casa hasta el gimnasio donde acude diariamente y así demostrar que "ese día yo no amenace, y mucho menos delante del personal del área de Minoridad".

MEDIDAS CAUTELARES

En la audiencia el fiscal manifestó que al efecto de resguardar la declaración que se les tomará en Cámara Gesell al menor víctima y a algunos de sus compañeritos de la escuela, la defensa propuso una alternativa de prisión domiciliaria con salidas laborales y académicas hasta la realización de la Cámara Gesel, luego de los resultados de la misma se verá la libertad con restricciones como el no acercamiento de Hernández a la casa de la ex pareja, al hijo, a la Escuela Manuel Obligado, directivos, docentes y alumnos, no tener ni portar cualquier tipo de arma de fuego, no abusar de bebidas alcohólicas ni consumir estupefacientes y el no acercamiento a los testigos Analia Quiroz y Santiago Hernández (su hermano, vecino y testigo de la acusación).

A su turno el abogado defensor Andrés Ghio remarcó que su propuesta (aceptada por el fiscal) está en línea con el Art. 13 del Código Procesal Penal, pero que lo acordado no significa el reconocimiento de riesgos procesales ni de los hechos imputados, que ese acuerdo es parte de la "estrategia a favor del imputado". 

Luego de escuchar a las partes el juez dispuso la prisión domiciliaria del Dr. Gabriel Hernández en su casa de calle Rivadavia 313 esquina Chacabuco, con las restricciones manifestadas por el fiscal, a lo que agregó que el sospechoso deberá mantener una distancia de 200 metros con los testigos, con el menor y su madre. Allí fue la conferencia de prensa este 31 de Julio de 2019 que ReconquistaHOY transmitió en vivo directo.

31072019 Gabriel Hernández.jpg
Dr. Gabriel Hernández, en su casa, donde ofreció la conferencia de prensa el 31 de Julio de 2019. Está allí en prisión preventiva.