Escucha Radio Diez en vivo
Clasificados Hoy BeneficiosHOY
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/37246

Imputaron a un prefecturiano por abuso sexual, privación de la libertad, resistencia a la autoridad y violación de domicilio en perjuicio de una empleada del Poder Judicial.

Aquí podés escuchar el relato de la víctima, la versión del acusado en boca de su abogado y del fiscal que lo imputó.

prefecturiano.jpg
El prefecturiano Emilio David Ramírez al ser ingresado detenido a los tribunales de Reconquista donde fue imputado por 4 delitos: abuso sexual simple, privación ilegitima de la libertad, resistencia a la autoridad y violación de domicilio. La audiencia imputativa fue el 23 de septiembre de 2019.

Emilio David Ramírez tiene 25 años de edad, es oriundo de Corrientes y trabaja en la sede Reconquista de Prefectura Naval Argentina. Vive en Reconquista junto a su esposa y dos hijos.

Fue detenido en la madrugada del sábado 21 de septiembre de 2019 por orden del fiscal Leandro Mai, quien este lunes 23 de septiembre de 2019 lo imputó por los delitos de abuso sexual simple, privación ilegitima de la libertad, resistencia a la autoridad y violación de domicilio.

La jueza de la instrucción penal preparatoria Claudia Bressán declaró legal la detención y tras la imputación de los hechos que hizo el fiscal, dispuso la libertad con restricciones y obligaciones tal como lo acordaron el representante del Ministerio Público de la Acusación y el abogado defensor Andrés Ramseyer: Ramirez no debe acercarse a menos de 200 metros del domicilio de la víctima, no puede portar ningún tipo de arma de fuego y deberá presentarse cada 15 días en la Comisaría más cercana para dar su comparendo; mientras que la policía ofrecerá especial cuidado a la víctima con rondines. Ella también estuvo de acuerdo en todo, aclaró el fiscal.

El imputado no hizo uso de la palabra para defenderse, dejó todo en manos del abogado que contrató. 

La denunciante contó a ReconquistaHOY que ella salió de Vilaseca con sus amigas, cada una por su lado, y ella esperaba un remis en Iturraspe y General Obligado. Al parar un automóvil le preguntó si era un remis y le dijo que si, que se siente adelante porque atrás tenía una sillita de bebé. A las dos cuadras se dio cuenta que "no podía manejar, no se si estaba alcoholizado o drogado, pero no podía hablar ni manejar", a tal punto que ella tuvo que manotearle el volante "varias veces". Empezó a pedirle "por favor" que la baje y tomó para otro rumbo por General Obligado desobedeciendo su pedido. En el interín la manoseó e intentó besarla, le trancaba el auto y no la dejaba bajar, hasta que pudo salir del auto a la vuelta de su casa y pensó "listo, se terminó", y se fue corriendo a la casa donde la corrió, la atrapó, la manoseó y la besó. Cuando ingresó a la casa se le tiró contra la puerta, ganó con su fuerza y se metió a la casa desobedeciendo siempre sus pedidos, siguió besándola y diciéndole que tenía un arma. Además le mordió la cara. Dijo que vio un vecino al que quiso hacerle seña pero no pudo, "todo el tiempo me agarraba de las manos y la cara de él era de una violencia que en mi vida vi". Aseguró que nunca antes lo había visto. Le sugería que vaya a buscar el auto que abandonó a la vuelta de su casa con las puertas abiertas y nada, la agarró de las manos y la llevó hasta el baño donde él se mareó y ella pudo escapar hacia un pasillo donde llamó a su hermana y al abuelo de su nene. Cuando llegó la policía lo encontraron adentro de su casa. "Pensé que me mataba. Estaba perdido, insultaba al personal policial y se tiró a la cuneta, nunca pensé que iba a vivir un momento así". 

Nego ser quien le abrió la puerta de su casa, aseguró que él actuó siempre con violencia y le dejó la mordida en la cara y la muñeca marcada de los apretones.

Remarcó que si ella lo hubiera invitado, como dijo el defensor, ¿por qué dejó el auto abandonado y con las puertas abiertas a la vuelta de la casa?. 

Lamentó que la sociedad refiera a ella como "la pelotuda que se subió al auto que no tenía la identificación de remís; o sea que nos matan o nos golpean y nosotros tenemos la culpa, no es así". 

Fiscal Leandro Mai
Leandro Mai, fiscal.

El fiscal Leandro Mai  remarcó que Ramírez fue detenido dentro de la casa de la denunciante, que resistió la aprehensión enfrentándose con el personal policial, se negó al test de alcoholemia, se negó a firmar el acta de aprehensión y se negó a notificarse de la lectura de sus derechos. Con todo eso justificó la detención que la jueza declaró legal. Añadió que desde Prefectura Naval Argentina ya pidieron copia de las actuaciones "para avanzar con un reproche disciplinario". Considera que corresponde porque según el relato de la víctima, Ramírez "hacía mención a su calidad de funcionario como para imponer algún tipo de respeto por lo que estaba aconteciendo”.   Según la víctima, Ramírez le tiró la licencia avisándole que era prefecturiano y le mencionó que tenía arma de fuego, lo que considera fue para atemorizarla y controlarla. 

Si bien Ramírez se negó al test de alcoholemia en la inmediatez del caso, una vez detenido el fiscal ordenó que le extraigan sangre para examinarlo para saber "si estaba o no en pleno conocimiento de lo que estaba haciendo".

 

Más de lo que dijo la denunciante:

- "Me besó y yo le decía que no".

- "En un momento como que se enojó, dio marcha atrás y aceleró contra un auto como intentando chocarlo, era un auto negro".

- "Me agarraba, me cerraba la puerta con la traba del auto, no me dejaba bajar, así todo el tiempo, hasta que en un momento yo puedo salir del auto, eso fue a la vuelta de mi casa".

- "Dejó estacionado el auto en el medio de la calle con las puertas abiertas y de ahí me tiraba contra las casas, me agarraba, me besaba, me tocaba y así no me dejaba caminar ni dar dos pasos, yo le decía por favor que me deje, yo quería llegar a mi casa. Fuimos todo el tiempo así como una cuadra hasta mi casa. Cuando yo agarro las llaves de mi casa e ingreso, y cuando quiero cerrar la puerta él se tira contra la puerta y obviamente que tiene más fuerza que yo, entró a mi casa y cuando estaba adentro, le pedía que se vaya me agarraba de las manos me besaba, me dijo que tenía un arma".

- "Antes de que entremos había un vecino que justo estaba saliendo, yo intentaba hacerle seña pero no podía porque él me tiraba contra las rejas de mi vecina, me mordió la cara, todavía tengo la marca, todo el tiempo intenté golpearle la puerta del departamento a mi hermana (es su vecina) pero cuando intente me tiro contra la vereda de mi casa y todo el tiempo me decía si pensaba que él era pelotudo, que iba a llamar a la policía. Todo el tiempo le pedía y le suplicaba que se vaya y no; me agarraba, me decía que él tenia un arma y todo el tiempo me agarraba de las manos, yo no tenía posibilidad de hacer nada, porque me tenia de las manos, en un momento me tiró del cinto (tenía un cinto doble hebilla) me tiró del cinto, estaba muy mal, la cara de él era una cara de violencia que yo en mi vida vi".

- "Nunca lo vi, nunca lo cruce por la calle".

- "Me dijo que lo acompañe a buscar el auto, pero yo sabía que si iba, no se... me mataba".

- "Me dijo que lo acompañe al baño y yo le decía que se vaya afuera. Me agarró de las manos, me obligó a entrar con él y en un momento cuando pone las manos sobre la pared, no sé si se mareó y ahí es cuando yo me puedo ir, y encontré un pasillo abierto y la llamé a mi hermana y a los abuelos de mi nene y ellos llamaron a la policía y cuando llegaron lo encontraron adentro de mi casa, por lo que se estaba mal, perdido y cuando seguía ahí insultaba al personal policial y se tiró a la cuneta".

Yo nunca pensé que iba a vivir un momento así y me gustaría que nunca nadie viva ésto.

- "Pasé un momento horrible".

- "Cuando estaba adentro de mi casa pensé que me mataba, porque no me dejaba salir".

- "Creo que todavía a la sociedad le falta mucho", reprochó que la traten de "pelotuda" por haber subido a un auto que no estaba identificado como remís.

A nosotras nos matan y tenemos la culpa, nos pegan y tenemos la culpa, no es así yo pensé que nunca me iba a pasar y me pasó.

La víctima agradeció el trabajo de la policía y del Ministerio Público de la Acusación (donde ella trabaja) y en particular del fiscal Mai. Contó que ella además de trabajar en la fiscalía está estudiando abogacía.

Andrés Ramseyer
Andrés Ramseyer, abogado defensor.

El abogado Andrés Ramseyer contó en ReconquistaHOY la versión que le dio Ramirez, que ella lo paró y le pidió que la lleve hasta su casa y que en ningún momento le dijo que era remisero, que incluso en el auto están las dos sillitas de sus niños; y que cuando llegaron a la casa ella lo invitó a bajarse y cuando salió del baño al que él le pidió pasar, ya estaba la policía.

 

Testimonios:

abreviado ortiz.jpg
Jueza Claudia Bressan

Somos ReconquistaHOY

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular o cualquier dispositivo conectado a internet.
  Escucha Radio Diez en vivo
  Contactanos por WhatsApp 3482-552285