ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/39089

Qué dijo en ReconquistaHOY la madre de la niña víctima del sacerdote luego de conocer los fundamentos del tribunal que lo condenó.

Qué vio en la cara y en las actitudes de Néstor Monzón.

18122019 juicio a Monzón querellantes y familiares de las víctimas.jpeg
Querellantes y familiares de las víctimas en el patio de tribunales de Reconquista luego de escuchar la condena de primera instancia para el sacerdote Néstor Monzón. Fue el 18 de diciembre de 2019.

Tras leer los fundamentos, la madre de una de las víctimas de los abusos sexuales agravados por los que fue condenado el sacerdote Néstor Monzón a la pena de 16 años de prisión, refirió al alivio de saber que el tribunal no dudo de su hija, pero que "estoy recién cayendo de todo lo vivido durante estos cuatro años, esto fue muy fuerte desde comienzo hasta el final y sé que esto no terminó, lo importante es que este tipo ya la está pagando".

Entiende que el veredicto unánime de los tres magistrados dejó claro que no estaban en contra de la Iglesia, que no es que querían sacarle plata a la Iglesia como la atacaron, "solo estábamos en contra de un cura que abuso de nuestros hijos", subrayó.

En cuanto a los 16 años de prisión para quien abusó de su hija y de su sobrino cuando ambos tenían 3 años de edad, dijo que lo aceptó "aunque me hubiese gustado que le dieran perpetua porque dañó la salud y la psiquis de mi hija y se llevó a mi mamá, eso no se lo voy a perdonar nunca".

 

No dejo de recordar que esta situación me llevó mi mamá.

 

Precisamente sobre la muerte de su madre y de lo importante que hubiera sido su testimonio en el juicio, manifestó que su madre iba a ser una de las principales testigos en el juicio, en agosto fue en lo canónico y que su madre le conto que el escribiente se largó a llorar cuando le tomaban declaración, “después me entere todo cuando el Padre Pepi lo dijo en el juicio”, afirmó. Este alivio es porque el sacerdote y su defensa intentó usar a la abuela fallecida a favor de sus intereses. También una testigo llegó a poner en boca de la abuela de las víctimas cosas que jamás podría haber probrado, contradiciendo lo que la señora había declarado en el juicio canónico, donde reveló que también a ella su nieta le contó del abuso. Para el juicio no pudo declarar porque falleció antes, según su familia, víctima de lo que hicieron con sus nietos.

 

Monzón es un hipócrita, hablarme a mi diciéndome Andrea nunca toque a tu hija, Roberto nunca toque a tu hijo, me daba una impotencia de ir a romperle la cara, es una falta total de respeto.

 

Describió que Monzón en todo el juicio no mostró arrepentimiento, “puso cara de nada".

También fustigó la actitud del defensor y del propio Monzón contando que cuando Degumois le hacía preguntas ella lo miraba a la cara "porque estaba segura de lo que estaba diciendo, lo miraba el cura y él me miraba a la cara, no ponía cara de nada, es un perverso".

Contó que estuvo cuatro horas y media declarando y que cuando la jueza le preguntó si quería  descansar,  ella le respondió que NO porque esperó  cuatro años y medio para eso. Remarcó que pudo sorportar con fortaleza todas las preguntas que le hacía Degoumois con intenciones de sacar provecho de su declaración.

Sobre las distintas posiciones que se manifestaron durante el juicio, sobre todo la que defendia al sacerdote, Andrea respondió: "Hay gente que lo defiende, es indefendible, la Justicia y la Iglesia ya lo condenó".

En cuanto a la familia del sacerdote condenado, dijo que entendía que lo defienda, pero no a otras personas, no acepta que defienden a un hombre que abuso de dos menores de tres años, "de eso estos dos niños no se van a olvidar en su vida".

Sobre el contagio de HPV en su niña también manifestó repugnancia y dolor porque sabe que familiares de Monzón manifestaron que durante cuatro años acusaron con una enfermedad que no tenía, lo cual es una mentira impiadosa ya que su niña (que ahora tiene 7 años) padece la enfermedad. Sabe que a los 11 años la tiene que vacunar "por las otras cepas".

Sobre la relación con la Iglesia después del juicio, la mamá de la niña victima dijo que siempre supo que el Padre Pepi era una persona recta, que hacia su trabajo como lo tenía que hacer, y que“del obispo me sorprendió que haya ido a declarar" siendo que podría haberlo hecho por escrito. "Del Padre Pepi siempre supe que iba a hacer las cosas como corresponden".

Señaló que nadie fue a pedirles perdón después de la condena, "la gente del barrio que antes no te saludaba ahora te saluda, gente que nos dio vuelta la cara, uno de los motivos de la muerte de mi mamá es que también le daban vuelta la cara".

Sobre María Pena de Esperanza y Amelia Florentín, las dos vecinas de su madre y de la iglesia que quisieron con sus testimonios favorecer al sacerdote, manifestó que es lamentable lo que dijeron en el juicio. "Sé que existe maldad en el mundo, pero que hayan dicho lo que dijeron... mi madre las quería mucho, verles la cara todos los días, se sientan en la vereda y te miran como si tuvieran razón todavía”, reprochó.

Contó que de la Iglesia tampoco nadie fue a pedirles perdón. El único que se comunicó con ella es el Padre Pepi Duarte quien le mandó un mensaje de Navidad, "Nos deseó una Navidad en paz".

 

Creo en Dios y en mi Mamá que me ayudó desde arriba, pero no piso nunca más una Iglesia.

 

Sobre su hija contó que sigue bien, que esos días del juicio se quedaba con sus amigas y que luego de las vacaciones (va a una colonia) en marzo retomará el tratamiento psicológico porque "todavía no tiene el alta".

Reveló que la niña no lo nombra más al Padre Néstor, como le decía a Monzón, "sigue como una niña feliz,", aunque desconoce si en el futuro no le va a volver todo a su cabecita, eso depende de ella, le explicó la profesional que la asiste.

Agradeció a toda la gente que los apoyó, especialm mención hizo de "los chicos y las chicas que estuvieron todos los días, el aguante que nos hicieron las chicas a las que llaman aborteras no tengo palabras para agradecerles".

Finalmente dejó un mensaje para todos los padres pidiendo que le crean a sus hijos. "Cuando veo casos de abusos se me revuelve todo. Necesito hacer algo, una fundación o algo para ayudar a los niños y a las chicas abusadas, ayudar de alguna forma", reveló.

 

Nestor Monzon justicia.jpg
El sacerdote Néstor Monzón cuando pedía "justicia por la nena". Tres jueces coincidieron en que el abusador fue él y lo condenaron a 16 años de prisión en diciembre de 2019. También le quitaron el estado clerical tras un juicio canónico.

Temas en esta nota

Néstor Fabian Monzón