ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/39136

Veredicto: El sacerdote Monzón redujo a los niños a la condición de objetos, humillándolos y ultrajándolos con la única finalidad de satisfacer sus más bajos y reprobables instintos sexuales.

Para el tribunal que lo condenó, Néstor Fabián Monzón redujo  a los niños a la condición de objetos, privándolos de su más elemental dignidad humana, humillándolos y ultrajándolos gravemente, con la única finalidad de servirse de ellos para satisfacer sus más bajos y reprobables instintos sexuales.

Lo expresó en estos términos:

"¿Puede inferirse, por la forma en que se desarrollaron los hechos y por las características de los dos niños de corta edad que surgen como víctimas, que Néstor Fabián Monzón sometió a (nombra a la niña víctima) y a (el nene víctima), reduciéndolos a la condición de objetos, privándolos de su más elemental dignidad humana, humillándolos y ultrajándolos gravemente, con la única finalidad de servirse de ellos para satisfacer sus más bajos y reprobables instintos sexuales?. 

La respuesta, sin el menor atisbo de duda, es afirmativa. 

En razón de ello podemos tener por suficientemente configurados todos los elementos objetivos del tipo escogido, y debemos concluir que por el hecho del que se trata y las características en el que el mismo se desarrolló, resulta más que evidente que el encartado actuó con pleno conocimiento y voluntad de realización de aquellos, razón por la cual obró con dolo directo, único posible en la especie", y recuerdan que "era ministro de un culto reconocido al momento del hecho, lo cual permite tener por configurada la agravante del artículo 119, inc. b, del Código Penal".

El 18 de diciembre de 2019, el tribunal compuesto por los jueces Claudia Bressán (presidente), Martín Gauna Chapero y Santiago Banegas, en nombre del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe, condenó por unanimidad al sacerdote Néstor Fabián Monzón, DNI N° 20.192.635, como autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, calificado por ser el imputado ministro de un culto reconocido, en perjuicio de dos menores en concurso real, con costas y accesorias legales, a la pena de 16 años de prisión de cumplimiento efectivo, conforme lo disponen los artículos 12, 40, 41, 45 y 119 segundo párrafo y tercer párrafo, inciso B, 12, 45 y 55 y concordantes del Código Penal y 331, concordantes y siguientes del Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe. Fue absuelto "por el beneficio de la duda" de haber producido un daño grave en la salud de la víctima en perjuicio de ambos menores. Al respecto el tribunal no dudó en señalar que el grave daño a la salud fue probado en el juicio, pero señala una falencia en los acusadores quienes omitieron reprocharle el daño psíquico, lo que podés leer en este resumen de los fundamentos que aquí ofrece ReconquistaHOY. Una apostilla: Ghio lo había hecho en un momento, pero desistió en el alegato final, lo que fue una gran sorpresa. El resto pidió la condena por el grave daño a la salud, pero solo hicieron hincapié en la transmisión del HPV, lo que no pudieron demostrar que fue culpa de Monzón; y al respecto también  en sus fundamentos el tribunal les señaló otra falencia: no haberle hecho ni a Monzón ni a la niña "los estudios de biología molecular que hubieren podido revelar el ADN del virus, desoyendo con ello las recomendaciones vertidas por el jefe del cuerpo médico forense de la Corte Suprema de la Justicia Provincial, el Dr. Pascual Pimpinella, revelando con ello un completo desperdicio de la opinión del experto consultado a tales efectos".

Al concluir la feria de enero el tribunal dio a conocer los esperados fundamentos de la condena.

El Tribunal unánimemente no duda que los hechos de abusos sexuales fueron probados y que fueron autoría y responsabilidad penal del sacerdote Néstor Fabián Monzón.

 

Temas en esta nota

Caso Néstor Monzón
Notas Relacionadas