ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/39391

Condenaron a un hombre de Avellaneda que según él le sacó el arma de fuego a su hijo para evitar que pase lo peor.

(...o bien le hicieron una buena rebaja para dar por terminado el caso con la condena evitando el juicio).

rodriguez 4.jpg
Víctor Sosa al firmar su condena el 27 de febrero de 2020.

Víctor Sosa, DNI 13.659.047, con domicilio en calle 118 al 225 del Barrio Cooperación Norte de la ciudad de Avellaneda, fue condenado a la pena de 1 año y 2 meses de prisión de ejecución condicional. Además le impusieron que no deberá drogarse ni emborracharse ni cometer otro delito porque caería la condicionalidad de la prisión.

En un proceso abreviado que evitó el juicio por acuerdo de todas las partes, fue condenado penalmente responsable del delito de portación ilegitima de arma de fuego de uso prohibido en carácter de autor.

Suscribieron el acuerdo el fiscal Alejandro Rodríguez, la defensa pública Silvia Zabala y el juez penal Gonzalo Basualdo.

El hecho fue el 13 de noviembre de 2015 a las 13:40 horas, cuando en el Barrio Cooperación de Avellaneda hubo un desorden de magnitud. El fiscal le había imputado a Víctor Sosa que desde la puerta de su casa efectuó varios disparos con una escopeta casera (tumbera) la que luego fue secuestrada. Había calificado el hecho como portación ilegitima de arma de fuego de uso prohibido en concurso ideal con abuso de arma, artículos 45, 189 inciso dos párrafo cuarto, 104 y 54 del Código Penal, pero para facilitar el acuerdo, el fiscal desistió de la acusación por el abuso de arma y la condena salió solo por la portación indebida, que prevé condena de 1 a 4 años de prisión (Art. 189 bis párrafo 6 del C.P.A.) Lo arreglaron casi con el mínimo: 1 año y 2 meses de prisión condicional. La motivación que manifestaron las partes es la edad, la instrucción y la ausencia de antecedentes penales.

El 06 de julio de 2017, cuando se hizo la audiencia preliminar al juicio, Víctor Sosa había declarado que solamente portó el arma pero no los disparos. Sostuvo que se la había quitado a su hijo, pero en ningún momento disparó.