Escucha Radio Diez en vivo
Clasificados Hoy BeneficiosHOY
Si tenés síntoma de Covid no salgas de tu casa, llamá al 0800-555-6549 y seguí las instrucciones. Dónde denunciar violación a la cuarentena, abuso de precios y violencia de género, y más info.
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/40795

Juez de Cámara confirmó fallo de primera instancia contra un preso que había pedido prisión domiciliaria.

La defensa argumentó que las vetustas instalaciones carcelarias no garantizan evitar el contagio de Coronavirus y que esta situación lo convierte en un excluido social.

José Mantaras juez 16052019.jpeg
José Mántaras, juez de cámara.

El juez de la Cámara Penal de Apelaciones José Mántaras, denegó un Habeas Corpus presentado por Eduardo Ramón Gómez, confirmando así el fallo de primera instancia dictado por el juez Martín Gauna Chapero, quien ya le había negado la prisión domiciliaria.

La defensa argumentó que Gómez padece hipertersión arterial y que las vetustas instalaciones carcelarias no garantizan evitar el contagio del Covid-19 y que esta situación lo convierte en un excluido social.

Gómez está condenado hasta el 11 de mayo de 2023 por abusos sexuales reiterados, agravados por el vínculo y por la situación de convivencia y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la situación de convivencia, este último caso en grado de tentativa. La pena es de 7 años y 11 meses de prisión.

 

El veredicto de Cámara Penal de Apelaciones:

VISTOS:

Estos caratulados “Gomez, Eduardo Ramón s/ ejecución de la pena (apelación rechazo habeas corpus) (03000)” registrados bajo la CUIJ 21-06257605-4, y de los cuales;

RESULTA:

Que con motivo de la presentación de un recurso de habeas corpus interpuesto por el SPPDP el 26 de marzo del año en curso en favor del interno condenado Eduardo Ramón Gomez, el Sr. Juez de la IPP, Dr. Gauna Chapero, resolvió mediante resolución 183/20, no hacer lugar a la prisión domiciliaria en favor del mismo, disponiendo asimismo que la Dirección de la Unidad 10 del Servicio Penitenciario adopte la implementación de medidas sanitarias en resguardo de su salud.-

Contra esta decisión, la Defensa Pública formaliza un recurso de apelación el que es puesto a consideración de esta alzada.- Interín, se requiere informes a la citada Unidad Penitenciaria respecto a la situación legal y actualización de los informes agrupados en las actuaciones administrativas, ingresando con ellos los autos para estudio y resolución.-

En apretada síntesis, los agravios de la defensa consisten en que lo decidido afecta el principio de defensa en juicio por la falta de fundamentación y arbitrariedad, al principio de humanidad de la pena, al de no discriminación, al debido proceso legal, citando para el caso jurisprudencia y ofreciendo pruebas.-

Expresa sus agravios en la circunstancia de que se ha considerado la alta pena aplicada a Gomez y que en la Unidad de alojamiento no se registran casos del COVID, tanto sea en la población penal como en el personal penitenciario.-

Con relación al monto punitivo, descarta su motivación por que no es el fin de la pena, sino la modalidad de su cumplimiento, y que en tal sentido Gomez padece un cuadro de hipertensión arterial preexistente como factor de riesgo acorde lo aconsejado por la OMS, criticando los informes médicos del Servicio Médico Penitenciario.-

Agrega que con motivo de las medidas de aislamiento, su tutelado no recibe visitas familiares, que las instalaciones del lugar de alojamiento son vetustas, que el Tribunal no ha merituado que este encierro no garantiza la chance de evitar el contagio y que esta situación lo convierte en un excluido social.-

Así resumidos los agravios, y ahora;

CONSIDERANDO:

Que de todo este formato, concretamente, se advierte una genérica disconformidad de la apelante sustentada exclusivamente en los ya citados aspectos críticos, los que si bien son atendibles, no reflejan en el caso que la resolución alzada sea calificada de arbitraria y carente de fundamentación, todo ello con entidad para producir el menoscabo a los principios de humanidad en la ejecución de la pena.-

Advierto que el a quo comienza sus consideraciones precisamente aludiendo al principio de humanidad, pasando luego a la disposición legal que contempla el artículo 10 del Código Penal y en la especie a las taxativas situaciones previstas en el artículo 32 de la Ley 24.660.-

Para tal cometido se ha munido de los informes de la Dirección de la Unidad de alojamiento - quienes son los encargados y custodios del sistema operacional del proceso ejecutivo de la pena - de cuyo contenido puedo observar que Gómez efectivamente presenta un cuadro de hipertensión arterial, pero que se encuentra medicado, controlado y en buen estado de salud (fs. 12v)

Asimismo hace saber, que para el eventual caso de presentarse síntomas compatibles con el COVID se han habilitado sectores en el penal para el alojamiento unicelular, y asimismo, siguiendo lineamientos protocolares se coordinó con la Dirección del Hospital de Vera el acondicionamiento de una Sala para la internación de pacientes detenidos.-

Para mayor abundamiento me impongo del informe del Dr. Bernardi, numerario del Servicio Médico de la Unidad 10 de Santa Felicia, en el cual de manera amplia y pormenorizada da cuenta de la situación general de las medidas de bioseguridad y particular del interno Gomez ( fs. 14-15)

No puede pasar inadvertido que la resolución atiende especialmente a las consecuencias de la gravedad del delito cometido por interno peticionante, extremo de trascendente importancia en resguardo de potenciales víctimas menores que habitarían el mismo lugar, máxime y como se lo cita, “..no existe constancia respecto de la progresividad en el Taller de reflexión grupal destinado a internos condenados por delitos sexuales..”

Otro aspecto a considerar, es el endeble argumento de que su alojamiento en prisión efectiva tenga entidad para agravar las condiciones de salud, eventualidad que solo se sostiene en pronósticos o genéricas conjeturas desprovistas de todo rigor probatorio, tomando en consideración, que a la fecha, no se registran casos de COVID en toda la región del norte santafesino, y menos aún en la citada Unidad Penitenciaria.-

Especial mención merece el informe ambiental que la defensa presenta para fundar su objetivo, documento en el que la Licenciada Firpo describe “...La vivienda es muy precaria, hecha de lona, chapas y barrotes. La misma consta de un solo ambiente, piso de tierra natural, no cuenta con baño ni letrina. Carece de suministro de agua potable y energía eléctrica..” o sea, un lugar, no solo desprovisto de las mínimas condiciones necesarias para preservar su salud, sino también, en plena zona rural donde el acceso para los eventuales controles cautelares son dificultosos, y para ello, basta tan solo detenerse en la lectura del citado informe “...se toma el camino de la ruta N° 30 también de ripio, se hacen unos 30 km aproximadamente para llegar a la escuela de la Sombrilla, de allí 9 km más aproximadamente hacia el norte por la misma ruta se encuentra el domicilio constatado...”

En cuanto a los informes solicitados por este Tribunal, la Dirección de la U. 10 ratifica lo oportunamente informado por el Servicio Médico, y adjunta el informe de “situación legal de detenido” en el cual consta que Gomez, Prontuario 96,208 Sec. IG UR XIX ingresó al establecimiento el 11 de noviembre del 2015, y la sentencia alude a que fue condenado por ser autor del delito de “...Abuso sexual reiterado, agravado por el vínculo y por la situación de convivencia (art. 119 primer y quinto párrafo del CP) y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la situación de convivencia (art. 119 tercer y cuarto párrafo inc. b) y f) del CP, este último en grado de tentativa, conforme lo dispuesto por arts. 42, 43 y 44 del CP,ambos en concurso real conforme art. 55 de idéntico cuerpo legal...” a la pena de 7 años y 11 meses de prisión, cómputo cuyo vencimiento opera el 11 de mayo del 2023.-

No puedo obviar y lo destaco fundamentalmente, que estamos en presencia de un grave delito, de aquellos que repugnan, laceran y conmueven a la sociedad, no constando siquiera que la víctima haya tomado conocimiento y mucho menos intervención, habida cuenta que la ofendida por estos aberrantes actos fue su propia hija a partir de sus diez años de edad.-

Analizados los presupuestos habilitantes de esta denuncia en grado de apelación, he de rechazar in límine el recurso deducido por la defensa por no verificarse, ni probarse concretamente ningún elemento causal, serio, verosímil, que en mérito a esta excepcional tragedia que padece la humanidad, encuadre en las previsiones enumeradas en el inciso 3ro del art. 370 del CPP.-

Sin perjuicio de ello, en base a los informes glosados a estas actuaciones, ratificar y mantener vigentes las condiciones de control sanitario ordenadas en el punto II) de la resolución alzada.-

En consecuencia, este Tribunal Unipersonal de Segunda Instancia del fuero penal de la Cuarta Circunscripción Judicial con asiento en los Tribunales de la ciudad de Vera, en nombre del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe,

RESUELVO:

1 – No hacer lugar y rechazar in límine el recurso de apelación interpuesto por el SPPDP en favor del interno Eduardo Ramón Gomez al no verificarse los requisitos que habilitan su admisibilidad.-

2 – Ratificar y mantener vigentes las condiciones de control sanitario dispuestas en la resolución apelada.-

3 – Regístrese, notifíquese y oportunamente archívese.-

15 de mayo de 2020.

Somos ReconquistaHOY

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16:00 a 21:00 hs en tu celular o cualquier dispositivo conectado a internet.
  Escucha Radio Diez en vivo
  Contactanos por WhatsApp 3482-552285