ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/41624

El gobernador dispuso la intervención del Ente Puerto Reconquista por varias irregularidades.

Aquí el decreto de Omar Perotti con los fundamentos y un reportaje de Gustavo Raffin a quien elevó el lapidario informe, ahora designado interventor.

Dr. Martín Deltín, interventor del Ente Puerto Reconquista.

El gobernador de la provincia Omar Perotti dispuso la intervención del Ente Administrador del Puerto Reconquista y designó interventor al Dr. Martín Sebastián Deltín, quien ya estaba al frente del Ente Puerto en representación del gobierno provincial, que además le encomendó a la Sindicatura General de la Provincia que efectúe una auditoría integral del ente, con facultades de ampliar los alcances de la misma en la medida que su proceder así lo justifique.

En su decreto, el gobernador señala que para tomar la decisión tuvo en cuenta la "gravedad" del "informe denuncia" de su representante, que destaca que la "Terminal A" del puerto (espacio operativo de cargas y almacenamiento de granos y aceites) "está inactiva y sin operaciones desde al año 2004"; desde hace 16 años que "no efectúa un embarque ni movimiento portuario alguno, no realiza depósito de cereales y afines, ni acciones tendientes al uso comercial, por sí o por terceros, configurándose así un apartamiento del destino comercial del puerto, lo que no solo representa un claro incumplimiento de la concesionaria al no garantizar una carga mínima de la principal obligación contractual, sino que además conlleva responsabilidades de las autoridades del Ente Puerto en la explotación del puerto comercial como tal, y concurre, cuanto menos en negligencia o abandono de sus funciones de contralor".

 

Hay un claro incumplimiento de la concesionaria.

 

También el gobernador justifica la intervención en lo que sucede con la "Terminal B" del mismo puerto, cuyas instalaciones están destinadas al uso privado, por lo que "claramente ha cesado y abandonado su destino comercial, dando solo cabida a la actividad recreativa privada, en abierta y prístina violación del destino del puerto previsto por la ley".

Reprocha además el "monopolio a favor de permisionarios o concesionarios", lo que esta "vedado".

En su decreto, el gobernador también menciona que según surge de las Actas del Directorio, se observa en cuanto al régimen de organización y ejercicios de cargos, una confusión de funciones y responsabilidades, lo que puede ser considerado, en principio, un apartamiento de la Ley y su reglamentación en cuanto al régimen de organización del órgano de conducción; Que en este marco se informa sobre un grave incumplimiento en cuanto a la Fiscalización y Control, no respetándose el esquema de auditoría externa, y siendo el propio Síndico en ejercicio, quien oficiara de contador del Ente, confeccionara, suscribiera y a la vez desempeñara el rol de auditor externo de los Estados contables, y asimismo su estudio contable llevara la administración económico-financiera del Ente; Que se presenta un evidente incumplimiento de la fiscalización y control que implica una auditoría externa, una incompatibilidad ética y confusión de roles, que hacen al desbalance de la figura propuesta por la Ley; Que, en el mismo sentido, se suma la situación de que uno de los directores fue designado apoderado legal del Ente; Que todo ello deriva en que el desenvolvimiento institucional del Ente Puerto resulte cuestionable fundadamente por las conductas administrativas contradictorias con ciertos estándares valorativos, entre los que cabe resaltar el apego a normas éticas y al accionar transparente y que amerita ser rectificado".

También destaca -entre otros hechos- que a excepción de los representantes de la Municipalidad y de los trabajadores, los demás nombramientos se encuentran vencidos y por otra parte no existen registros de haber cumplido en tiempo y forma con la obligación de elevar al Poder Ejecutivo el balance general al 31 de diciembre de cada año.

Finalmente el gobernador Omar Perotti señala en su decreto de intervención, una denuncia de su representante en el Ente Puerto, por una actividad no autorizada de la balsa, el 26 de mayo de 2020.

Entrevistado por Gustavo Raffin en la tarde de ReconquistaHOY, este miércoles 01 de julio de 2020, el interventor Martín Sebastián Deltín, señaló que la concesionaria "Río del Norte s.a.", conformada por Vicentín y Buyatti, por contrato debería mover como mínimo 200.000 toneladas por año, pero que en 16 años no se movieron ni cien toneladas , y que el espacio concesionado solo se usó para el estacionamiento de lanchas y autos. El contrato expira en el año 2028.

Consultado por los planes que tiene la provincia para con el Puerto de Reconquista, confirmó que empezaron con el Intendente de Reconquista a escuchar el pedido de las distintas peñas pesqueras,  también del concurso de pesca del Surubí, que quieren ingresar al puerto.