ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/41741

Está en prisión preventiva un joven que usó el arma de su padre policía para amenazar a su ex pareja con un tiro en su vivienda donde además se enfrentó con un testigo.

Está en prisión preventiva un joven que usó el arma de su padre policía para amenazar a su ex pareja con un tiro en su vivienda donde además se enfrentó con un testigo.
Fiscal Rodrigo Gonzalez.

Ariel Maximiliano Garay, 18, fue imputado por los delitos de portación ilegal de arma de guerra y amenazas agravadas, y el juez Santiago Banegas declaró legal la detención, abrió la investigación penal preparatoria y dispuso que permanezca en prisión preventiva por 30 días.

De la persecución penal se ocupa el fiscal Rodrigo González, mientras que al imputado lo asiste el defensor público Orlando Toniolo

Según describió el fiscal, el hecho imputado ocurrió el sábado 04 de julio a las 08:00 horas, cuando Ariel Garay fue a la casa de su ex pareja en el Barrio Don Héctor, a quien la amenazó y le exigió que lo deje entrar a la vivienda ejecutando un disparo con el arma de fuego reglamentaria que el Estado Santafesino asignó a su padre, quien es policía y dispone de una pistola 9 mm marca Bersa con 11 municiones en el cargador.

Tanto el examen del dermotest como también la pericia al arma arrojaron resultados positivos, señaló el representante del Ministerio Público de la Acusación en la audiencia realizada en los tribunales de Reconquista el lunes 6 de julio de 2020. Calificó el hecho como portación de arma de guerra y amenazas agravadas en concurso ideal de delitos en calidad de autor, artículos 189 bis inciso segundo, 149 bis, 45 y 54 del Código Penal Argentino, que contempla una pena mínima de 5 años de prisión de cumplimiento efectivo (máximo 15 años).

A la hora de discutir las medidas cautelares, el fiscal pidió la prisión preventiva sin plazo porque considera que existen riesgos procesales porque la ex pareja de Garay es la principal testigo del hecho, y es a ella a quien amenazó con intenciones de ingresar a su domicilio. Además existen elementos probatorios suficientes de la autoría de los delitos, incluso la policía lo encontró en el lugar con el arma en su poder y se trenzó a golpes con un testigo, al que también hay que proteger. Además sostuvo que existe el peligro de fuga.

Luego de entrevistarse a solas con el imputado, su defensor dijo que Garay es "inocente". Además reveló que habló con el padre, quien le manifestó que su hijo tiene problemas de adicciones y está recibiendo atención psiquiátrica con tratamiento ambulatorio a cargo del Dr. Lukaszuk, por lo que pidió que lo dejen en libertad con restricciones bajo la guarda de su padre, el policía Rubén Garay, quien está separado, por lo que viviría con él y con su abuelo. Y en caso de que el juez disponga medida privativa de la libertad, le solicitó que la misma sea por tiempo limitado, no sin límites como pidió el fiscal.

Una vez escuchadas las partes, el juez declaró la legalidad de la detención, abrió la investigación penal preparatoria y dispuso que permanezca en prisión preventiva por 30 días (vencerá el día 6 de agosto de 2020 a las 19:00 horas).