ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/41759

El drama de la extrema pobreza contado en primera persona. La madre de una de las familias que fueron desalojadas del asentamiento del terraplén dijo que no cree en las promesas de los políticos.

El drama de la extrema pobreza contado en primera persona. La madre de una de las familias que fueron desalojadas del asentamiento del terraplén dijo que no cree en las promesas de los políticos.
Vanesa Castillo necesita que la ayuden para abrigar a su familia y darles de comer.

ReconquistaHOY visitó el comedor infantil del barrio Virgen de Guadalupe, ubicado en manzana 8 lote 21 donde tres familias fueron albergadas después de ser desalojadas del asentamiento del terraplén del sector norte de la ciudad de Reconquista. 

Vanesa Castillo, 32, contó que funcionarios municipales le comunicaron por teléfono que tenían que dejar su precaria vivienda instalada en el terraplén Norte, “nos tiraron con los chicos acá”, dijo Castillo en la charla con Gustavo Raffin.  Explicó que su pareja está construyendo un rancho en el terreno que la municipalidad de Reconquista le asignó. 

Contó que en el terraplén hace más de siete años que vivía, agregó que era de Avellaneda. “Está un hermano mío que se llama Miguel Castillo, en ese lugar mi pareja armó un rancho para mí, era de chapa y nylon”, explicó. 

Mi esposó ya terminó el rancho en el asentamiento Sur de Guadalupe”, contó Castillo, que además comentó que se van a quedar en el comedor infantil porque tienen sus cosas mojada, “mi marido hace changas y tengo el salario de mis nenes, mi hijo tiene problema respiratorio y yo tengo problemas de riñones”, detalló Vanesa Castillo. 

pobres.jpg
Las familias que ahora están en el comedor infantil del barrio Guadalupe.

Ahora perdimos todo, cuando me llamaron me exigieron que tenía que desarmar, no quería problema con la policía. Hoy con la topadora tumbaron el rancho. Perdimos lo poco que teníamos”, señaló. 

Detalló que necesita ropa, calzados y alimentos no perecederos, “no te imaginas como se sufre”, indicó Castillo. Contó además que donde estaban cada vez que llovía perdían todo, porque su casa estaba hecha con chapas usadas y el nylon roto. 

 

Si yo pudiera hacer una pieza de material las cosas me durarían más tiempo.

 

Creo en Dios, pero no en los políticos, ellos  te quieren comprar con un bolsón de mercadería. Va a pasar todo esto y se van a perder los políticos”, remató Vanesa Castillo que antes de cortar dejó su número para que los oyentes del programa puedan colaborar con ella y su familia: 3482703326.

Temas en esta nota

Vanesa Castillo