ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/42124

Condenaron a Lezcano por violaciones contra su hijastra (o hija) a pesar de contar con una aliada increíble: la madre de la víctima, quien incluso se casó con él. Historia de terror.

El fiscal cree que el condenado es padre biológico de la víctima, porque cuando embarazó a la madre fugó; luego regresó, y después de haber sido denunciado por las violaciones reiteradas, la madre de la menor reforzó su vínculo con el acusado, ya que del concubinato pasó al matrimonio.

Condenaron a Lezcano por violaciones contra su hijastra (o hija) a pesar de contar con una aliada increíble: la madre de la víctima, quien incluso se casó con él. Historia de terror.
Javier Andres Lezcano, firmando su condena luego de escuchar el veredicto del juez.

Javier Andrés Lezcano, 38; DNI 30.100.795, domiciliado en barrio La Roseta de la ciudad de Avellaneda, Santa Fe, fue condenado este martes 28 de julio de 2020 a la pena de diez años de prisión por el delito de abusos sexuales con acceso carnal reiterados, doblemente agravado, por haber sido cometido por el encargado de la guarda y contra una menor de dieciocho años aprovechándose de la situación de convivencia preexistente con la misma. Fiscalía había pedido once años de prisión. Los artículos aplicados para la condena son: 45 y 119, párrafo tercero, incisos b, y f; y 55 del Código Penal Argentino.

 

Lezcano comenzó abusando mediante manoseos y luego pasó a los accesos carnales.

 

La sentencia fue dispuesta por el juez del juicio, Gustavo Gon y leída públicamente este martes 28, luego del juicio que había comenzado el lunes 20 de julio de 2020.

Lezcano fue asistido por el defensor público Orlando Toniolo; y la persecución penal estuvo dirigida por el fiscal Rubén Martínez y durante el juicio continuó Aldo Gerosa.

Luego de escuchar el veredicto, el fiscal Gerosa se mostró "muy conforme, aunque me pareció relativamente baja" la condena.

Confesó que durante el desarrollo del juicio se convenció que "se podría haber pedido más" condena; y resaltó como "muy bueno" el trabajo de investigación dirigido por el fiscal Rubén Martínez.

Recordó que los hechos sucedieron en los años 2010 y 2014 y que el condenado sería el padre biológico de la nena, pero no la reconoció porque se escapó cuando se enteró que la madre estaba embarazada.

 

El condenado sería padre biológico de la víctima.

 

Indicó que Lezcano comenzó abusando mediante manoseos y luego pasó a los accesos carnales, hasta que su víctima no soporto más la situación, se escapó, dio a conocer los hechos, y ahí empezó lo que definió como "otra historia", en referencia a las coacciones (amenazas) para que volviera al núcleo familiar y de esa manera silenciar la principal fuente de información que había, lo que se evitó por la "intervención eficiente" en este caso del equipo de la Municipalidad de Avellaneda y de la Subsecretaria de los derechos de la niñez, adolescencia y familia; y luego de la investigación del doctor Martínez.