ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/42840

AUDIO: Wingeyer contó en ReconquistaHOY el daño causado en su emprendimiento apiario en zona de islas de Romang. El cuánto del perjuicio. Hay sospechosos.

"Tristeza, dolor e indignación". Aquí también el escrito de su hija por los daños causados por un incendio que no solo destruyó el emprendimiento de miel orgánica, sino que también fue un atentado contra la naturaleza toda.

El daño alcanzó a 60 panales de abejas construidas sobre una cota de 1,20 metros, más la casilla equipada con 3 camas cucheta, bombeador, motor eléctrico, heladera, cortadora de pasto, y otros bienes propios para el trabajo, lo que Mario Wingeyer estimó en $1.500.000.-, que puesto en isla tiene otro valor; porque al lugar se llega navegando en situaciones normales del río; y ahora -por el bajo caudal- hay que pasar en canoa el Río San Javier, luego caminar 9 Km., pasar 4 zanjones con el agua por el pecho y finalmente nadar dos zanjones, todo lo que tuvo que hacer el propietario para llegar a ver el desastre causado por el fuego. Pero a todo eso hay que agregar el daño causado a la naturaleza: flora y fauna destruida, el daño que no se mide, pero se valora.

Anticipó que hay un sospechoso de haber causado el desastre, está convencido que el fuego fue iniciado en la misma casilla o al lado, tal vez después de robar. Descree del incendio accidental, ni siquiera acepta la teoría de que alguien inició el fuego con otra intención, pero lo traicionó el cambio de viento.

Wingeyer contó que fue bombero e incluso hacía peritajes, tiene experiencia.

Nos contó también que hace 22 años es productor apícola. Tiene panales también en varios campos y su propia sala de extracción y envasado con todas las normativas de ley; y hace 40 que tiene un taller de chapa y pintura.

EL IMPACTANTE MENSAJE DE SU HIJA

"En estas fotos queremos mostrar y expresar la tristeza, el dolor, la indignación, los años de esfuerzo, lo poco que le importa a algunas personas la naturaleza, los animales, la vida, prendiendo fuego en las zonas de isla, vaya a saber con qué intensión ni con que motivo sabiendo de los daños que generan y que son irreparables.

Colmenas orgánicas que mí familia tenía producto de su esfuerzo, el rancho que tenía más de 40 años, el cual es parte de nuestra infancia y de nuestras vidas, con un enorme valor sentimental, todo quedó perdido en las cenizas, quemaron todo lo que nos representa, quemaron parte de nuestra vida.

Queremos difundir está situación, para que se tome conocimiento público, para que se haga justicia!, por nosotros y por tantas otras familias que también pasan por lo mismo.

Que se haga justicia por nuestra naturaleza!. Por nuestros animales, por nuestras plantas, nuestra tierra, nuestros ríos..

Que los que provocaron esto paguen por las consecuencias y entiendan el daño q a ellos mismos se hacen y nos hacen!!

Queremos justicia!!!", concluye el mensaje de Yanina Wingeyer.