ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/43030

Ladrón desobediente: un juez lo había dejado en libertad con la condición que se porte bien, pero incumplió la restricción impuesta y volvió a robar. Sumó dos condenas en 7 meses.

Para defenderlo, una funcionaria judicial había dicho que ese joven era víctima de la policía y del Estado. Aquí los detalles.

Maximiliano Mauricio Pereyra, alias "Amaranto", 27, nacido el 30 de septiembre de 1992 y con último domicilio conocido en el Barrio Belgrano de la ciudad de Avellaneda, quien dijo ser albañil, fue condenado el 15 de septiembre de 2020 a la pena de 4 años de prisión de efectivo cumplimiento, por los delitos de robo agravado por ser en despoblado, en concurso real con desobediencia a un mandato judicial, en calidad de autor, artículos 167 inciso 1, 239, 55 y 45 del Código Penal.

Esta condena fue en procedimiento abreviado acordada por Pereyra, la defensora pública María Noel Severo y el fiscal Aldo Gerosa, y avalada por el juez Gonzalo Basualdo.

Los hechos imputados por el fiscal:

Primer hecho, ocurrió el día jueves 06 de diciembre de 2018 en horas de la mañana, cuando ingreso ilegítimamente luego de  romper el portón que protegía la puerta-ventana del sector cocina comedor y luego los vidrios de dicha puerta-ventana del domicilio de Milena Andrea Galarza y de Walter Omar Cucit ubicado en Ruta Nacional 11 km 797, zona rural de Avellaneda, aprovechando que los propietarios no se encontraban en el lugar, ya que habían salido una hora para realizar compras; y en tal circunstancia usted se apoderó ilegítimamente y sustrajo una garrafa de 10 kg., un bolso de trabajo, una amoladora, un par de zapatillas de fútbol 5, una gorra, una bolsa de carne, un bolso de bebé; y herramientas varias de mano, trasladando todo lo sustraído en una bicicleta hacia la ciudad de Avellaneda.

Segundo hecho, pese a estar ordenado por el juez penal Gonzalo Basualdo en la audiencia en la que estuvo presente usted como imputado, en relación a los autos caratulados Pereyra Maximiliano s/Robo calificado, CUIJ Nro. 21-08003944-9 y 21-06664597-2, conforme resolución de fecha 02/11/2018, incumplió con la orden del juez de concurrir semanalmente a la Comisaría Tercera de Avellaneda a dejar constancia con su firma de su presencia en la ciudad, y con la prohibición de salir del radio urbano de Reconquista y Avellaneda. Encima salió para cometer otro delito, que fue el motivo de esta condena, además de esta desobediencia.

 

OTRA CONDENA EN 7 MESES

El 14 de febrero de 2020, "Amaranto" Pereyra ya había sido condenado a la pena de 5 años y 6 meses de prisión por otro robo en la zona rural de Avellaneda.

Fue en el kilómetro 798, donde vive Néstor René Petroli, donde ingresó rompiendo la cerradura del ingreso principal de la casa, este hecho ocurrió el día 29 de octubre de 2018, entre las 16:00 y las 20:10 horas, oportunidad en que robó una Notebook, una desmalezadora con motor de 4 tiempos marca Honda, una garrafa de 10 kilos cargada, una cámara fotográfica digital Cassio con su batería y la tarjeta de memoria que se encontraba dentro de un estuche de color negro. Estos elementos fueron recuperados en menos de 12 horas en el domicilio que ocupaba Pereyra, con su pareja entonces en el barrio Belgrano de Avellaneda, desde ese lugar se secuestró la mayoría de los elementos robados, menos la desmalezadora que fue encontrada a unos 200 metros del lugar donde ocurrió el hecho.

Petroli contó el drama de vivir en las afueras de Avellaneda donde fue para buscar tranquilidad y en poco tiempo le entraron a robar dos veces, lo que le trajo problemas de salud. Contó que "a raíz del robo, del stress que tuvimos, tuvimos que ir a un médico a Paraná porque yo tuve un problema intestinal a través de los nervios, una situación muy rara y me cambió mucho para mal la vida, como yo lo dije en el juicio y no me voy a cansar de decirlo, fue el peor día de mi vida, porque ahora tenemos que tener un cuidador, no sos digno de vivir en tu casa tranquilo". (febrero de 2020).

 

PARA LA DRA SEVERO, PEREYRA ES VÍCTIMA DEL ESTADO. 

La defensora pública María Noel Severo es quien asistió a "Amaranto" Pereyra en las dos condenas recientes (febrero y septiembre de 2020). En ocasión del primer juicio, había pedido al juez que se pregunte "quién es Maximiliano Pereyra"; y contestó ella misma diciendo que es un joven que tiene un hermano de 9 años con discapacidad y una tía que se llama Ramona, también con discapacidad y con quien vivía. "Su familia es humilde y trabajadora... Maximiliano es una persona de esfuerzo, un joven de casi 30 años sin antecedentes penales (hasta ese momento, ahora ya sumó dos condenas en siete meses) no es una persona que viva del delito, es una persona de esfuerzo, humilde y muy querido por su familia y amigos, contrariamente a lo que quiere demostrar el fiscal estigmatizándolo socialmente con el mote de “delincuente”.

Aseguró entonces que el Estado recién se acordó de Maximiliano a sus casi 30 años "y de la forma menos contenedora posible, que es a través de la Justicia Penal, fruto de una persecución constante y permanente que sufrió tanto el cómo su familia, en su domicilio".

 No es todo, la defensora pública le había pedido al juez Basualdo que no considere las pruebas acercadas por la policía, ni la planilla prontuarial ni el informe socio ambiental hecho por la policía, ya que considera que son "constructores de perjuicios sociales y estigmatizantes". Sostuvo que el joven Pereyra era víctima de la "persecución policial injusta" y eso lo ha "padecido". (Fue en febrero de 2020. De ahí para acá, Pereyra sumó dos condenas).