ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/43195

Echaron del Hospital al empleado que participó de un violento asalto a un matrimonio de Calchaquí. La resolución oficial.

Abel Campos.
Vivienda donde fue el asalto el miércoles 29 de julio de 2020.

Germán Beckley, oriundo de Vera pero radicado en Reconquista hace varios años, ex empleado de varias casas de comercio en Reconquista y en una ladrillería de la ciudad de Avellaneda, ahora también es ex empleado del Hospital Regional con asiento en Reconquista, ya que la ministra de Salud de la provincia, Dra. Sonia Martorano, firmó la Resolución Ministerial N° 0680 que dejó "sin efecto la designación dispuesta por Decreto N° 3406/19 del señor Germán Exequiel Beckley", quién revistaba como Personal Suplente (Interino), agrupamiento Servicios Generales (Categoría 1), con funciones de Mucamo en el Hospital Central de Reconquista. También dispuso dar intervención a la Dirección General de Personal "a fin de dejar constancia a los fines de evitar que la conducta del nombrado quedé en el olvido ni pase desapercibida por los organismos de control".

Esta decisión ministerial fue firmada el 21 de septiembre de 2020, un mes después que el Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe condenó a Beckley por el violento asalto al matrimonio compuesto por Nelva, 77; y Abel César Campos, 78 años, en la vivienda familiar que habitan en la calle Sargento Cabral, en el centro de la ciudad de Calchaquí.

La condena es de tres años de ejecución condicional por el delito de robo calificado por ser en poblado y en banda, arts. 45 y 167, inc. 2° del Código Penal.

"Ella sufrió un poco más, es más sensible a estas cosas, a ella la trataron peor que a mí, tiene una quebradura en el brazo y golpe en la cara ", contó entonces el señor Campos entrevistado por Gustavo Raffin en la tarde de ReconquistaHOY, posterior a la condena por la que mostró sorpresa. Dejó toda la sensación que a las víctimas no le explicaron bien el acuerdo que estaban firmando, ya que pensó que al menos los malhechores completarían en prisión los 60 días acordados inicialmente para la prisión preventiva, cosa que no ocurrió. Pasa que en ese transcurrir de los días, el abogado Gabriel Baucero consiguió un fenomenal acuerdo con el fiscal Gustavo Latorre, avalado por el juez Martín Gauna Chapero, para que devuelto todo el dinero y las joyas robadas, y decomisada el arma de fuego, los tres asaltantes: Germán Beckley (empleado del hospital Reconquista), Santiago Ayala (empleado en Ladrillería Scarpín, en Avellaneda); y Joel Emanuel Leguiza (quien se presentó ante el juez como "perito liquidador") vayan a sus casas inmediatamente en libertad con una condena de tres años de prisión condicional y sin perder el vehículo utilizado en la comisión delictiva, más allá que la ley dice, en el Art. 23 del Código Penal Argentino, que "en todos los casos en que recayese condena por delitos previstos en este Código o en leyes penales especiales, la misma decidirá el decomiso de las cosas que han servido para cometer el hecho y de las cosas o ganancias que son el producto o el provecho del delito, en favor del Estado nacional, de las provincias o de los municipios, salvo los derechos de restitución o indemnización del damnificado y de terceros".

"No quiero saber nada con el sistema de justicia que tenemos", despotricó el farmacéutico ya jubilado y productor pecuario eterno, quien ironizó que ahora los ciudadanos se conforman cuando no hay muertes, "...pero fue un momento desgraciado... los dos tenían armas, uno de ellos me dice no te hagas el loco mostrándome la culata de las pistolas, después se comprobó que eran reales con balas ahuecadas", relató. Y sin perder el humor recordó que mientras tenían los delincuentes dentro de la casa, su esposa decía algunas bendiciones que no son de la iglesia católica, mientras ambos estaban atados, uno de pies y manos, y ella atada a una silla. Ella estaría hasta desmayada, cayó de manera pesada", describió el señor Campos.

Reveló además que durante las conversaciones para cerrar el acuerdo en procedimiento abreviado, sin juicio, le advertían que los ladrones de cualquier forma iban a salir, le dejaron en claro que las leyes están a favor de ellos. Campos eso ni lo discute, se mostró asqueado del Poder Judicial, y por eso aceptó recibir el dinero y los objetos que le habían robado y firmar el acuerdo. "Si les hace juicio salen en 15 días", le pronosticaban, entre ellos su hija, que es abogada.

Campos, un hombre que trabajó toda la vida y aún no abandona su compromiso con la ganadería, considera que con estas leyes "estamos en el horno"; que a pesar de todo él tiene que ver cuál es la forma más práctica de seguir viviendo. 

 

Lo de la condena tan Light fue una sorpresa para nosotros también, habían dicho 60 días de prisión preventiva, pero no 15 días.

 

Y el Señor Campos no afloja. Contó que en la tarde de la entrevista que brindó a ReconquistaHOY, estuvo en el campo pagando un sueldo que se le había atrasado, y de paso vio sus vacas, lo que lo mantiene bien. 

Beckley, Ayala y Leguiza habían sido imputados por el delito de robo calificado por lesiones graves, Art. 166 inc. 1, del Código Penal Argentino, que prevé pena mínima de 5 años de prisión y un máximo de 15; pero producto del polémico acuerdo retiraron la imputación por lesiones graves y así evitaron la cárcel. También devolvieron tres millones de pesos del robo y las joyas. Y Beckley se quedó con la camioneta utilizada para la ejecución del delito.

Recordamos que Beckley y Ayala fueron detenidos a las 18:35 horas del  miércoles 29 de julio de 2020, treinta minutos después del asalto, cuando regresaban hacia Reconquista por Ruta Nacional 11, intersección con Ruta Nacional 98. Conducía Beckley, a quien le ordenaron que estacione al costado, donde buscaron testigos para la requisa que permitió encontrar las pruebas, $1.200.000.- en fajos de $1.000.- y $500.-. Los sobres con el dinero estaban en la parte de atrás del vehículo. Después se entregó Leguiza y el abogado Baucero completó los 3 millones de pesos para negociar el acuerdo en procedimiento abreviado y así evitar el juicio que hubiera significado cárcel de efectivo cumplimiento.

Producción periodística: ReconquistaHOY (Gracias a los colegas que citan la fuente).

 

Notas Relacionadas