ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/43653

Profundo dolor por la muerte de Ivana. La joven enfermera se había contagiado Covid atendiendo a los enfermos.

A las 05:49 horas de este sábado 24 de octubre de 2020 confirmaron el fallecimiento de Ivana Gutiérrez. 

Ivana tenía 39 años, era mamá de dos adolescentes y abuela, vivía en Barrio Ombusal, de profesión enfermera, trabajaba en el Sanatorio Reconquista y no padecía de ninguna patología previa, afirmó su hermano, el conocido modisto Mario Juan Gutiérrez.

Estuvo asistida con respirador y sedada en estado crítico y reservado por varios días, se le había presentado una neumonía bilateral

En diálogo con ReconquistaHOY, Mario, su hermano, indicó que había comenzado con síntomas entre el 27 y 29 de septiembre, algo de fiebre, tos, dolor de cabeza y cuerpo por lo que en el sanatorio le dijeron que se aislara y luego se le realizó el hisopado el que finalmente resultó positivo para Covid.

El sábado 10 de octubre fue la última vez que estuvo consciente, sus familiares la pudieron ver hasta ese día, pero siempre tras de un vidrio. 

La joven enfermera se contagió por pacientes asintomáticos que acudieron al Sanatorio por otras patologías, luego de varios días críticos esta madrugada comunicaron su deceso.

 

 

 

 

La despedida de Ivana en el Hospital de Reconquista en horas de la mañana de este sábado.

 

19 personas de nuestra región fallecieron con Covid:

5 de Villa Ocampo (Osvaldo Micheloud, 88; Francisco Acosta, 85; Marta Pelozo, 77; Roberto Gimenez, 54; y una bebé: Estrella Alegre, quien falleció en el Hospital Garraham).

5 de Reconquista. (El 1 de octubre falleció María Ester Espíndola, 62;  el 04 de octubre, el gastronómico Orlando Rives, 65; el 11 de octubre, el remisero Ramón Sequeira, 64; el 16 de octubre, Lucía González, 81 y el 24 de octubre, Ivana Gutiérrez, 39).

2 de Las Toscas (el médico Roberto Saucedo, 77; y Eugenio Altamirano, 67).

2 de Vera (entre ellos está anotada la persona de 87 años que tenía DNI con domicilio en Malabrigo pero vivía hace un año en el Hogar de Ancianos de Vera).

2 de Calchaquí

1 de Margarita

1 de La Gallareta

1 de Florencia (Marcial Palacio, 55).

 

El comunicado del Hospital Regional de Reconquista a las 08:20 horas de este sábado:

El Hospital Central Reconquista informa a la población el fallecimiento este sábado 24 de octubre de 2020, de un personal de salud de la ciudad de Reconquista con diagnóstico positivo de coronavirus (2019-nCoV).

La paciente, de 39 años de edad se encontraba internada la UTI del Hospital Central Reconquista desde el 5 de octubre de 2020.

- Participación de fallecimiento

La Dirección del Hospital Central Reconquista, personal Médico y de Enfermería, expresa su sincero pesar por el fallecimiento de la enfermera Ivana Gutiérrez.

Hacen extensivo el profundo pesar a cada uno de sus familiares, consuelo y resignación por tan irreparable pérdida.

Entristece a la comunidad sanitaria perder una profesional como Ivana que en su trayectoria puso a disposición de la comunidad su conocimiento y solidaridad

 

Lo compartido por Ivana estando ya aislada el 5 de octubre a través de Facebook: "Yo también fui la que en algún momento dudé si era verdad, si existía...Y saben que? ¡La vida me pegó bien fuerte para demostrarme que si, que existe que es horrible no poder levantarte de la cama porque volás de fiebre, tener que alejar a tus hijos, a tu nieto de vos para no exponerlos!!
Lo único que le pido a Dios es la fuerza suficiente para salir de esta y volver a reencontrarme con los que amo.

¡No me da vergüenza decirlo, di positivo a Covid, porque no me contagie a propósito, ni yo misma sabia que lo tenía!!! 

Y sirve para que todo aquel que estuvo en contacto conmigo entre el 29/09 y el 02/10 se aíslen preventivamente!!! ¡Cuídense porque es horrible pasar por esto, nada peor que aislarte sola por 15 días lejos de todo, es tristísimo, no se lo deseo a nadie!!

 

Lo que escribió en sus redes este sábado 24 Mario Juan Gutiérrez: "No es justo. Solo voy a decir eso. No es justo. Una vida de lucha sorteando toda clase de sufrimiento. Pero fuiste fuerte, y encontraste tu lugar en el mundo y tu vocación... Y te dedicaste, te dedicaste tanto que dejaste tu vida y sacrificio por el otro. Ayer te convertías orgullosamente en enfermera. Hoy sos la heroína que se convierte en leyenda. Voy a vivir y morir orgulloso de vos. Y voy a amarte siempre bruja. Y a extrañarte aún más. Fuiste y serás un ángel. No te merecimos.

 

La fuerte carta de Fernando Ceballos, enfermero profesional del Hospital Central de Reconquista:

"Juntarnos"

Su fortaleza le hizo resistir todo este tiempo. Su juventud la sostuvo en esa lucha desigual contra lo desconocido. Me la imagino esquivando el miedo y siguiendo. Me la imagino cuidando de no agravarse para no preocupar a sus colegas. Me la imagino saltando grietas enormes para no caerse en el precipicio. Y también me imagino a esos compañeros y compañeras que hoy la tuvieron que desconectar. Capaz dentro de la maroma del trabajo incesante no se pudieron detener un poco a sostener esa imagen, esa escena. 

Pero si era joven. Si no tenía ninguna enfermedad. Tal vez la única enfermedad que haya tenido es trabajar 16 horas diarias desde hacía mucho tiempo. Algo que te va carcomiendo de a poco y te chupa las energías de la juventud. ¿Hasta dónde aguanta un cuerpo cansado? Como la precarización precariza nuestras defensas. 

Algunos tal vez se vieron allí y se ven allí. Algunos tal vez manteniendo la entereza siguieron el turno como pudieron. Algunos tal vez quedaron con su mente en blanco buscando explicaciones. Otros tal vez quedaron paralizados y al llegar a sus casas y ver a los suyos dormir valoraron esa nimiedad que la voracidad de los días no te dejan ver. Otros tal vez se cubren del “amianto” de la frialdad y seguirán defendiéndose como puedan de esa tremenda situación. Otros tal vez lloraron y lloraron de impotencia, de miedo, de frustración por no poder evitar el desenlace. Algunos quizás se estremecieron hasta las tripas intentando hacer lo mejor que pudieron. Otros aturdidos todavía por la linealidad del monitor, seguirán mañana la rutina.

¿Cómo queda una persona después de semejante tarea? ¿Cómo queda ese trabajador y esa trabajadora de la salud después de ver morir a una compañera? Es imposible no pensar en uno. No se puede no pensar que uno puede estar allí. Y con esto no quiero ser fatalista, ni alarmista, ni tremendista, ni amarillo. Es cierto. Seguro muchos a lo largo del mundo han visto este acontecimiento. El tema ahora, más allá del temor al contagio, es como seguir. Porque hay que seguir. Porque somos los que estamos ahí para cuidar al que está sufriendo. Somos esos que estamos allí trabajando con el sufrimiento del otro. Somos profesionales, pero somos seres humanos. Sufrimos, nos agotamos, nos enojamos, nos desahuciamos, nos alegramos, nos sorprendemos, nos angustiamos  también. 

¿Quién puede hablar después de todo esto? ¿Quién quiere hablar después de todo esto?

¿Quién suelta la lengua ahora? Es ahora cuando los espacios de escucha deberían pulular por el hospital. A la mañana, a la tarde, a la noche. Hablar, necesitamos hablarlo, para  que no se instale como mortífero en nuestro cuerpo. Ese que hoy tiene que seguir en un nuevo turno, intacto. O casi. Pararnos un momento. Mirarnos un momento. Escucharnos un momento. No se trata de seguir poniendo el pecho a lo macho. Eso no sirve para nada. Tenemos que tener espacios para desahogarnos. Siempre los tuvimos que tener. Pero ahora más que nunca. Y hoy más que nunca. Espacios que nos junten después de semejante estampida. Espacios que nos ayuden a encontrarnos en la palabra, en el dolor, en el miedo, pero también en la propuesta. No queremos que Ivana sea una simple estadística de un caso más, porque para los trabajadores y trabajadoras de la salud no fue un caso más que engrosa la lista que se da cada día a las 20 horas. 

Les pedimos a las autoridades del hospital que por un momento dejen sus tronos, sus mezquinos intereses, sus incontables peleas inútiles, sus desaires a los que ponen el cuerpo y el alma, sus arrogancias de poder que intentan someternos, y nos escuchen. 

No queremos ese falso reconocimiento patronal de héroes. Ese reconocimiento es parte del sistema para que todo siga igual. También creo que el reconocimiento nunca llegará si solo es económico, ese es un artilugio más del modelo que nos quiere subalternizados, precarizados y dóciles, y nos tiran migajas. 

El reconocimiento sólo llegará desde nosotros mismos hacia nosotros mismos. Ese es el primer reconocimiento más elemental. Porque ese reconocimiento nos dará la potencia necesaria para estar atentos a atropellos, abusos, ninguneos, soberbias. 

Hoy lo que adquiere un sentido primordial y político es como hacemos para estar juntos en las instituciones de salud. Porque si hay algo que ha demostrado esta pandemia es, además del grado de deficiencia en la gestión y los modelos de atención, que no nos encontramos, que estamos desperdigados desperdiciando energías con pequeñeces. 
Juntarnos es lo único que nos ayudará a sobrellevar esta tragedia y también a gestar otros horizontes más solidarios, más insurgentes, más del cuidado, más nuestros. 

 

La participación de fallecimiento de la Región de Salud Reconquista:

La Directora de la Región de Salud Reconquista, Dra. Leira Mansur, expresa sus condolencias por la irreparable pérdida de la enfermera Ivana Gutiérrez.
En nombre de la comunidad sanitaria de la Región de Salud Reconquista lamentamos profundamente el fallecimiento de la profesional que ha fallecido este sábado 24 de octubre de 2020 en cumplimiento de su labor en la lucha contra la pandemia del COVID-19
Desde nuestra sede Regional acompañamos a sus familias en estos momentos de dolor y transmitimos nuestras condolencias a todos sus allegados.
Asimismo, manifestamos el profundo reconocimiento y orgullo a Ivana Gutiérrez, como así también a todos los equipos de salud que en estas difíciles circunstancias, prestan servicios esenciales a nuestra sociedad.

 

El comunicado del Sanatorio Reconquista, institución de salud donde trabajaba Ivana:

El SANATORIO RECONQUISTA S.A. comunica el fallecimiento de nuestra joven Enfermera: LUCRECIA IVANA GUTIERREZ.  

Haciendo honor a su profesión de Enfermería, siempre predispuesta en la ayuda y entrega incondicional a sus pacientes…Hoy ha perdido la batalla contra la Enfermedad del COVID-19, lo que provoca en todos nosotros el más profundo dolor.

DIRECTORIO SANATORIO RECONQUISTA S.A.

 

Comunicado de la Sociedad de Pediatría Reconquista:

QEPD Ivana Gutierrez.
Colega de batallas, hija, madre y abuela.
Sentimos un profundo dolor y tristeza por tu partida. 
Nuestro acompañamiento y mas sentido pesame a su familia, amigos y colegas.

 

Colegio de Profesionales en Enfermería de Santa Fe

Lamentamos el fallecimiento de la enfermera Gutiérrez, Lucrecia Ivana, colega del Sanatorio Reconquista S.A. Comunicamos desde la institución nuestro más sentido pésame a toda su familia, seres queridos y los acompañamos en estos momentos de profundo dolor.

Descanse en Paz
Reconquista, 24 de Octubre de 2020

dolor.jpg
WhatsApp Image 2020-10-24 at 07.16.09.jpeg
Acongojados y en silencio, sus colegas del Hospital de Reconquista permanecieron en el pasillo que da a la UTI al momento de su partida.
Ivana Gutiérrez.
Recuerdo de Ivana Gutiérrez. (Qepd)

Temas en esta nota

coronavirus en Santa Fe