ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/44243

Asociación ilícita, juegos ilegales on line y defraudación al estado: Se entregó un supuesto cabecilla (ex jugador profesional de fútbol) y liberaron a la farmacéutica de Malabrigo.

El ex campeón con el primer equipo de fútbol de Rosario Central en el año 1987, Marcelo Toscanelli, ya está detenido (e internado por un problema de salud que arrastra hace un tiempo) a disposición de la Fiscalía Regional Reconquista que investiga una organización delictiva bajo las figuras de asociación ilícita, organización y explotación de juegos ilegales on line, defraudación al Estado y lavado de activos.

Los investigadores consideran que Toscanelli (prófugo desde hace varios días) es uno de los jefes de la Asociación Ilícita, junto a Fabricio Ciamporcero, ya detenido, imputado y en prisión preventiva. 

Y hay otras 14 personas ya imputadas y en prisión preventiva -en principio por 90 días-. Ellos son: Cristian Ciamporcero, Natalia Sorbellini, Claudia Prieto, Bruno Pettina, Carlos Javier Vitarelli, Ariel Aguirre, Mauro Nasich, Adolfo Carlos Beckley, Sandra toledo, Luis Carlos Meiler, Enrique José Meiler, Gerardo Videla, Juan Atilio Senn y Juan Manuel Fernández.

 

LIBRE CON RESTRICCIONES 

pucheta 4.jpg
Juez Martin Gauna Chapero.

Este viernes 27 de noviembre de 2020, el juez de la investigación penal, Martín Gauna Chapero, dispuso la libertad con restricciones para Rosana Pettina, tal como lo solicitó su defensor Gabriel Baucero en una batalla de argumentos que confrontaron con los del fiscal Nicolás Maglier, quien se opuso sin suerte al pedido. 

Según explicó el Dr. Baucero a ReconquistaHOY, el dinero secuestrado en el edificio de la farmacia de Rosana Pettina, en la esquina de calles Buenos Aires y San Martín, de la ciudad de Malabrigo, no era de ella sino de su novio, Fabricio Ciamporcero, a quien le cedía para que ocupe una parte íntima que tiene un sector de la farmacia, reservado normalmente para días de guardia, donde poder descansar; y que ella desconocía de la existencia de ese dinero. La farmacéutica es novia de quien los investigadores consideran jefe de la organización delictiva. 

Rosana Pettina quedó en libertad pero sigue ligada al proceso como sospechosa.

Los restantes detenidos continúan en prisión preventiva, cuatro de ellos en sus domicilios: Adolfo Carlos Beckley por ser mayor de 70 años y estar enfermo; Claudia Prieto, porque tiene a su cargo la madre de 83 años y con Alzheimer; la abogada Natalia Sorbellini, ex pareja de Fabricio Ciamporcero, madre de un niño de tres años de edad; y Sandra Toledo, porque también esta preso su esposo (Luis Meiler) y tienen un hijo menor con problemas de salud; además, para sustento, a partir del día 31 tendrá permiso para salir de su casa exclusivamente para trabajar.

Vale recordar que entre los detenidos hay policías y un agente del servicio penitenciario, todos empledos públicos de la provincia de Santa Fe. Cristian Ciamporcero es agente del Servicio Penitenciario en Piñero desde hace 11 años. Carlos Javier Vitarelli es suboficial de la policía provincial; y Ariel Aguirre es agente de la policía rural Los Pumas.

 

Una organización con cuatro niveles de participación

Los investigadores revelaron que la investigación se inició en diciembre de 2019 a raíz de apuestas ilegales que se realizaban a través de medios electrónicos y telefónicos en un bar de la ciudad de Vera. Con personal del Organismo de Investigaciones (OI) del MPA y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se realizaron diligencias que permitieron individualizar una organización delictiva dedicada al juego ilegal a través de la página web Aconcagua Poker –que estaría registrada y radicada en España– que habilita a usuarios a realizar apuestas de dinero. A las personas que apostaban se les instalaba una aplicación en algún dispositivo tecnológico y se les creaba un usuario. De esa manera, accedían al sitio web y podían apostar. Para poder jugar, los usuarios eran contactados por personas que integraban un tercer nivel dentro del grupo delictivo. Se los denominaba ‘cajeros’, y eran quienes les cargaban crédito a los usuarios, en función del dinero en efectivo que esos usuarios les pagaban. Un eslabón más arriba de los ‘cajeros’ estaban los encargados de llevar la contabilidad o facturación de las cuentas virtuales de cada uno de esos ‘cajeros’. Estos operadores eran una segunda línea en la asociación ilícita, operaban desde Rosario y se ocupaban de realizar la facturación, controlar el movimiento de dinero y la recaudación final y también tenían a su cargo todo tipo de trámite administrativo. Por último había una cuarta línea que estaba integrada por personas que generaban los usuarios y las contraseñas; realizaban encargos y concretaban tareas operativas que eran pedidas por los ‘cajeros’, explicaron desde el Ministerio Público de la Acusación, MPA.

"Las evidencias recolectadas nos permiten afirmar –en esta instancia procesal– que había funcionarios policiales que operaban para facilitar los ilícitos” y añadió que “dos de ellos eran ‘cajeros’", sostuvo el fiscal Latorre.

En relación a los jefes de la organización criminal, el Dr. Latorre especificó que eran dos hombres: Fabricio Ciamporcero y Marcelo Toscanelli. Puntualizó que “eran la primera línea de la asociación ilícita. Daban las órdenes sobre las metodologías administrativas y operativas del desenvolvimiento de la organización, y disponían de los mayores beneficios económicos del fruto de las ganancias ilícitas obtenidas”.

También sostuvo que “de la investigación realizada también surgió que los dos jefes de la organización criminal están involucrados en la compra y venta de caballos de carreras, propiedades inmuebles, embarcaciones, vehículos de alta gama y demás bienes suntuarios”. Subrayó que “todas esas transacciones fueron hechas con dinero proveniente del juego clandestino, lo que significa que dicho dinero no era declarado y circulaba informalmente, o si era declarado no estaba suficientemente justificada su procedencia”.