ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/44554

VIVO: Las condenas por el asesinato de Alexis Moyano y todas las repercusiones. Incluye el diálogo de los condenados con sus madres y sus testimonios a ReconquistaHOY.

Jonatán Luis “Ojón” Ortigoza, 21; y Kevin Nicolás “Kalvin” Martínez, 20, ambos domiciliados en el Barrio Virgen de Luján de la ciudad de Reconquista, fueron condenados en juicio oral y público a la pena de 17 años de prisión de cumplimiento efectivo, por  ser considerados coautores del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en perjuicio de Alexis Moyano.

El veredicto fue unánime de parte del tribunal integrado por los jueces Martín Gauna Chapero (presidente), Mauricio Martelossi y Santiago Banegas.

La defensa estuvo a cargo de la defensora pública María Noel Severo; y en la acusación trabajó el fiscal Aldo Gerosa, quien había pedido 20 años de prisión para Ortigoza, ya que también lo acusó por la tenencia ilegítima del arma de fuego utilizada para la comisión del delito, pero el tribunal lo absolvió por esa acusación, aunque dispuso el decomiso definitivo del arma para su destrucción. Los argumentos serán dados a conocer luego, por escrito. Para Martínez había pedido 17 años de prisión, tal lo resolvió el tribunal. Vale mencionar que el mínimo que establece el código para este delito es 12 años de prisión.

 

Repercusiones:

"Estamos conformes ", dijo Magalí, hermana de la víctima, quien agradeció el trabajo del fiscal Gerosa, diciendo que "nos ayudó mucho".

Por su parte, la mamá del condenado Ortigoza remarcó que hay que tener en cuenta que "no mandé a mi hijo a matar, se hizo justicia y listo", y pidió a la familia Moyano que ahora que ya está condenado, que los dejen de molestar. Sostuvo que "en todo momento estuvimos conscientes de lo que pasó, pero somos madres, tenemos que estar al lado de ellos ", e insistió en pedir "que nos dejen de molestar ".

También habló con ReconquistaHOY luego del veredicto, la madre del condenado Martínez, quien dijo casi las mismas palabras que la madre del coautor: "No mandé a mi hijo a que haga lo que hizo ", aceptó la condena y pidió perdón por lo que hizo su hijo. Ahora espera que la cárcel le haga efecto positivo, confía que "el día que salga estará cambiado ".

 

La salida fue a los gritos. Los condenados ya sobre la combi que los transportó de regreso a la cárcel (ya estaban en prisión preventiva desde el origen de la investigación), intercambiaron algunas palabras con sus madres. En la transmisión de ReconquistaHOY se puede escuchar cuando los condenados dicen a sus madres que ellos están "bien, re bien ",  el otro dice "gracias a Dios estamos bien "; y les piden que estén tranquilas. También se escucha cuando una de las madres les remarca que aunque estén presos, el corazón de ellos es libre, "de corazón están libres, no están amargados, de corazón están libres porque Dios los hizo libres, por eso están tranquilos, no están amargados ...". 

 

VIVO: Lectura del veredicto y las reacciones, con declaraciones de la hermana de la víctima, de las madres de los condenados; el diálogo entre éstos y sus madres antes de ser llevados a la cárcel; y los gritos de familiares y amigos de la víctima para los condenados.

 

VIVO: La previa de la sentencia, el ambiente que se vivía en tribunales y en la vereda.

 

EL HECHO SEGÚN LA ACUSACIÓN DEL FISCAL

El asesinato de Alexis Moyano fue a las 12 de la noche del martes 5 de febrero de 2019, en la esquina de la manzana 3, por calle 68, acceso al Barrio Virgen de Guadalupe, Reconquista, donde se encontraban José Luis Gómez, Alexis Moyano y Sebastián Aguirre tomando bebidas.

Media hora antes, Kevin Martínez y Jonatan Ortigoza habían decidido agredir con un arma de fuego a Alexis Gustavo Moyano, persona a la cual conocían bien y mantenían una gran rivalidad desde hacía tiempo; y a quien indicaban que fue quien le sustrajo una prenda a Ortigoza.

Esa noche pidieron prestada una motocicleta Yamaha de color azul, de 125 cc, a Juan Jesús Vargas, con quien habían estado momentos antes del hecho cenando en barrio Don Héctor, y fueron en busca de la víctima para ejecutar el plan.

Al llegar donde estaba Moyano con Gómez y Aguirre; Kevin Martínez disminuyó la velocidad de la moto y su acompañante, Jonatan Ortigoza, con una arma de fuego larga, tipo escopeta, apuntó y sin mediar palabras ni dar tiempo a ninguna acción defensiva, ejecutó el disparo fatal. Inmediatamente huyeron por calle 68 hacia el cardinal Oeste. A causa de las heridas, Moyano falleció un rato después en el Hospital. A la motocicleta se la devolvieron a Vargas cerca de la 01:00 de esa misma madrugada, cuando ya sabían que los buscaba la policía.