ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/45676

El presidente de la comisión de seguimiento de Vicentín aseguró que un conflicto con los trabajadores de la empresa sería “letal” para la economía regional.

 

diputados.jpg
De izquierda a derecha Silvina Di Stefano, Betina Florito, Luis Rúbeo, Carlos del Frade y Fabián Palo Oliver.

La comisión de seguimiento de Vicentin, encabezada por diputados santafesinos, realizó una presentación en la ciudad de Reconquista, antes se reunieron con miembros del sindicato de aceiteros de Reconquista y Avellaneda, en tal sentido el presidente de esa comisión, el diputado Luis Rubeo entrevistado por Gustavo Raffin sostuvo que en la tarde la reunión con miembros del sindicato fue lo más importante, no obstante destacó que mañana jueves se reúnen con el juez Lorenzini quien lleva adelante el concurso de acreedores de Vicentín SAIC.

El legislador señaló que los representantes de los trabajadores le clarificaron que la planta de Avellaneda está trabajando a un 10%, cosa que sorprendió a Rubeo quien confesó que pensaba que trabajaban en un 30% de la capacidad, en tal sentido Rubeo dijo que los representantes de los trabajadores le dieron dos o tres pautas que certifican el mal momento de la empresa, señalando que las calderas se apagan los fines de semana y el escaso movimiento de camiones que hay en la planta. 

Sobre la posibilidad de que la empresa honre sus compromisos recordó que los síndicos habían garantizado que los salarios se iban a seguir pagando, cosa que fue confirmada por los representantes de los trabajadores. No obstante dijo que la preocupación en cuanto a la continuidad laboral de los empleados sigue, en tal sentido contó que un empleado quiso sacar una tarjeta de crédito pero no se la otorgaron porque nadie sabe que va a pasar con esos trabajadores. 

Rubeo confió que ellos como comisión van a insistir con el gobernador Perotti para que tome nota de lo que está sucediendo en esta empresa, “un conflicto con los trabajadores de esta zona podría ser letal para la economía”, indicó Rubeo. 

Recordó el legislador provincial su encuentro con el fallecido Sergio Nardelli quien ya para esa época Vicentín necesitaba una “inyección líquida” de 300 millones de dólares, la refinanciación de la deuda con la banca nacional e internacional y recuperar la confianza en la empresa, sobre este último punto Rubeo dijo que no cree que se haya recuperado por el nuevo directorio de la empresa, “estamos en el peor de los escenarios”, aseguró el legislador. 

Rubeo confió que en la tarde de este miércoles 3 de marzo se van a reunir con un grupo de accionistas de Vicentín SAIC. En tal sentido reiteró que para él la empresa hoy es solo una cáscara vacía. Rubeo antes de finalizar dijo que su intención es hablar tanto con el gobierno provincial como con el nacional, Rubeo señaló que teme que se desencadene una crisis económica importante si los más de doscientos trabajadores nucleados en el sindicato de aceiteros y los 80 empleados administrativos quedan sin la fuente laboral. 

 

Notas Relacionadas