ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/45876

La vicedirectora de una escuela primaria de Reconquista dijo que el retorno a la presencialidad fue emocionante, contó que los chicos pudieron demostrar toda su emoción.

 

escuela.jpeg

La vicedirectora de la Escuela Bernardino Rivadavia, Clara Bais sostuvo que en este primer día de escuela de los alumnos de primero a séptimo grado, pudieron mantener las burbujas de 10 a 12 alumnos, “es emocionante trabajar con  los chicos que ellos expresan todo lo que sintieron, desde la angustia hasta las ganas de llorar, pero hoy expresaron que están felices”, señaló la docente.

Dijo que en clase se habló de la pandemia, que muchos chicos contaban que toda la familia había padecido de coronavirus,  “nos contaban como fue el aislamiento, a través de unas caritas se identificaron y dibujaron”, detalló.

También hablaron del dengue, “la pasamaos mal estuvimos con mucha fiebre y demás”, agregó la maestra.

 

La escuela es donde los chicos pueden evidenciar las emociones.

 

Contó que hubo asistencia perfecta en el retorno a las aulas, “la escuela es el centro donde se trabaja la emoción y la afectividad”, indicó la vicedirectora.  Agregó que los docentes trabajaron dentro del salón haciendo hincapié al retorno a clases, antes se capacitaron y tuvieron un acompañamiento sobre las afectividades y las emociones del niño.

Comentó que se quedó con ganas de darle muchos abrazos a los alumnos, pero que el protocolo no lo permite, pero que para los chicos fue importante volver a encontrarse con sus compañeritos, volviendo a las expresiones de cariño dijo que a pesar personal directivo los chicos le demuestran mucho cariño.

 

Compartimos la merienda, estuvimos muy distendidos, fue emocionante.

 

Pienso que al año pasado fue diferente los chicos aprendieron de otra manera, aunque hubo chicos que no tenían todos los recursos, a partir de la tecnología crearon una educación diferente el desafío es mantener eso con la educación tradicional”, evaluó la vicedirectora.

Pidió a los padres que mantengan la responsabilidad social que ante el menor síntoma que los chicos presenten no lo manden a la escuela, para sostener de esa manera la presencialidad.