ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/46087

Por qué el juez Martelossi rechazó el pedido del fiscal Maglier para que ordene la inmediata detención de Santiago Pérez tras ser condenado en 1a instancia por violar dos niñas.

En fallo unánime de los tres jueces que integraron el tribunal oral, Santiago Manuel Pérez, 33, fue condenado el lunes a la pena de nueve años y medio de prisión de cumplimiento efectivo, más accesorias legales y costas, por ser penalmente responsable por los delitos de abusos sexuales con acceso carnal, agravados; y abusos sexuales simples, ambos delitos en concurso real y agravados por la convivencia con las niñas víctimas ya que era el padrastro desde que tenían 3 y 7 años, cuando formó pareja con la madre de ambas y se radicaron en un campo de Los Laureles, donde Pérez trabajaba.

Tras escuchar la condena el lunes, Pérez se fue por sus propios medios, como había llegado, ya que enfrentó el juicio en estado de libertad. Fracasó el intento del fiscal Maglier para que inmediatamente se celebre una nueva audiencia para pedir la prisión preventiva, para evitar que fugue. Esa audiencia se realizó dos días después, este miércoles 31 de marzo de 2021 ante el juez Mauricio Martelossi, quien dio su veredicto luego de escuchar el debate entre el fiscal Nicolás Maglier y la defensora pública María Noel Severo.

EL DEBATE

fiscal.jpeg
El fiscal Nicolás Maglier en reemplazo del fiscal Alejandro Rodríguez acompañado por sus asistente.

Comenzó el debate con la palabra del representante del Ministerio Público de la Acusación, quien le pidió al juez penal de la primera instancia, que ordene la inmediata detención de Pérez para que quede en prisión preventiva para evitar que fugue, aguardando así que la condena de primera instancia dictada el lunes cobre firmeza. 

Señaló que Pérez fue condenado en juicio oral a la pena de nueve años y medio de prisión en fallo unánime de tres jueces, por lo tanto ya se cumple el primer requisito para la prisión preventiva, que es "la existencia de elementos de convicción suficientes para sostener su probable autoría"; y ese requisito pasa a ser primordial en esta instancia; a lo que se suma otro requisito, que la pena es de efectiva ejecución (9 años y medio de prisión). Y también se da el tercer requisito que exige el Código Procesal Penal de la Provincia, que se presume el peligro de fuga, ya que si bien reconoció que Pérez estuvo sometido siempre a proceso, ahora su psiquis cambió, ya tiene una condena que ha quebrado su principio de inocencia y el riesgo de fuga se incrementa notablemente luego de la reciente condena.

Además de cumplirse los requisitos de ley para la prisión preventiva, le recordó al Dr. Martelossi que hay jurisprudencia y doctrina aplicable, y fallos recientes de nuestra Cámara de Apelaciones que dispuso estas este tipo de cautelar extrema para determinados casos.

Le pidió a juez que no confunda el comportamiento procesal de una persona cuando es sospechoso, a cuando ya tiene una sentencia; hay que tener en cuenta la psiquis del imputado condenado, que en ella opera enfáticamente el hecho de saberse con una pena concreta. Y ya lo dijo el camarista local, Carlos Renna, en un reciente fallo: Que el principio de inocencia ha sido quebrado con el dictado de una sentencia condenatoria. Y mencionó posiciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Convención de Belém do Pará sobre la exigencia internacional de tutelar la integridad sexual de las mujeres víctimas, en este caso, dos niñas. Recordó el compromiso internacional de Argentina de luchar contra la violencia sexual; y que además hay jurisprudencia; por eso pidió al juez Martelossi que tenga "máxima cautela" en el examen de la situación, que tenga en cuenta que para determinar la condena de primera instancia se realizó un juicio oral, y fue producto de un "meduloso estudio" de tres jueces que en forma unánime vieron configurados los delitos; y eso aumenta exponencialmente el riesgo de fuga; ya hay certeza de un tribunal, mas allá de los recursos que quedan en pie y que seguramente ejercitará la defensa. También le pidió que recuerde que la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe dice que debe ser contemplada la magnitud de la pena y el bien jurídico tutelado, que en este caso es la integridad sexual de dos niñas víctimas, por lo que pidió al juez que evalúe "la extensión incalculable del daño en la psiquis y la posibilidad de desarrollo de las víctimas que fueron objetos de alevosos comportamientos que han mellado su posibilidad de desarrollarse y transitar las distintas etapas de la vida en igualdad de condiciones con otras personas de su misma edad, la extensión severa del daño debe ser contemplado". Así pidió al Dr. Martelossi que "en forma inmediata" disponga la prisión preventiva de Santiago Pérez, quien lo escuchaba vía internet sentado al lado de la defensora pública, ya que Pérez no contrató abogado particular.

 

DEFENSA

condenado .jpeg
El condenado Santiago Pérez acompañado por la defensora pública.

A su turno, la Dra. María Noel Severo comenzó diciendo al juez que resistía el pedido del fiscal argumentando que "no se encuentran reunidos los requisitos del artículo 220 del Código Procesal Penal" para la prisión preventiva solicitada por el fiscal. (La misma ley, el mismo artículo, el mismo caso ...y una mirada totalmente opuesta).

Remarcó además la defensora que la sentencia no esta firme y detenerlo preventivamente a Pérez afectaría sus garantías constitucionales, las que no mencionó.

Para la abogada al servicio del estado santafesino, "es insostenible afirmar que existe peligro de fuga porque el señor Pérez solamente estuvo 30 días en prisión preventiva, en junio de 2018, hasta que se escuchó el testimonio de las niñas víctimas que declararon mediante Cámara Gesell, y que luego recuperó la libertad sin que se le imponga ninguna restricción (julio de 2018) y en ese estado tramitó todo el proceso de manera irreprochable y se presentó a todas las audiencias. (De paso, cañazo!. Reveló una grave falencia del Ministerio Público de la Acusación, que al terminarse la prisión preventiva, olvidó pedir restricciones para el imputado, ni siquiera le impusieron prohibición de acercamiento a las víctimas, nada!). ...y ahora la fiscalía "se rasga las vestiduras por las niñas", ironizó.

Para pintar el perfil del Sr. Pérez, siempre sujeto a derecho, contó que dos días después de su condena de primera instancia, a las 08:45 de este 31 de marzo, para la audiencia de medidas cautelares; y aún bajo riesgo que lo dejen preso, se comunicó él con la defensoría para avisar que no lo pasaron a buscar, como habían acordado (iría un móvil policial); y que iba a concurrir a la audiencia por sus propios medios; y así ocurrió. 

Además resaltó que Pérez siempre ha tenido arraigo territorial, laboral y familiar, que él mismo asiste a su padre que no sabe leer ni escribir, le cobra la pensión, es el único hijo, siempre se preocupó por conseguir trabajo y cursar estudios, incluso terciarios y realizó varios cursos de capacitacion; en fin, tiene arraigo territorial, laboral y familiar, lo que se presume espanta el riesgo de fuga.  Alegó también el contexto de pandemia que deriva en muchos controles policiales en las rutas, mas el cierre de las fronteras, lo que entiende hace "imposible sostener el peligro de fuga".

Contrariando al fiscal, la Dra. Severo le dijo al juez que la Convención de Belem do Pará no tiene rasgo constitucional, que no hay nada que diga que para perseguir y sancionar los hechos de violencia contra las mujeres, el Estado debe caer en desmedro de derechos y garantías de las personas sometidas a proceso. Pidió al juez que no olvide que la libertad es un derecho humano con rango constitucional,  y que los derechos deben interpretarse de manera armónica, no poniendo un derecho sobre otro. Y concluyó como comenzó, pidiendo que el condenado en primera instancia continúe en libertad hasta la firmeza de la sentencia. Y ofreció fijar domicilio en casa de su padre, Nicasio Pérez, quien se ofreció como guardador de su hijo; y también sugirió que se le imponga la prohibición de acercamiento a las víctimas. 

Para la defensora, el fiscal confunde cautela con castigo; y que es desproporcionado que si antes no se estableció ninguna cautela, ahora pidan la medida de mayor impacto prevista por el sistema. Así insistió con el rechazo de la prisión preventiva solictada para su defendido.

 

SILENCIO

El imputado no quiso decirle nada al juez, esperó en silencio que el Dr. Martelossi anuncie su veredicto. Pero antes, dispuso un cuarto intermedio, para luego retomar y anunciar su decisión.


LA RESOLUCION DEL JUEZ

Mauricio Martelossi juez.jpeg
Mauricio Martelossi, juez penal de primera instancia.

Martelossi fundamentó oralmente su decisión en la misma audiencia. Recordó conceptos expresados por ambas partes durante el debate, y luego dejó claro que se inclinó por la posición de la defensa.

Dijo que entiende que si bien con el juicio avanzó el proceso, la condena aún no adquirió firmeza; y por lo tanto "el principio de inocencia y la libertad ambulatoria siguen vigentes"; pues "nadie es culpable hasta que una sentencia firme lo declare así".

Sostuvo que el derecho de transitar en libertad solo cede frente a un hecho excepcional en base de pruebas; por lo que es evidente que él no vio que el fiscal haya probado el riesgo de fuga invocado; y que si bien la situación de Pérez sufrió una importante modificación con la pena de efectivo cumplimiento que le dispuso el tribunal de primera instancia, aunque no firme, que "provoca la disminución de su estado de inocencia" y "la pena es motivo muy importante para considerar la posibilidad de eludir la acción, pero no puede considerarse como decisivo". Para el Dr. Martelossi "no ha quedado demostrado con evidencias suficientes" la posible fuga u ocultamiento de Pérez; por lo tanto, no justificó en este caso la medida mas grave de coerción personal, porque no varió lo que motivó el cese de la prisión preventiva en 2018; y recordó que el imputado siempre estuvo a disposición del proceso. 

Para Martelossi, en este caso, la prisión preventiva reproduce violencia; y no la justifica por una posible evasión. Consideró que Pérez tiene derecho a permanecer en libertad ya que no hay pruebas de que vaya a evadir la acción de la justicia, consideró que "no se acreditaron todos los requisitos del Art. 220" del C.P.P.S.F. 

Así, el magistrado de primera instancia rechazó la pretensión del fiscal, dispuso que Pérez continúe en libertad pero ahora con restricciones que hasta aquí no tenía: deberá fijar domicilio y someterse al cuidado de un guardador (su padre ofreció la defensa), quien debía concurrir hoy mismo a firmar el cargo, le prohibió salir del país, contactarse con las víctimas, deberá presentarse semanalmente en la Comisaría del lugar donde fije domicilio; y si se va a ausentar mas de 24 horas, deberá comunicarlo previamente. 

 

LA CONDENA 

tribunal.jpeg
El tribunal compuesto por los jueces Senn, Banegas y Basualdo.

Tras el juicio oral, el lunes 29 de marzo de 2021, el tribunal integrado por los jueces Norma Senn (presidente), Santiago Banegas y Gonzalo Basualdo, en fallo unánime dictaminó que Santiago Pérez fue autor penalmente responsable de los abusos sexuales en perjuicio de ambas niñas, con el agravante que convivían con él, ya que son hijas de quien era su pareja.

La madre de las nenas víctimas contó en ReconquistaHOY que los abusos sexuales comenzaron a poco de ir con sus nenas a vivir con Pérez en un campo de Los Laureles donde él trabajaba. Es oriundo de Alejandra.

Las nenas rompieron el silencio cuando tenían 8 y 11 años respectivamente; y para entonces hacía cuatro años que eran abusadas por el padrastro.

La denuncia fue realizada el martes 5 de Junio de 2018 por la madre de las nenas, luego de que sus hijas le contaron los abusos que padecían de parte del padrastro desde hacía cuatro años y que por miedo callaron. Las escuchó un psicólogo, quien encontró verosimilitud en el relato, y luego lo confirmó la revisión médica. Fue entonces cuando el fiscal dispuso la detención de Santiago Pérez, el 7 de Junio de 2018 lo imputó, el Juez de la instrucción penal preparatoria Mauricio Martelossi confirmó la legalidad de la detención, abrió la investigación, autorizó escuchar el testimonio de ambas víctimas mediante Cámara Gesell y dispuso la prisión preventiva de Pérez por 30 días.

 

Testimonio de la madre de las víctimas. 

Luego de escuchar el veredicto del tribunal, en declaraciones a ReconquistaHOY la madre de las nenas que hoy tienen 11 y 13 años, dijo: "Lo único que pido es justicia". Le parecieron pocos los que decidió el tribunal, convencida que sus nenas "Nunca van a olvidar" los ataques sexuales. "Los monstruos atacan por las noches", comparó.

"Siento bronca, bronca, rabia, dolor por mis hijas que necesitan y necesitarán asistencia psicológica", agregó, señalando que los abusos comenzaron cuando la mayor tenía siete años y la más chiquita aún no había cumplido los cinco. Se enteró de los abusos sexuales porque le contaron las nenas, a pesar de que "tenían mucho miedo de contar lo que les hacía".

 

El día que se rompió el silencio 

Cuando llevó a la nena más grande a vacunar contra el cáncer de útero, contó todo. Le explicaron el motivo de la vacuna y en ese instante "rompió un especiero, se largó a llorar y contó todo" a pesar de que tenía "mucho miedo".

Fue entonces cuando la señora enfrentó a su pareja, amenazó con matarlo y éste le respondió que lo mate, pero que él no había hecho lo que decían las nenas. Mientras Pérez negaba sus actos, las nenas lloraban, una en la habitación y la otra en la cocina. Impiadoso Pérez llegó a montar un careo familiar para intentar enfrentar a las nenas con su madre, y fue entonces cuando una de las nenas contó más detalles, que incluso usaba preservativos para violarla. Cree que por eso no les provocó ninguna enfermedad, pero si "les quedaron traumas psicológicos".

 

Siento bronca, rabia y dolor por mis hijas.

 

Reveló que sus hijas actualmente "no reciben asistencia psicológica porque el papá no las mandó más". (Es de imaginar que frente a esta expresión, las autoridades municipales y la Secretaría de la Niñez se van a movilizar para confirmarlo y actuar en consecuencia).

Al retirarse de tribunales, la señora se mostró "muy agradecida" con el personal del CAJ, Centro de Atención Judicial; y con el fiscal Alejandro Rodríguez. Elogió el trabajo de ellos.

Contó que actualmente ella vive en Córdoba por cuestiones laborales; y las nenas en Romang, con su padre.

 

FUNDAMENTOS

En la audiencia pública del lunes 29 de marzo de 2021, el tribunal solo difundió el veredicto. Para conocer los fundamentos -que serán escritos- aún hay que esperar unos días.

 

APELACION

Al ser una sentencia de primera instancia, la condena será apelada y revisada por un tribunal superior; mientras tanto, la sentencia no está firme y Santiago Pérez continúa en libertad. Para interrumpirla, para evitar que fugue, el fiscal fracasó en su primer intento pero le queda apelar a la Cámara para que disponga la prisión preventiva de Pérez.

 

Video de la lectura de la sentencia.

 

 

Temas en esta nota

abusos sexuales Santiago Pérez