ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/46135

El secretario de gobierno de Avellaneda sostuvo que ante una segunda ola de contagios de covid las medidas deberán ser focalizadas según la situación de cada ciudad.

 

 

El secretario de gobierno de la Municipalidad de Avellaneda, Gonzalo Braidot entrevistado por Gustavo Raffin sostuvo que este fin de semana tuvieron inconvenientes en los bares céntricos de la ciudad, donde se verificaron exceso de capacidad y falta de distanciamiento entre los asistentes.

 

Son dos bares y a ambos se les labró acta, es una organización en conjunto.

 

Recordó que estos locales comerciales ya habían sido notificados de no hacer estos eventos nuevamente, “se armó algo bastante más grande, siempre quisimos que realicen actividades pero en esta ocasión hubo un incumplimiento de protocolo”, reprochó el funcionario.

Agregó que el municipio les permitió a esos locales gastronómicos cortar la calle, pero los propietarios con la ambición de poner más mesas “quedaron muy amontonados”, dijo Braidot, que insistió en que se les había llamado la atención semanas atrás, “ese tipo de evento no se pueden realizar más no se puede controlar la afluencia de público, cada vez que se quiera realizar algo deberán presentar un pedido de autorización”, aseguró el funcionario de Avellaneda.

Sobre la aplicabilidad de la ordenanza dijo que el espíritu es desactivar las fiestas clandestinas, “donde hay más protocolos es más aplicable”, aseguró.

“El domingo tuvimos que intervenir en la final de la copa aniversario del club Tigre donde también hubo  exceso de público, se labró el acta a la institución”, explicó Braidot.  En tal sentido aseguró que la idea es ver qué tipo de sanción se va a aplicar al club, “no queremos perjudicarlos económicamente”, indicó.

Sobre la fiesta clandestina realizada semanas atrás en una quinta de Avellaneda indicó que se presentó el organizador y que la jueza de falta le aplicará la multa correspondiente que podrá superar los 127.500 pesos.

Braidot también habló del accidente de tránsito protagonizado por un camión cuyo conductor dio positivo el control de alcoholemia, sostuvo que la multa rondaría  los 60 mil pesos y la retención del carnet tendría un mínimo de  15 días y podría llegar a los 45 días.

Sobre las medidas que se tomen ante una segunda ola de contagios, contó que la idea del gobierno de Avellaneda es que se tomen medidas de acuerdo a la situación de cada ciudad o región, “hay aumento de contagios eso implica que el virus está circulando nuevamente, siempre debemos pensar que no se perjudique la cuestión económica”, expresó.

Anticipó que las medidas se tomaran de manera conjunta con el área metropolitana, añadió que la restricción horaria no asegura que no haya encuentros clandestinos, ante esta situación sostuvo que es mejor habilitar lugares controlados con protocolos. “Creo que se puede trabajar habilitando los bares nocturnos, sin la necesidad de prohibir la circulación de las personas, lo más fácil es decir que todos se vayan a dormir, eso en la práctica no sucede”, disparó.

 

Temas en esta nota

Gonzalo Braidot