ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/47037
PANORAMA DEL CENTRO-NORTE DE LA PROVINCIA

Cómo están los suelos y los cultivos según el informe semanal de la BCSF, UCSF y el Ministerio de la Producción.

Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y otras instituciones. copy

Según zonas, la permanencia de los ambientes húmedos fue de tres a cuatro días, acumulando un total de agua caída que osciló entre 20 y 120 mm. Situación que cambió a mediados del sábado 22 con la llegada de vientos de dirección sur de variadas intensidades y el ingreso de un centro de alta presión, que generaron condiciones climáticas de buen tiempo como así también, el descenso de las temperaturas.

Los ambientes estables y las buenas condiciones climáticas permitieron que lentamente se retomaran las distintas actividades agrícolas detenidas.

El movimiento de equipos, cosechadoras, tolvas y camiones fue mucho más lento y menos intenso, porque la superficie en la que resta aún la recolección ha disminuido. Hasta la fecha se logró el 87,4 % del total del área de la cosecha gruesa.

Además, se inició una nueva campaña de la fina, bajo condiciones ambientales óptimas y con buena a muy buena reserva de agua en los perfiles de los suelos, al igual que los registros térmicos de los horizontes superficiales.

Particularmente, el cultivo de trigo con los primeros lotes sembrados, comenzó su ciclo, demostrando una mayor intención de siembra, que se estimó en el orden del 08 al 10 %, en referencia a la superficie alcanzada el año anterior, que fue de 348.500 ha.

Se llevaron a cabo las siguientes tareas:

♦ monitoreo - control de algodón, sorgo granífero, soja tardía y maíz tardío,

♦ aplicación de defoliantes,

♦ monitoreo de trampas del picudo algodonero,

♦ cosecha de algodón,

♦ cosecha de sorgo granífero,

♦ cosecha de soja tardía,

♦ cosecha de maíz tardío,

♦ aplicación de herbicidas, control de malezas en rastrojos,

♦ roturación o acondicionamiento de las futuras camas de siembra y

♦ siembra de trigo.

Para el lapso comprendido entre el miércoles 26 de mayo al 01 de junio del corriente año, los pronósticos prevén desde su inicio, condiciones de estabilidad climática, soleado, con el paso de los días se manifestarían algunos intervalos parciales a totales de nubosidad. Porcentajes de humedad ambiente medios, vientos de direcciones e intensidades variables y temperaturas que fluctuarían entre mínimas de 4 a 17 ºC y máximas de 15 a 27 ºC, en toda el área de estudio, escenario de buen tiempo, que permanecería hasta la conclusión del período.

 

Algodón

✓ Semana de poca actividad para el cultivo de algodón, debido a las características ambientales de elevada humedad y precipitaciones.

A medida que las condiciones lo posibilitaron continuaron las aplicaciones de herbicidas, insecticidas y defoliantes. No cesaron los monitoreos para la detección de la presencia del picudo algodonero.

El lunes 24 se ingresó lentamente a las parcelas, reiniciando las actividades, principalmente la cosecha.

En la recolección se logró un grado de avance del 80 %, con una variación intersemanal de 5 puntos porcentuales y un retraso de 4, en comparación a similar período, de la campaña anterior.

Los rendimientos promedios hasta la fecha, fluctuaron entre 18 y 24 qq/ha, obteniéndose máximos puntuales de 35 qq/ha.

Ante disposición de SENASA, se recordó que la fecha límite de destrucción de los rastrojos del cultivo, fue fijada el 31 de mayo para el Domo Oriental (departamentos General Obligado, Garay, San Javier, Vera al este de la ruta provincial Nº 3 y el sur de la ruta nacional Nº 98) y el 30 de junio para el Domo Occidental (departamento 9 de julio, San Cristóbal, Las Colonias, Vera al oeste de la ruta provincial Nº 3 y el sur de la ruta nacional Nº 98), aconsejándose a los productores el comienzo de la destrucción de los rastrojos, una vez finalizada la cosecha.

Se observaron los siguientes estados fenológicos: M “maduración”, M2 (60 % de cápsulas abiertas) y los más avanzados, en madurez fisiológica.

 

Soja tardía de segunda

✓ Solamente dos días del período considerado, reinaron buenas condiciones climáticas, ingresándose a los predios, donde los pisos y la humedad ambiente o de grano, así lo posibilitaron.

Ante ello, el proceso de cosecha logró un avance del orden del 75%, con una variación intersemanal de 5 puntos porcentuales y un adelanto de 5, en comparación a igual período, de la campaña anterior.

Rendimientos promedios:

a) zona norte: departamento Nueve de Julio, General Obligado, Vera, norte de San Javier, entre mínimos de 8 a 11 qq/ha y máximos de 20 a 24 qq/ha, con lote puntual de 27 qq/ha,

b) zona centro: departamentos San Cristóbal, San Justo, Castellanos, Las Colonias y La Capital, entre mínimos de 10 a 20 qq/hay máximos de 28 a 40 qq/ha, con lote puntual de 50 qq/ha; y

c) zona sur: departamentos San Martín y San Jerónimo, entre mínimos de 20 a 24 qq/ha y máximos de 50 qq/ha, con lote puntual de 54 qq/ha.

Siendo muy variados y heterogéneos en ellos, reflejando las distintas realidades climáticas que afrontó el cultivo, durante todo su ciclo.

Se observaron, los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos” en un bajo porcentaje en R7 (comienzo de madurez, una vaina con color de madurez) y el resto, en R8 (madurez plena).

 

Maíz tardío de segunda

✓ Escenarios ambientales con condiciones de inestabilidad climática y altos porcentajes de humedad ambiente, reinaron gran parte de la semana. Sumando además, elevados valores de humedad de grano que fueron las características que regularon el proceso de cosecha del maíz tardío, con destino comercial.

Por ello, la trilla se concretó en el 20 % del total sembrado, con una variación intersemanal de 2 puntos y un adelanto de 18, comparado con similar período, de la campaña pasada.

Los rendimientos promedios oscilaron entre mínimos de 50 a 55 qq /ha y máximos de 78 a 90 qq/ha, con lotes puntuales de 95 qq/ha. El 90 % de los cultivares restantes presentaron estado bueno a muy bueno, con algunas parcelas excelentes, un 7 % regular y un 3 % malo. Los maizales continuaron mostrando y consolidando todo su potencial genético, como consecuencia de las óptimas condiciones ambientales acontecidas, desde el inicio del ciclo.

No se detectaron inconvenientes sanitarios por enfermedades.

Se observaron, los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos”, en un bajo porcentaje en R4 (grano pastoso), el resto en R5 (grano dentado) y lotes más avanzados, en R6 (madurez fisiológica).

 

Sorgo granífero

Al igual que los demás cultivos, los sorgales también estuvieron influenciados por las condiciones climáticas que prevalecieron en toda el área de estudio, por ello, a medida que fueron cambiando los escenarios, se reanudó el proceso de cosecha.

Hasta la fecha se concretó un 73 % del total sembrado, con una variación intersemanal de 4 puntos y un adelanto de 1, comparado con similar período, de la campaña pasada.

Los rendimientos promedios se mantuvieron, oscilando entre mínimos de 20 a 35 qq /ha y máximos de 38 a 50 qq/ha, con lotes puntuales de 55 a 60 qq/ha, en los departamentos del centro, Castellanos, Las Colonias y San Justo.

La situación sanitaria del cereal fue buena, no tuvo daños de importancia por enfermedades. Continuaron presentando estado bueno a muy bueno un 90 % de los cultivares, sin inconvenientes ni modificaciones en su desarrollo, regular un 8% y malo un 2 %, por lo que estos últimos se destinaron o se destinarían al consumo animal.

Se observaron los siguientes estados fenológicos: etapa 7 (grano pastoso), etapa 8 (grano duro) y en etapa 9 (madurez fisiológica).

 

Agua útil

(AU) (00 – 20 cm)

En la superficie total del área de estudio, del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos, se consideró óptima en general, pero excesiva en áreas definidas, con encharcamientos o anegamientos, en particular en posiciones topográficas bajas.

La carga de los perfiles de los suelos y las características climáticas, cubrieron sin inconvenientes la menor demanda de los cultivares, ante lo avanzado de los estados fenológicos.

Las sucesivas precipitaciones registradas durante marzo - abril y las ocurridas en la semana que transcurrió, recargaron los perfiles de los suelos con buena cantidad de agua y posibilitarían escenarios muy favorables, en cuanto a la disponibilidad de humedad, para la nueva campaña agrícola de cosecha fina, 2021.

Temas en esta nota

estado de los cultivos
Notas Relacionadas