ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/47096
Mg. CPN. Ignacio Correa

Opinión

¿Sirve el crecimiento sin igualdad?.

¿Sirve el crecimiento sin igualdad?.

No, rotunda y definitivamente no, este artículo bien podría concluir acá y evitarles a todos ustedes seguir con la lectura, sin embargo los invito a que juntos analicemos por qué de aquella afirmación.

Luego de la revolución industrial, el inicio del comercio internacional a gran escala y la globalización, la mayoría de las economías del mundo han crecido, sin embargo, los niveles de inequidad también lo han hecho, debido a un fenómeno de acumulación de la riqueza a niveles nunca vistos, así: “los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.” (1)

Que un país sea rico no asegura el bienestar de su población, el Producto Interno Bruto (PIB) es el valor total de los bienes y servicios que produce un país, representa la riqueza de una economía nacional, el Producto Interno Bruto per cápita (PIBpc) es el PIB dividido la cantidad de habitantes del país. Ahora bien, es tentador mirarlos como medidas de bienestar, es cierto que aquella economía nacional que logra un crecimiento sostenido de su PIB está obteniendo inversiones, su mercado interno demanda, el estado participa con el gasto de manera razonable y además, le vende al exterior más de lo que compra, pero de ninguna manera que el PIB y el PIBpc crezcan indican que la población incrementa su bienestar en proporción al crecimiento de estos. ¿Por qué?, vamos con un ejemplo: Si un país con dos habitantes genera $ 100 de PIB, y a estos pesos se los apropia uno solo de los habitantes (acumulación de riqueza), el PIBpc va a mostrar que recibieron $ 50 cada uno ($100 PIB / 2 habitantes), cuando en realidad los $ 100 se concentraron en uno solo habitante de este país imaginario.

Por lo tanto, ni el PIB ni el PIBpc son medidas de bienestar de la población. La calve está en como la riqueza nacional se distribuye entre los habitantes, o como las personas se apropian de la riqueza. Si bien el crecimiento del PIB de un país mejora la calidad de vida de sus habitantes, lo hace hasta cierto punto en donde deben plantearse las siguientes preguntas: ¿Qué mejoraría más el bienestar promedio de un país desarrollado: potenciar su crecimiento económico (PIB) o reducir la brecha de ingresos entre los más ricos y los más pobres? ¿Cuál es el efecto de la desigualdad de ingresos en una sociedad?.

La desigualdad destruye los bienes sociales. El bienestar de la población tiene que ver con como desarrolla su vida dentro de la sociedad que la contiene. Así, niveles de educación, adicciones, índices de suicidio, mortalidad infantil, expectativa de vida, acceso a la salud, embarazo adolescente, movilidad social, homicidios, enfermedades mentales, etc. forman un conjunto de datos que hoy podemos correlacionar con niveles de desigualdad y asegurar, como dice el profesor Richard Wilkinson: “si los estadounidenses quieren vivir "El sueño Americano", deberían mudarse a Dinamarca”.

(2). La evidencia es contundente, un modelo de desarrollo económico que no contenga reglas para distribuir los ingresos entre la población va a tender a concentrarlos en pocas manos, y esta inequidad lleva a que los “males sociales” crezcan y que TODOS vivamos cada vez peor.

De esta manera, mayor acceso a la educación, mejor acceso a la salud, esquemas fiscales progresivos, incentivos a la producción y generación de conocimiento, un estado eficiente y presente en donde se lo necesita, marcos legales que garanticen los derechos etc. son piezas que el esquema de desarrollo debe contemplar para ir en el sentido de la redistribución justa. Una economía nacional que distribuye mejor iguala las oportunidades y los puntos de partida de todos los ciudadanos que van a pujar por una “porción de la torta”.

Para terminar me gustaría citar al Dr. Graglia (3) y coincidir plenamente con la idea de que no se trata ya de la orientación ideológica del gobierno de turno, “las derechas deben reconocer que solo con el mercado no alcanza y las izquierdas que con los estados solos tampoco”, los extremos no solucionan nada y caer en ellos es una pérdida de tiempo para una implementación efectiva de un modelo que mejore la vida de todos.

Fuentes:
(1) https://www.oxfam.org/es/notas-prensa/los-milmillonarios-del-mundo-poseen-mas-riqueza-que-4600-millones-de-
personas
(2) https://www.ted.com/talks/richard_wilkinson_how_economic_inequality_harms_societies/transcript?language=es
(3) Graglia Emilio. Políticas Públicas 12 Retos para el Siglo XXI

Temas en esta nota

Ignacio Correa Crecimiento Igualdad
Notas Relacionadas