ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/47294
TESTIMONIO

"No me voy hasta que no me dan una solución", dijo una de las mujeres que usurpó un terreno. Contó cómo y de qué viven. (Gustavo Raffin opina sobre los argentinos marginados y estafados).

Nuevamente ReconquistaHOY visitó la toma de terrenos ubicados en la esquina de calle 61 y 56 del Barrio Belgrano de Reconquista, donde Loreley contó que fue una asistente social, fueron censados y citados a concurrir a la oficina de Tierra y Vivienda de la Municipalidad de Reconquista. También "nos pintaron los dedos", comentó.

Ya todos los terrenos del predio que estaba destinado a ser una plaza están usurpados y se levantaron toldos con palos y nylon donde resisten los ocupas. Ahora son 20 familias.

Loreley reclamó que "Haydee Vargas de la cara".

En cuanto al hecho de perder el espacio que estaba destinado a plaza pública, Loreley respondió que "los vecinos nos apoyan, solo quieren que los que vengan a vivir acá sea gente del barrio". 

Loreley tiene 21 años y una nena de 4. Contó que junto a su pareja vivían hasta aquí en la casa de la suegra en Barrio Belén, en un terreno compartido por tres familias de manera muy precaria. Precisamente la anfitriona consiguió ese lote luego de haber sido también usurpadora, reveló, pero en ese lugar ya no quieren vivir, quieren tener su lote propio, y asegura que no van a parar hasta conseguirlo. "No me voy hasta que no me dan una solución, acá vamos a vivir mi marido y mi nena de 4 años", exclamó.

Contó que en el terreno usurpado ya hizo su hábitat con picanillas, nylon y algunas chapas. "Desde el primer día dormimos acá", relató.

Enseñó que viven del cartón que junta su marido, de la tarjeta alimentar y del salario de la nena, explicó que cuando no tienen para comer piden fiado en el kiosco y pagan los fines de semana. 

 

 

Notas Relacionadas