ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/50022
Después del mea culpa de los chicos.

Los directivos del Colegio San José decidieron reanudar las competencias deportivas con un nuevo reglamento

Coco Bascolo padre de una alumna de quinto año del Colegio San José remarcó en la tarde de ReconquistaHOY que valora el diálogo que se dio con la directora del establecimiento escolar.

En términos generales el análisis fue muy parecido de los padres, todo repudiaron  los hechos violentos, que las hinchadas insulten, que le protesten a los árbitros, entendimos que la decisión drástica se da en el marco de cosas que habían sucedido", reflexionó.

Valoró que los alumnos hicieran un mea culpa, "se mostraron juntos rojos y verdes, a las dos tribus les dolió que se haya suspendido, nadie salió a recriminar a dos o tres jugadores que se ven en el video, todos habían estado mal, creo que la decisión drástica hace que ellos recapaciten", consideró Bascolo.

En esa misma línea reiteró que fue importante el diálogo entre padres, alumnos y directivos.  "Los chicos se manejaron de una forma espectacular y muy maduros", analizó el padre de una alumna de quinto año.

 

Los padres se mostraron interesados de salir de esta situación.

 

Señaló que se les pidió a los chicos que haya un antes y un después del error, que a partir de ahora pueda haber nuevas reglas de juego, "ellos mismo reconocieron que se pasaron con los hechos", insistió.

 

De lo peor que fue haber suspendido las actividades deportivas pasamos a la actitud que tuvieron  los chicos.

 

"Cada padre habló con sus hijos haciendo un análisis de los que había sucedido. Mi hija está en quinto año y esta podría ser la peor despedida que pudo tener", manifestó Coco Bascolo.

Se mostró conforme porque el diálogo pudo hacer que se retomen las actividades deportivas, dejando en claro cuáles son los cambios. "Los jóvenes no dieron un ejemplo de buenos ciudadanos juntándose y buscando una solución", concluyó.