ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/50401
Ante la posible llegada de Omicron, ReconquistaHOY presenta una opinión para alimentar el necesario debate

Alberto Fernández, Omar Perotti, Dionisio Scarpín, 7 fallecidos y 31.000 habitantes de Avellaneda encerrados. Ah, pero... ¿y el resto del mundo?.

Podemos cambiar la historia

Ya pasaron 20 meses y seguimos igual.

Ahora aparece una cepa que nos va a exterminar como sociedad. Raro, ¿no?

¿Esta vez los niños y las escuelas sí serán el epicentro del contagio?

¿Esta vez los barrios humildes caerán como moscas y vamos a salir en camionetas a juntar muertos?

¿Otra vez vamos a aceptar que nos digan que las reuniones familiares y las muestras de afecto ponen en peligro la existencia de la civilización? Hacer creer a la sociedad que un nieto atenta contra la vida de su abuelo, solo puede ser ocurrencia de una mente enferma.

 

Hacer creer a la sociedad que un nieto atenta contra la vida de su abuelo, solo puede ser ocurrencia de una mente enferma.

 

Pensemos y analicemos lo que sucedió a partir de los datos que fueron publicados por RENAPER, sobre la cantidad de fallecidos en Argentina por causas respiratorias:

-En 2017: fallecidos 64.869

-En 2018: fallecidos 61.868

-En 2019: fallecidos 61.979

Esos datos son contabilizados desde el 01 de enero al 31 de diciembre de cada año, y suelen publicarse con dos años de retraso. Si tomamos los de 2019, y los comparamos con los de 2020, que corresponden al Covid-19, los resultados son contradictorios. Por ejemplo:

-En 2019, fallecieron en promedio 170 personas por día.

-En 2020, fallecieron en promedio 153 personas. Y el 30 de marzo de 2021 se informó que se llegó a los 55.736 fallecidos por Covid en la Argentina, a un año de la cuarentena.

Ahora, hagamos un poco de futurología, considerando que para marzo de 2022 Argentina alcanzaría los 124.000 fallecidos por Covid-19. Solo con mirar los datos de 2018, más los de 2019 da como resultado esa aproximación.

Son 24 meses en total, solo faltan 4 meses para marzo de 2022, y llegar a los 24 meses de cuarentena. Al 29 de noviembre de 2021, Argentina reporta 116.529 fallecidos desde el comienzo de la cuarentena, sumando 20 o 30 fallecidos diarios en promedio los últimos meses.

Esto tiene una explicación: con el comienzo de la campaña para las Elecciones Legislativas el Covid-19 perdió protagonismo, se dejó de hablar del tema, y la gente dejó de enfermarse.

Entonces, me pregunto: ¿por qué en los años anteriores no se tomaron las mismas medidas sanitarias que se establecieron para prevenir los contagios por Covid-19?

El 17 de abril 2003, el Diario Clarín público en su edición impresa: "Un virus nunca visto en humanos provoca la neumonía atípica. Es un coronavirus mutante cuya existencia era, hasta hace poco, desconocida. Aún no se sabe de qué animales proviene ni como saltó a los humanos. Ya causó 3.293 contagios y 159 muertes."

Una nota con 18 años de antigüedad… ¡Resulta tan actual! En esa oportunidad la preocupación del lector no pasó de un par de días. En cambio, en la actualidad nos espantan en todo momento, por la TV, la radio y las redes sociales.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tratamiento de la pandemia en TIEMPO REAL con la difusión de datos diarios de contagios y fallecidos, lo que fue clave para cometer cientos de errores a la hora de tomar decisiones.

Si bien el uso de la tecnología es beneficioso, siempre y cuando sea bien utilizada, tener datos en TIEMPO REAL y no compararlos con datos anteriores puede causar muchos efectos colaterales. Peor aún si los datos son analizados por personas que no se especializaron para esa tarea. Por ejemplo, escuchamos a comunicadores de las secciones de deporte, economía, política, agro, y hasta a los del clima, reportar y asegurar que estábamos ante una situación caótica. Pero, ¿sabían realmente lo que estaban diciendo? Y los expertos en salud, ¿toman dimensión de sus dichos o
predicciones? ¿Alguien les avisó que la vida real sucede más allá de un escritorio y de un consultorio? ¿Cómo pueden exigir que en un barrio vulnerable usen barbijos y alcohol en gel, si la mayoría de las personas que viven allí no tienen calzado, agua potable, ni cloaca? Algunos ni siquiera alcanzan a las cuatro comidas diarias.

¿Por qué no se cumplieron las predicciones fatales en las villas? Porque el Covid-19 es los más leve que les toca afrontar todos los días de su vida.

Pero, claro, la vacuna es la solución a todos sus problemas ¡Que fácil sería todo!

En Avellaneda, Santa Fe, pasaron 235 días de la pandemia antes del primer fallecido por Covid19, y terminó el año con 7 fallecidos.

Pero, los 31.000 habitantes padecimos un encierro sin sentido, que afectó la educación, la economía, la salud mental y física.

También provocó rupturas en las familias.

Nos volvimos cavernícolas.

Ahora somos una sociedad violenta, presenciamos agresiones contra los árbitros en partidos de básquet, fútbol, y otras actividades deportivas.

Hasta en las escuelas se suspenden las competencias y los encuentros estudiantiles. Pero está de más narrar lo que todos vemos y sufrimos por los excesos que nuestras autoridades cometieron.

Te preguntarás por qué ocurrió lo mismo en todos los países del mundo. La respuesta es fácil: los políticos son iguales en todo el mundo: vanidosos y egocéntricos, solo les importa su imagen y no cargar con ninguna culpa. El que piensa distinto es su enemigo.

¿Notaron que al pedirles a los gobernantes que actúen en consecuencia ante las necesidades de la población, sus decisiones resultan contradictorias?.

Porque si les decimos:

- ¡Hagan algo con la pobreza! La solución: somos todos más pobres.

- ¡Hagan algo con la salud! La solución: todos estamos más enfermos.

- ¡Hagan algo con las rutas! La solución: más radares.

- ¡Hagan algo con la carne! La solución: cepo a la producción.

- ¡Hagan algo con la inflación! La solución: más impuestos.

- ¡Hagan algo con la falta de trabajo! La solución: extorsionar al generador de trabajo.

- ¡Hagan algo con la inseguridad! La solución: Aníbal convoca a Marcelo Sain.

Y abundan los ejemplos.

Por eso, no esperemos que un ser iluminado nos ayude a salir de nuestros problemas.

De este problema salimos madurando como sociedad.

Nuestros valores saben distinguir lo que está bien, de lo que NO. Comprometete, colaborá… las instituciones necesitan recambios periódicos, así se evoluciona.

¡Cuantos más seamos, mejor!

¡Saludos cordiales!

Milton Godeas

Avellaneda, Santa Fe

Milton Godeas fue presidente del Centro Industrial y Comercial de Avellaneda, cargo al que renunció -según explicó- para no comprometer su opinión personal con la institución que presidía en 2020. Manifestó estar en contra de varias decisiones gubernamentales para enfrentar la pandemia.

Coronavirus 2020 en Avellaneda.jpg
Reporte oficial del Ministerio de Salud al 31 de diciembre de 2020 en Avellaneda, Provincia de Santa Fe, publicado en ReconquistaHOY. 

En esta nota

Temas en esta nota

Opinión Milton Godeas coronavirus