ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/50402
+QEPD

Pesar por el fallecimiento de Manuel Tomasín. El empresario ocampense tuvo durante décadas tienda de ropas en Reconquista, donde marcaba tendencias. Era el símbolo del vestir elegante.

Chinos en Va Guillermina  Manuel Tomasín.JPG
Recuerdo de Manuel Tomasín. Foto del 18 de marzo de 2015.

Manuel Tomasín falleció a los 81 años, ya agobiado por un cáncer de próstata.

"Gran persona, excelente profesional, dirigente comprometido con su región. Fue un destacado comerciante en la Ciudad de Reconquista, quien traía las marcas de moda. Fue quien trajo a Ante Garmaz, cuando era un ícono de la moda. Siempre participó y apoyó al Centro Industrial y Comercial de Reconquista". Así lo recordó Juan Marti, ex presidente de la institución local.

El intendente de Villa Ocampo, Enrique Paduán, y su equipo de gestión, también expresó sus condolencias por el fallecimiento de Manuel Orlando Tomasín, "quien fuera un destacado dirigente del sector empresarial, de dilatada trayectoria en nuestra ciudad y en toda la región, con activa participación en diferentes instituciones de la comunidad".

El jueves 25 de noviembre de 2021, Manuel ya no pudo estar en la presentación del libro: "Personajes de Mi Ciudad", donde él participó escribiendo sobre la vida de Francisco Conti, un industrial que hizo historia en la industria del azúcar, papel y alcohol, y además fue presidente de la entonces Comuna de Villa Ocampo. Tomasín admiraba a ese emprendedor dirigente.

Sobre Francisco Conti, Manuel escribió:

WhatsApp Image 2021-12-04 at 12.41.42.jpeg
Tapa del libro donde Manuel Tomasín participó escribiendo sobre la vida de Don Francisco Conti, un prócer para Villa Ocampo, a quien admiraba. La presentación fue el 25 de noviembre de 2021 pero no pudo concurrir por su estado de salud.

Cada vez que se acerca un nuevo aniversario de mi querida Villa Ocampo, viene a mi mente el deseo de incursionar en el derrotero de los primeros emprendedores que con su accionar colocaron los cimientos (con ganancias y perdidas) sobre los que construyeron lo que hoy es el ámbito donde vivimos, crecemos, nos desarrollamos y seguimos soñando por un mañana mejor. Pero tampoco quiero detenerme en lo  histórico, en el ayer, sino que en  sus experiencias y sus logros pudiéramos emularlos para seguir haciendo grande a esta Villa Ocampo.

Repasar y escribir más sobre los inicios de la colonia solo con fines históricos,  no lo considero oportuno, ya que muchos lo hicieron en forma brillante. Sí lo voy a hacer desde el punto de vista de los frutos obtenidos de nuestros suelos con sus cultivos y fundamentalmente con la caña de azúcar, ya que la persona a la que me voy a referir como uno de los emprendedores pioneros más sobresaliente, desarrolló su actividad  relacionada con el mismo.

Con el devenir de los primeros años fundacionales de Villa Ocampo nuestros suelos recibían y alimentaban distintos cultivos como maíz, maní, legumbres, mandioca,  batata hasta darle la bienvenida a la caña de azúcar en 400 hectáreas con  "caña semilla" traída de Tucumán.

Previamente, y luego de andar y andar por estos suelos habitados por abipones, con quienes había que "negociar" o entrar en luchas despiadadas para adueñarse de sus tierras "a las buenas o a las malas". A las malas ya se sabía de antemano quienes perdían, bañando de sangre y muerte los campos, como fue con todas las tribus de las distintas razas que habitaron el suelo Argentino.

Se sucedieron las apariciones de distintos emprendimientos: azúcar, madera, tanino, alcohol, líneas de ferrocarriles entre tantas. Cuando todo hacía presagiar un porvenir venturoso para nuestra querida Villa Ocampo, lo ideado por el fundador toca su fin y con ello el sueño de los habitantes, productores, comerciantes, obreros, empleados….

Es allí donde surge el temple y tesón de algunos inmigrantes dentro de los que se destaca la persona  a quien me quiero referir como ejemplo de pionero emprendedor: DON FRANCISCO CONTI  quien ante las dificultades, debilidades y amenazas supo visualizar una excelente oportunidad para el desarrollo de esta región. Conociendo sus bondades y adaptación eligió como soporte inicial al cultivo de la caña de azúcar.

Así se concretó la histórica zafra azucarera del año 1936 en el Ingenio que en honor al  Río que atraviesa la Ciudad de Florencia en su Italia natal lo bautizó con el nombre de ARNO.

Pronto el Río EBRO de España sirvió de nombre para la Fábrica de Papel anexa.

"Si tú le pones ARNO al ingenio por el río de tu ciudad, yo te sugiero ponerle EBRO por el río Español".  Así quedo como hecho anecdótico el ingenio ARNO y la papelera EBRO.

El Ingenio ARNO pasó a complementarse  con sus "colegas" de Tacuarendí y Las Toscas llenando de esplendor a una región que fue sana envidia de nuestros vecinos por el impacto económico que generaba.

Pero no solo en este rubro se destacó Don Francisco Conti. También fue presidente Comunal o Comisión de Fomento de la población que en algunos años posteriores sería declarada CIUDAD DE VILLA OCAMPO, algo que resalta  aún más sus cualidades como persona.

Como fundador en 1936 fundó la Compañía Industrial del Norte que abarcaba para el ingenio, el azúcar, para la papelera, fabricación de papel y de alcohol. Muchos productores poseen todavía los títulos accionarios de la compañía.

Hoy que mi Ciudad está cumpliendo 143 años quiero resaltar varias cosas.

Primero efectuar un gran  reconocimiento y agradecimiento a Don Francisco Conti por considerarlo uno de los pioneros emprendedores que hicieron grande no solo a nuestra Ciudad sino a toda una región.

Por otra parte, y sobre todo hoy que nuestra región está en pleno proceso de reconversión productiva, que sigan apareciendo Emprendedores como los que ya tenemos, en otras palabras, necesitamos muchos Francisco Conti para el bienestar de nuestros hijos y futuras generaciones.

Por último, y también dentro de un nuevo aniversario de mi querida ciudad, quiero reiterar algo que ya lo hice en una anterior publicación: adecuar los versos de Edgar Romero Maciel refiriéndose a su pueblo natal Caá Catí: Villa Ocampo  "Quiero arrancarte de tu siesta provinciana, decirle a tu gente que no se deje morir, y echarte a  la cara mi sangre de Correntino a ver si despiertas de tu antiguo  sueño viejo caá catí.".

Fue lo último que sabemos que escribió Manuel Tomasín.

El sepelio fue en la tarde del viernes 3 de diciembre de 2021 en el Cementerio de Villa Ocampo.

 

Temas en esta nota

Duelo Manuel Tomasín