ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/50621
JULIAN CHAMORRO

Tras 4 años preso, concedieron la libertad condicional a quien dejó morir desangrado y de frío, abandonado en el costado de la ruta a Juami Pérez. Encima ni pagó la indemnización.

Después de jugar al fútbol en Reconquista, bebieron cervezas y siguieron tomando en el camino, a tal punto que en el momento del choque, el conductor (Chamorro) estaba bebiendo. Herido, dejaron a Juami Pérez escondido entre los pastos y fue la noche más fría en 39 años. Murió de frío y desangrado. De tener ayuda no hubiera ocurrido eso.

Julián Chamorro cuando esperaba la decisión de la Jueza Norma Senn. Audiencia del 16 de diciembre de 2021.

A pedido de la defensora pública Silvia Zabala, y con el consentimiento del fiscal Aldo Gerosa, la jueza penal Norma Senn, ordenó este jueves 16 de diciembre de 2021 la libertad de   Julián Enrique Chamorro   , quien el mes pasado cumplió el 2/3 de la condena a   6 años de prisión   que le fue impuesta con firmeza por ser autor penalmente responsable del delito de   abandono de persona seguido de muerte   , según artículos 29 inc. 3 °, 40, 41, 45 y 106 tercer párrafo del Código Penal Argentino. 

La libertad esta condicionada al cumplimiento de determinadas obligaciones y restricciones   : Residir en el domicilio de su madre,   Elda Aranda   , en la calle Germiniani 541 de la ciudad de Romang, someterse al control de la Dirección Provincial de Control y Asistencia Postpenitenciaria y cumplir sus disposiciones; desempeñar un trabajo, oficio o profesión dentro del plazo de 2 meses; abstenerse de cometer otro delito doloso, no drogarse ni emborracharse, acreditar la realización de un curso de manejo seguro en materia vial, debiendo presentar certificado de participación para el legajo judicial; prohibición de acercamiento y todo tipo de contacto con familiares del fallecido, particularmente con   Sandra Mariela Pérez   (hermana de Juami). Le aclaró la jueza que no deberá acercarse ni a su domicilio de calle Brigadier López al 1307 de la Ciudad de Romang, ni a lugares que ella frecuente; le prohibió conducir vehículos automotores y motocicletas de todo tipo, condición que deberá cumplir "estrictamente hasta el 26 de noviembre de 2023, cuando vencerá su condena, bajo apercibimiento de revocarle la libertad si es que no cumple con estas obligaciones y restricciones, según el artículo 15 del Código Penal. 

Argumentos de la defensa para pedir el fin de la cárcel   

Al pedir el beneficio de la libertad condicional, la Dra. Zabala fundamentó que lo hacía porque se cumplen todos los requisitos de ley; y no solamente cumple el requisito temporal para el beneficio (porque ya cumplió en noviembre el 2/3 de la condena dentro de prisión) sino que, además, durante este tiempo ha avanzado en la progresividad de la ejecución de la pena, cuenta con el máximo guarismo conductual y conceptual, con todos los informes favorables. 

Recordó que desde el 29 de diciembre de 2020, Chamorro goza del régimen de salidas transitorias en casa de su madre, bajo "palabra de honor", por 72 horas cada 15 días, y nunca tuvo conflicto alguno. 

Destacó que Chamorro siempre mantuvo buenas relaciones con sus compañeros de pabellón y de la unidad penitenciaria, incluidas las autoridades superiores; ha acreditado que se sujetó a las normas que rigen la disciplina del sistema carcelario. Además, aseguró que "está plenamente arrepentido, sumamente arrepentido, ha asumido la autoría" del delito por el que fue condenado en firme. 

Le dijo a la jueza que Chamorro "tiene derecho a la progresividad en el cumplimiento de la condena"; y que "no hay motivo" para que le niegue el beneficio. 

Sostuvo que la libertad condicional no tiene otro fin que hacer efectiva la obligación del Estado de garantizar que la pena privativa de la libertad tenga un efecto socializador, en consonancia con las leyes nacionales, la convención de los Derechos Humanos, y otros acuerdos internacionales. 

Advirtió la defensora a la jueza que, de no concederle el beneficio, afectaría la dignidad de la persona; y le pidió "razonabilidad" para dirimir el pedido. 

Luego habló la abogada   Mariana Cisera    , del Centro de Atención Judicial, organismo estatal que un último momento decidió acompañar a la familia de la víctima. 

Le contó a la jueza que la madre de Juami Pérez,   Delia Kauffmann   , falleció en el mes de agosto, y que para esta audiencia se puso en contacto con   Sandra Mariela Pérez   , hermana de la víctima, quien -por escrito en la audiencia- descrito que no estaba en condiciones de salud para afrontar la audiencia, porque le hace mal recordar el hecho. Cuenta que   su madre murió en agosto sin ver justicia por la muerte de su hijo, "Mi hermano no tuvo la posibilidad de decidir, fue abandonado sin que le hayan ofrecido ayuda"   . 

También en ese, Sandra Mariela Pérez contó que nada sabe acerca del pago de la indemnización establecida en la condena, lo que luego se encargó de responderle el condenado, reconociendo que él   nunca pagó un peso   . 

Argumentos del fiscal a favor del condenado   

A su turno habló el Fiscal Aldo Gerosa, quien dijo que comparte el sufrimiento de la familia Pérez, pero dependiente en el objeto de la audiencia, sin dejar de tener en cuenta la conducta delictual de Chamorro y el sufrimiento que eso acarrea, "debo decir que la ley -guste o no le guste a las personas- contempla cierto período de tiempo en el que es posible recuperar la libertad condicional. Existen informes técnicos que dan razón a la defensa ". 

Fundamentó el representante del Ministerio Público de la Acusación, que el director de la cárcel de Santa Felicia, expresó que Chamorro reúne los requisitos legales para recibir la libertad condicional, por lo que acompañó su salida de la cárcel con   opinión favorable   . 

Y siguió el Dr. Gerosa hablando bien del condenado   . Remarcó que la asesoría jurídica también habló del cumplimiento de los plazos a partir de noviembre de este año, del concepto y conducta ejemplar del reo, que no tiene ni condena anterior, ni otra causa en trámite, ni sanción dentro de la cárcel. 

Indicó además que el equipo de acompañamiento para la reinserción social, refirió a que Chamorro tiene un comportamiento normal, que "se mostró arrepentido del hecho, y es improbable que no pueda sostener buena conducta"; además, "si sale, podría trabajar. Creo que correspondencia concederle el beneficio solicitado con las restricciones adecuadas, donde sugirió solo algunas: no emborracharse ni drogarse, prohibición de acercamiento y comunicación con Sandra Pérez. 

Y terminó repitiendo Gerosa que "comprendemos el dolor que atraviesa" la hermana de la víctima. 

 

La condena  

Julián Enrique Chamorro   , DNI 29.827.359, nacido el 04/02/83, hijo de Juan Carlos e Hilda Aranda, domiciliado en calle Germignani de la Ciudad de Romang, fue condenado en primera instancia por el entonces juez Nicolás Muse Chemes (el 26 de septiembre de 2016, recién a más de nueve años del homicidio) a la pena de   siete años de prisión   , pero en la apelación, la Cámara Penal integrada por Carlos Renna, Fernando Gentile Bersano y Alejandro Tizón, le rebajó a   seis años de prisión   , mientras todos mantuvieron la condena para los demás ocupantes del automóvil que manejaba Chamorro: para los demás,    tres años de prisión de cumplimiento condicional   , consideró autores penalmente responsables del delito de   encubrimiento agravado   del delito de abandono de persona seguido de muerte. Ellos son:  

Ismael Sebastián Zimmer   , nacido el 10/12/87 en Romang, hijo de Armando y María Mercedes Frick. 

Mario Alberto Velázquez   , DNI: 23.758.361, nacido el 28/03/74, hijo de Gladis Aurora Velázquez, domiciliado en Romang y de profesión metalúrgico. 

Alejandro Luis Aguirre   , DNI: 31.253.306, nacido el 28/09/84, hijo de Félix y Marta Rojas, domiciliado en Romang; y 

Jorge Augusto Roulín   , DNI: 24.786.813, nacido el 25/08/75, hijo de Jorge Argentino y de María Susana Pérez, domiciliado en Calle 35 Nro. 315 de Romang. 

Los cuatro condenados a prisión condicional, además,   debían cumplir durante tres años, con cinco horas semanales de trabajo gratuito en alguna institución estatal o de bien público   de la Ciudad de Romang, lo que no sabemos si lo hicieron, ni si fueron controlados, algo que el Estado ha demostrado siempre que no tiene ni capacidad ni decisión de hacerlo.   

En la misma condena, la Cámara Penal de Apelaciones dejó firme la demanda civil iniciada por   Delia Kaufmann viuda de Manuel Pérez   , madre de la víctima, confirmando que    Chamorro, Zimmer, Velázquez, Aguirre y Roulín, tienen que pagar la correspondiente indemnización, más daños materiales y morales   , de la siguiente manera:   El 40% de veinte salarios mínimos vital y móvil y sus   designados aguinaldos  , al valor que tenga al momento de hacer efectivo el pago;   más $ 300.000.- por el daño moral   , por los padecimientos psíquicos causados;   y $ 600.000.- por el daño material   , ya que la víctima   "era el sustento económico y moral de su madre.   Estos montos deberán ser actualizados al día de pago  , aplicando un interés igual al promedio que surja de la tasa de interés que percibe el Banco de Santa Fe sa en operaciones de letras a la vista a treinta días y la que paga en operaciones de plazo fijo por igual término y monto, desde la demanda y hasta su efectivo pago ".  

Tuvieron en cuenta todos los jueces   , en todas las instancias, que la madre de   Juami "debió soportar la pérdida de su hijo a la temprana edad de veinticinco años, y claro está, dejando secuelas en su recuperación; tal vez, nunca superadas.- Ello así, estimo adecuada y justa la suma reclamada por daño moral sufrido, importe que devengará un interés igual al promedio que surja de la tasa de interés que percibe el Banco de Santa Fe SA en operaciones de letras a la vista a treinta días y la que paga en operaciones de plazo fijo por igual término y monto, desde la demanda y hasta su efectivo pago ".  

Pasaron casi 15 años del suceso, de un proceso escandalosamente lento, y todavía la familia espera la indeminización.  

 

En el demorado camino judicial, falleció la madre de Juami. Muy afectado por la pérdida de su hijo, enfermó gravemente, y cuatro años después de sufrir un ACV falleció en agosto de 2021, "esperando justicia por la muerte de su hijo", tal como contó Mariela Pérez. 

 

 

UN CASO EXTREMADAMENTE CRUEL  

El 7 de julio de 2007,   Juami Pérez murió de frío y desangrado   al costado de la Ruta Provincial Uno, entre Reconquista y Los Laureles. 

 

Pasaron más de 9 años   para que recién se pronuncie la sentencia en primera instancia, a cargo del Juez Penal Nicolás Muse Chemes, otro papelón del Poder Judicial. 

 

Juan Manuel "juami" Pérez tenía 25 años   y era sostén del hogar que compartía con su madre cuando transitaba en bicicleta por Ruta Provincial Uno, desde Reconquista hacia Romang, y en jurisdicción de Los Laureles fue chocado por el automóvil VW Polo conducido por   Julián Enrique Chamorro   , que iba acompañado de cuatro personas. 

 

No solo que no lo auxiliaron, sino que encima arrastraron al herido para ocultarlo entre los pastos, donde murió al no recibir ayuda en lo que fue una de las noches más frías de los últimos 39 años, según el SMN. 

 

 

¿Por qué recién ahora cumple la condena Chamorro ?.  

Por la lentitud del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe.   

Hay que tener en cuenta que el juez de primera instancia dictó sentencia recién a más de 9 años del hecho. Era el Dr.   Nicolás Muse Chemes   (luego expulsado del Poder Judicial mediante un juicio político). Al no disponer la detención inmediata, todos, incluido Chamorro, siguieron en libertad hasta que la condena quedó firme. Recién ahí comenzó Chamorro a cumplir la condena de efectivo cumplimiento. 

Eran "   seis años de prisión de cumplimiento efectivo   ", pero por decisión del Congreso Nacional, en el Poder Judicial no son iguales a las matemáticas, y esos seis años se reducen a cuatro; y lo que le resta de condena, hasta el 26 de noviembre de 2023, lo cumplirá en libertad condicional. 

La familia de la víctima manifestó en su momento en ReconquistaHOY su disconfirmidad "por lo poco que le dieron" a los condenados. 

 

La investigación comenzó a las 09.00 hs. del 08 de julio de 2007, a través de la investigación iniciada por la Comisaría V de Los Laureles, quien toma conocimiento de que una persona, aparentemente sin vida, yacía al costado de la Ruta Provincial N ° 1 en cercanías a la zona conocida como El Farolito, constatándose inmediatamente que se trataba del cuerpo sin vida de quien resultó ser Juan Manuel Pérez, quien presentaba lesiones visibles y cercano al mismo una bicicleta tipo todo terreno, vidrios, espejo retrovisor, escobilla, logotipo de un automóvil Wolkswagen azul oscuro. 

Juami Pérez murió por "hipovolemia severa por hemorragia grave por sección de vasos a nivel pierna izquierda, más un componente neurológico probable, no presentando alcohol en sangre", determinó la autopsia. 

A Chamorro le secuestraron prendas de vestir celular, calzado y el automóvil Wolkswagen Polo de su propiedad. 

 

Después de jugar al fútbol y beber cervezas, volvían a Romang y seguían tomando cerveza   

Respecto al homicidio, Ismael Sebastián Zimmer contó que a las 19.00 hs del día 7 de julio de 2007 volvían desde Reconquista hacia Romang, luego de jugar un partido de fútbol, ​​en el automóvil conducido por Chamorro; que en la parte delantera lo hacía Velázquez, y atrás iba él junto con Aguirre y Roulin. 

Que bebían cerveza mientras marchaban, que Chamorro tenía la botella en el momento en que sintió un gran golpe y al bajar, constataron la rotura de una de las ruedas, permaneciendo por aproximadamente 45 minutos para cambiarla, mientras que Chamorro y Roulin fueron a ver a la víctima del choque y cuando volvieron,   Chamorro dijo: "lo maté" y Velázquez le decía: "te dije". Todo el camino de vuelta Chamorro decía: "ustedes no digan nada   ". 

Aseguró Zimmer que él, Aguirre y Roulin, quisieron llamar a la policía, pero Chamorro dijo que no. 

Jorge Augusto Roulin agregó que después de ese partido de fútbol con compañeros metalúrgicos de Reconquista, estaba   bastante alcoholizado   , y cuando sintió el golpe, se despertó. 

"Chamorro dijo que había reventado un neumático, que él colaboró ​​para cambiar la rueda junto con Zimmer y Velásquez, que vio que estaba   abollado el paragolpes y rajado el vidrio   , pero que él no no fue hacia el campo, y siempre estuvo al lado del vehículo, salvo unos minutos en que fue a orinar. Aseguró que él no escuchó nada y vió daños en el vehículo, pero no le llamaron la atención. 

Alejandro Luis Aguirre confirmó que esa noche viajaban de regreso a Romang bebiendo cerveza, y que él no vio el choque porque se había dormido mientras Chamorro manejaba, acompañado adelante por Velázquez. A él le dijo Chamorro que había atropellado un perro y reventó una cubierta que allí la cambiaron. El gato no funcionaba bien. Luego confesó que   Chamorro les pedía que no cuenten lo ocurrido, que él se encargaría de reparar el automóvil   . Y el lunes siguiente escuchó la noticia del accidente, pero que no lo relacionó con el que protagonizó. 

Mario Alberto Velázquez dijo que él tampoco recordaba nada porque venía "bandeado" ya que estaba mal dormido, que Roulín llevaba cerveza en el auto y tomaban todos. Estimó que circulaban a unos 120 km por hora y no vio contra qué chocó, porque justo se dio vuelta a buscar la cerveza. Calcula que en 40 minutos cambiaron la rueda porque el gato no funcionaba bien. Dijo que ninguno fue a ver a quien estuvo atropellado, que simplemente   escuchó el golpe, vio una bicicleta, y Chamorro que decía "lo maté", respondiéndole él: "¡Te dije, pelotudo, no viste la bicicleta!".  

Añadió que en la continuidad del viaje,   Chamorro decía que tenía seguro, pero que no hablen porque sino todos iban a ir en cana, "que nadie se acuerde de lo sucedido   ". 

Acordaron que Chamorro iba a esconder su automóvil para hacerlo arreglar más adelante.  

Julián Enrique Chamorro dijo que él manejaba su automóvil VW Polo a unos 120 km / h, desde Reconquista hacia Romang, y de frente venían dos vehículos de porte pesado, cuando sintió un fuerte impacto y   advirtió que se le reventó una cubierta, que no pudo hacer nada para evitar el choque con la bicicleta, ni frenar, ni tocar bocina; que todos sus acompañante tomaban cerveza   , y cuando ocurrió el choque, se bajaron, y él, junto con uno de sus acompañantes, fue a ver que hubo chocado. Fue ahí cuando dijo que   vio "un cuerpo inmóvil que tenía sangre en su rostro y creyó que estaba muerto, se asustó y salió corriendo, seguro de que estaba muerto, pero que nadie quería dar aviso a las autoridades porque tenían miedo. de acuerdo de que nadie comentaría el suceso   . 

Del informe de la víctima en el proceso judicial, surge que   Juan Manuel Pérez, 25, era una persona sana, que le gustaba pescar, no tenía vicios, era respetuoso, servicial   y que después de su muerte, la madre sufre su pérdida, tanto , que padece un cuadro de ACV, lo que confirma la médica cabecera de PAMI, Dra. Laura Bieri. 

El fiscal había pedido para Chamorro, condena de siete años; y para los acompañantes: tres años y seis meses de prisión más multa. Para todos pedía prisión de cumplimiento efectivo.  

 

FUERON DOLOROSAS HORAS DE AGONÍA HASTA LA MUERTE  

Reprocha el tribunal que Juami Pérez murió por "... hipovolemia masiva por hemorragia severa por las lesiones descriptas en la pierna izquierda con sección de vasos sanguíneos importantes, a lo cual se habrían sumado factores de tipo neurológico e hipotermia por dolor y baja temperatura ambiente. .. "; y que "la muerte no fue instantánea, toda vez que sufrió hipotermia (recordemos que fue en pleno invierno 07/07/07), el cuerpo recién fue hallado al día siguiente y según informe médico de autopsia fue arrastrado por terceros o por sus propios Corroborado, además, por el testimonio del médico Gregorio Arriola, quien declaró que   la hipovolemia por hemorragia masiva podría haber sido revertida recibiendo tratamiento médico inmediato.  

 

La hipovolemia por hemorragia masiva podría haber sido revertida recibiendo tratamiento médico inmediato. Era cuestión de frenar la hemorragia, podrían haberle salvado la vida. 

 

La lesión fue en la pierna izquierda. 

Sostuvo el Tribunal que   el abandono de persona significa privar al sujeto, aun en forma temporaria, de los cuidados que le son debidos y de los cuales tienen necesidad para subsistir   . 

Remarca que el protagonista de un choque debe de alguna manera estar obligado a ocuparse de su cuidado, alojamiento, transporte, etc., y que dicha obligación nace de los principios generales para fundar la posición de garante, y claro está, la posición de garante nace de la ley, el contrato o la conducta precedente como generadora del deber de cuidado. 

En este caso, se desprende claramente que se trata de la conducta precedente, toda vez que fue Chamorro quien con su conducido inhabilitó de valerse por sí a Pérez. 

Se trata de un delito de comisión, ya que la acción es la de abandonar, con lo cual se descarta que el tipo pueda llegarse a cometer por omisión. El acto que incapacita a la víctima puede provenir tanto de un acto lícito como ilícito, y en este último caso puede ser doloso o culposo. 

El informe de autopsia estima que el cuerpo fue arrastrado   , hallándose restos de sangre en el sitio donde se hallaba el cadáver y otra a dos metros setenta centímetros; además, el cuerpo se deslizó arrastrándose en el suelo, ya sea por sus propios medios o por terceros en el período pre morten. 

Destaca la testimonial del médico Gregorio Arriola, que a la pregunta de si la hipovolemia y hemorragia pudieron haber sido revertidas, contestó que con tratamiento médico inmediato hubiera sido posible cohibir la hermorragia, estimando que el cuerpo de la víctima tuvo una sobrevida de aproximadamente una hora . 

Velázquez tenía sangre en la camiseta y en la campera, en la campera de Chamorro y en las zapatillas de Aguirre, pruebas que hablan a las claras y mucho menos de coutoría. 

Queda claro -dice el Tribunal- que Chamorro colocó a Pérez en situación de desamparo, abandonándolo a su suerte a sabiendas (es decir con dolo –conocimiento y voluntad-) de su incapacidad de valerse, incurriendo en la figura de abandono de persona seguido de muerte. 

Curiosamente para el Tribunal, la investigación no describe cuales fueron las acciones realizadas para tenerlos como cómplices del abandono, y por lo tanto no admitió la coautoría, por eso las penas diferentes para Chamorro del resto. 

Expresa el Tribunal que "no se describe cual fue el grado de colaboración sin el cual el delito no se hubiera cometido, o no se hubiera cometido de la manera que se lo cometió". 

Agrega: 

La doctrina no es pacífica en cuanto al delito de omisión de auxilio y así encontramos que pública "..objeto que se protege ... es la seguridad, en tanto que el particular corre peligro es protegido solamente como parte de lo público, pero no como titular individual, Maurach habla de la solidaridad como objeto de protección (Donna, pág. 287), Rodríguez Mourullo habla de solidaridad humana, pero sólo en cuanto están en peligro los bienes vida e integridad personal (op. cit. Pág. 288) ) .- Más allá de ello, se trata de un tipo omisivo, no es una prohibición sino un mandato tendiente a proteger el bien jurídico solidaridad humana en supuestos de peligro para la vida e integridad personal que no requiere resultado alguno, pues la omisión por sí misma es lesiva del bien jurídico.- Sin embargo,no me detendré en esta figura en cuanto delito cometido por ZIMMER, VELÁZQUEZ ,, AGUIRRE Y ROULIN.- 

En efecto, encuentro que su conducta se adecua a la figura de ENCUBRIMIENTO AGRAVADO porque el hecho precedente es grave, entendiéndose por tal, aquel cuya pena excede los tres años de prisión. previo (en nuestro caso el de Chamorro), en el cual el autor no haya participado de ninguna manera.- Ya adelantamos que el abandono de persona seguido de muerte no admite coautoría (concomitante, por división de funciones o tareas, etc.), aunque sí complicidad, pero ello no se ha probado, ni surge de lo actuado. administración de justicia ayudaron a eludir la investigación ya sustraerse de la acción de ésta.- 

Ello es así a partir de las contradicciones en sus declaraciones, advertidas al momento de transcribir parcialmente sus indagatorias (no vimos, venía durmiendo, no fuimos hasta el lugar, etc.), pero fundamentalmente de las pruebas objetivamente colectadas, cuales fueron las muestras de sangre halladas en sus prendas de vestir, hablan a las claras de que ayudaron a Chamorro a ocultar el cuerpo de Pérez entre los pastos de la banquina, toda vez que el informe médico forense destaca que el cuerpo sufrió arrastre de un lugar a otro, no sin advertirse que se lo encontró en la banquina, un tanto alejado de la cinta asfáltica. 

Que, al igual que en el caso de CHAMORRO, no encuentro que ZIMMER, VELÁZQUEZ, AGUIRRE Y ROULIN, no hayan podido defenderse o no supieran de que defenderse, violando el principio de congruencia, toda vez que fueron procesados, requeridos de juicio y acusados de ENCUBRIMIENTO AGRAVADO, es decir, por haber ayudado a Chamorro a eludir la investigación. a mover el cuerpo para que no sea hallado fácilmente.- Consecuentemente deberá responder por el delito que fueron acusados, esto es, ENCUBRIMIENTO AGRAVADO (art. 277 a) inc. 3 ° a) del Cód. Penal).- 

Que, debiendo establecerse cual habrá de ser la pena que merece JULIAN ENRIQUE CHAMORRO por el delito cometido y tomando en cuenta las pautas de apreciación que resultaron las artes. 40 y 41 del Código Penal, es dable observar que operan desfavorablemente para el autor la magnitud irrevocable del daño infligido a un bien irrecuperable como es la vida; el mayor grado de reprochabilidad fundado en la desidia en que incurrió luego de que atropellara a Pérez, el desprecio evidenciado al arrastrar el cuerpo hacia la banquina y darse a la fuga dejándolo herido en la fría noche del mes de julio (la autopsia detectó hipotermia) , sino también del  avasallamiento a los más puros sentimientos afectivos que lo ligaban, por tratarse de persona por él conocida del pueblo, lo cual denota síntomas de insensibilidad moral que amplían la capacidad delictiva   ; por la brutal mecánica comisiva y negativa incidencia que conlleva segar una vida joven y sana como la de Juan Manuel Pérez truncada a los veinticinco años de edad, que dejaron a una madre que con el correr de los tiempos sufrió un cuadro de ACV. estos atenuados por las favorables circunstancias personales del reo, quien no registra antecedentes penales y probablemente se conducía con algún grado de alcohol en sangre, sin que obste ello a la cabal comprensión sobre la antijuridicidad de su conducta y autodominio suficiente para dirigir sus acciones conforme a aquella intelección, aseverados en los dictámenes forenses y psicológicos incorporados. 

Sobre esas bases y los parámetros normativos mencionados, los informes actuariales respecto a la ausencia de antecedentes penales, la culpabilidad en grado de dolo directo y sus condiciones socioculturales, el juez de primera instancia estimó "justo, equitativo y adecuado", imponerle la pena de siete años de prisión a Chamorro y tres al resto. Remarcamos que la Cámara de Apelaciones solo modificó la pena de Chamorro, que le redujo un año y quedó en seis. 

Contá vos también tu noticia y mostrala en fotos y videos en el whatsapp de ReconquistaHOY 3482-552285

Podés escucharnos de lunes a viernes de 16 a 20 horas en tu celular, tablet o compu, haciendo clic aquí:

http://www.reconquistahoy.com/radio.php