ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/51432
Cultura

2 de febrero: Día Mundial de los Humedales

Crédito: Mabel Fernández

Cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales. En nuestro Norte Santafesino las 492.000 hectáreas que se extienden desde la comuna de Los Laureles a la ciudad de Florencia, entre el Río Paraná y la Ruta Nacional Nº11, conforman el Sitio Ramsar Jaaukanigás, un humedal con reconocimiento internacional.

En 2001, cuando se elaboraban los argumentos para presentar ante la Comisión Ramsar, desde el Museo de Arqueología y Paleontología "Prof. Dante Ruggeroni" de Reconquista, el Prof. Carlos Echegoy propuso que llevara el nombre de "Jaaukanigás", una voz abipona que significa "Gente del Agua".

Jaaukanigás contiene unas 522 especies de vertebrados, incluyendo 45 especies de anfibios, 59 de reptiles, 350 de aves y 78 de mamíferos, lo que la convierte en una de las regiones más biodiversas de Argentina, conteniendo un 30% de los vertebrados terrestres conocidos en nuestro país, a pesar de que la superficie del área es menor al 1% del territorio nacional.

Los bosques del valle aluvial y margen occidental del Río Paraná donde se emplaza el Sitio Ramsar "Jaaukanigás", son los de mayor diversidad y complejidad de Santa Fe, algo no menor para una provincia que en los últimos 100 años perdió el 82% de sus bosques nativos.

El Jaaukanigás es el humedal de mayor riqueza de la provincia por la diversidad faunística y florística que encierra. Son los bosques de mayor belleza y el desafío es poder conservarlos. La declaración de Sitio Ramsar fue un paso importante y los marcos normativos, como los Planes de Manejos y una política de conservación de bosques, son pasos para alcanzar ese objetivo.

La presencia de familias cazadoras y pescadoras a orillas del Paraná está registrada arqueológicamente con una antigüedad de 2000 años antes del presente. Los Abipones fueron de los primeros habitantes en esta región y desaparecieron en el violento proceso de colonización. El rescate del vocablo fue una búsqueda por revalorizar el concepto de pertenecer a un ambiente y no de poseerlo. Sosteniendo el mandato de entregar el humedal a las generaciones futuras tal como lo recibimos y aún mejor.