ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/51995
ABUSOS SEXUALES REITERADOS Y COACCIONES CONTRA UNA NIÑA

Se arrima el final del juicio para un empleado municipal de Lanteri, para quien el fiscal pide 15 años de prisión

Gerardo Gabriel Valiente junto a Javier Zilli (ayudante de la defensa) y Orlando Toniolo defensor público, en el comienzo del juicio en su contra, en la mañana de este 3 de marzo de 2022.

Gerardo Gabriel "Lalo" Valiente, nacido el 20 de junio de 1992, domiciliado en la localidad de Lanteri, empleado municipal, está siendo juzgado por abusos sexuales con acceso carnal, reiterados y agravados por la convivencia; y también por el delito de coacciones (amenazas con intención de conseguir algo en contra de la voluntad de la víctima).

En la mañana del jueves 3 de marzo de 2022 comenzó el juicio, donde el fiscal Alejandro Rodríguez procura que sea condenado a la pena de 15 años de prisión de efectivo cumplimiento. 

Valiente es asistido por el defensor público Orlando Toniolo.

El tribunal está integrado por los jueces Mauricio Martelossi (presidente del tribunal), Claudia Bressán y Gustavo Gon.

El juicio comenzó con el alegato del fiscal, pidiendo la condena, convencido de que Valiente abusó sexualmente de manera reiterada de una niña, con acceso carnal, con la agravante de que convivía con ella, ya que era hija de su pareja. Además, la coaccionaba para que no hable, porque si lo hacía, la iba a atar a un árbol de la casa.  

Las prácticas sexuales no fueron acordes al desarrollo madurativo de la niña, fueron realizadas aprovechándose de las circunstancias de convivencia, y fueron realizadas en contra de la voluntad de la víctima.

Recordó el representante del Ministerio Público de la Acusación que la investigación comenzó por la actuación de la Secretaria de la Niñez, organismo que había tomado conocimiento de esta situación y efectuó la denuncia, donde intervino personal policial, realizando las tareas, entre ellas, convocar al médico policial para que realice el examen médico y físico de la niña; y luego se produjo la detención de Valiente, que fue el 20 de septiembre del 2017. Luego se realizó la Cámara Gesell.

La calificación de los hechos atribuidos consistieron en abusos sexuales con acceso carnal, reiterados y agravados por la convivencia; y coacciones", según artículos 45, 119 incisos F, 149 tercer párrafo inciso A y 55 del Código Penal.

Sostuvo el Dr. Rodríguez que probará los hechos al cabo del juicio, por lo que adelantó que pretende una condena de 15 años de prisión de efectivo cumplimiento.

A su turno, el defensor Orlando Toniolo expresó que el acusado sostiene su inocencia; y remarcó que no tiene antecedentes penales, ni policiales; que es un trabajador de la Comuna de Lanteri, padre de 3 hijos de 2, 4 y 7 años; y que está acusado por hechos que él manifiesta que no han ocurrido y no han existido.

Añadió que "es importante destacar al tribunal, lo difícil que es para Valiente, resistir es decir defenderse, de este tipo de acusación, no solo por el tipo de delito sino por la indeterminación de tiempo, horarios, donde ni siquiera se fija el año, donde supuestamente habrían ocurrido los hechos, en la imputación y posterior en la acusación se menciona, desde que la madre de la víctima se encontraba embarazada de su hermana, lo que brinda una amplia ventana temporal, lo que imposibilita la acreditación de coartadas, es decir la demostración de otros hechos realizados al mismo tiempo que sin lugar a dudas lo exculparían de los que fueron imputados".

"No obstante lo antes dicho, y si bien nos encontramos ante lo que se conoce como delitos de Alcoba, no debemos dejar de tener presente el principio de inocencia, porque ante la gravedad de este tipo de denuncia normalmente se tiende a invertir la cara de la prueba, teniendo que demostrar el imputado que es inocente cuando todos sabemos, conocemos y no deberíamos olvidar que es el fiscal quien debe demostrar, probar y acreditar, con grado de certeza, y más allá de toda duda razonable, que el hecho ocurrió; y que el imputado es culpable, autor de los hechos".

Añadió que si Valiente demostrase no haber cometido los hechos que se le endilgan, se colisionaría estrepitosamente e inexorablemente, no solo contra los muros erigidos en torno a su persona por derechos y garantías reconocidos legal, convencional y constitucionalmente, sino también contra la lógica más elemental que resulta imposible desde el punto de vista  epistemológico, demostrar aquello que precisamente no ocurrió.

Señaló que Valiente rechazó un acuerdo de condena por 12 ó 10 años de prisión (en lugar de los 15 que procura el fiscal en el juicio) porque sostiene su inocencia y prefiere 15 años de condena a reconocer algo que no hizo.

Antes que comiencen a declarar los testigos, Valiente manifestó: "soy inocente de lo que me están acusando; y durante el juicio iré aportando de todo lo que me están acusando, de que soy inocente".

Los alegatos de clausura serán este lunes 7 de marzo, a las 10:00; y el jurado pronunciará el veredicto en el mediodía del miércoles 9 de marzo de 2022.