ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/53156
JUAN PABLO MERCAU PETEAN

Condenaron al acusado de atacar sexualmente a una mujer en la vereda de su casa en calle Patricio Diez.

Juan Pablo Mercau Petean.

Juan Pablo Mercau Petean, 37, domiciliado en Reconquista, quien dijo ser "comerciante", fue condenado -en decisión unánime- a la pena de ocho años de prisión de efectivo cumplimiento, por ser autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, por el tribunal de primera instancia integrado por los jueces Claudia Bressán, Mauricio Martelossi (presidente) y Santiago Banegas. 

En el juicio, además, trabajaron el fiscal Aldo Gerosa; como querellante por la víctima: Andrés Ghio; y como defensores: Ricardo Degoumois, Mariana Zechín y Daniel Barale.

El fiscal había pedido 11 años de condena, y la querella un máximo de 12; mientras que la defensa había solicitado la absolución.

El juicio oral comenzó el 22 de abril de 2022 y concluyó seis días después con los alegatos de clausura. La sentencia fue pronunciada por el tribunal, el 28 de abril de este mismo año.

Luego de escuchar el veredicto, el fiscal manifestó satisfacción porque pudo demostrar el hecho delictivo, y que si bien no consiguió la pena buscada (11 años de prisión) valoró que le aplicaron dos años más del mínimo previsto para ese delito. Reconoció que debe mejorar la manera de probar los hechos para conseguir sanciones mayores; y dijo que evaluará la posibilidad de pedir la prisión preventiva del condenado.

Mercau estuvo un tiempo en prisión preventiva, pero llegó al juicio en libertad restringida.

Al ser una condena de primera instancia, está sujeta a la revisión de un tribunal superior, por lo que la sentencia no está firme, por eso no comenzó a cumplir la condena, pero el Ministerio Público de la Acusación puede pedir que mientras tanto quede en prisión preventiva, si considera que hay riesgo de fuga.

El Hecho

Sucedió a las 17:55 del domingo 10 de febrero de 2019 en una vereda de calle Patricio Diez.

Fue un policía vecino del lugar quien llamó a la Unidad de Orden Público reportando que violaron a una mujer de 57 años. Contó que fue atacada en la vereda por una persona a la que describió como "alto, flaco y narigón",  quien vestía una remera azul y jean, la tiró al piso, le levantó la ropa y la abusó con la mano en sus genitales, con acceso carnal. En ese momento el esposo de la víctima estaba acostado dentro de la vivienda, es también policía, pero ya retirado hace varios años.

Una mujer siguió al atacante, quien disparó en un automóvil al que le tomaron la patente. Disparó por Constituyentes, Mitre, Ledesma, Habegger y al llegar a 9 de julio, bajó, habló con alguien que estaba en una camioneta negra, y continuó luego la fuga por 9 de julio.

Mercau fue detenido en la mañana siguiente cuando regresaba a su casa junto a su padre. Venían de consultar con un abogado (Cacho Vázquez) los pasos a seguir.

El fiscal Gerosa relató al tribunal que el hecho fue a las 16:30 del domingo 10 de febrero del 2019, en la vereda de la casa de la víctima, quien se encontraba baldeándola. Mercau estaba en la vereda de enfrente y cuando la víctima quedó de espalda, la sorprendió tirándola al suelo, le rompió el short y la bombacha para meterle el dedo en la vagina, mientras le repetía: "mamita, mamita". Como la víctima comenzó a gritar y aparecieron testigos ocasionales, salió corriendo por calle Patricio Diez hacia Constituyentes y escapó en un automóvil Citroën C4.

Recordó el representante del Ministerio Público de la Acusación que, anteriormente, Mercau había sido indicado como autor de exhibiciones obscenas, con otras víctimas. Agregó en el legajo fiscal, copia de un escrito de la propuesta de Probation en dos carpetas anteriores, una con un hecho que ocurrió el 1 de mayo de 2014, donde la víctima tenía 81 años; y el otro ocurrió el 18 de marzo de 2015, donde la víctima tenía 49 años. Remarcó una curiosidad: en todos los hechos se movilizaba en el mismo Citroën C-4 y en compañía de su novia.

 

Ser víctima de delitos sexuales es aberrante, es motivo de grave estado y más de complicaciones psicológicas e incluso puede generar patologías mentales, pero además es uno de los medios con más frecuencia contra la mujer y ahí entra la que también va a ser juzgada por ustedes que es  la víctima, no solo Mercau Petean, por obvias razones, sino también la víctima.

 

Fiscal Gerosa al tribunal del juicio.

 

 

La víctima se sintió y fue efectivamente violada, vejada, reducida a objeto de placer, pero de un placer que podríamos calificar de perverso y sádico, no porque se le pueda adjudicar esa característica a la persona de Mercau Petean, sino a la conducta que utilizó en ese momento. Porque es perverso el acto cuando se obra con mucha maldad y se lo hace a conciencia, e incluso disfrutando de esa maldad. Y es sádico porque se experimenta un acto de satisfacción o excitación sexual. 

 

Dr. Aldo Gerosa

 

Le pidió al tribunal que tenga en cuenta que la víctima tenía 57 años, que imagine lo que sufre, lo que le representa, lo que le cuesta y le costó, lo que ha significado para esta mujer el hecho. Escuchándola -como pudo hacerlo el tribunal- se percibe el sufrimiento que llevó y tiene todavía ahora, a más de 3 años del hecho, cómo la afectó. Es visible el daño que le ha ocasionado ese hecho.

Señaló a la víctima como una mujer creíble, honesta, que ni siquiera sabía quién era el que la había atacado, que no tenía ningún motivo de inventar nada, desde el comienzo contó siempre la misma historia.

La querella reforzó el pedido de condena.

A su turno, el abogado defensor, Ricardo Degoumois, sostuvo la inocencia del imputado y pidió la absolución.

Triunfó la posición acusatoria y Mercau Petean fue condenado a la pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo.

 

Las horas posteriores al ataque

A las 06:00 de la mañana del lunes 11 de febrero de 2019 despertaron al abogado Oscar Cacho Vázquez en su casa. Eran el periodista deportivo Pepe Mercau junto a su hijo, Juan Pablo Mercau Petean, quienes fueron a pedirle asistencia legal.

Mercau le contó que fue él quien atacó a la mujer del policía en calle Patricio Diez y le dio su versión del hecho, la que contó Vázquez en ReconquistaHOY. "Pepe vino y consultó que era lo que había que hacer, me parece una actitud digna y dolorosa de un padre", opinó.

Su versión es que Mercau estaba drogado y alcoholizado, que esa tarde había estado en casa de su hermana camino al puerto, y de allí fue a calle Patricio Diez casi Constituyentes, dijo que sin saber a qué, que ni él sabía lo que hacía, que la vio, le dio ganas y punto, ni siquiera entiende por qué estaba allí el domingo 10 de febrero de 2019 cuando atacó. Dijo que en el auto lo esperaba su novia, pero asegura que ella no vio lo que hizo.

Llevaba entre 24 y 36 horas consumiendo y sin dormir. Lamentó Vázquez que no le hicieron análisis de sangre para determinar su estado.

 

Ni él sabía lo que hacía. La vio, le dio ganas y punto, ni siquiera entiende por qué estaba allí.

 

Cacho Vázquez

 

¿Qué hizo después del ataque?. 

Fue a su casa y se acostó. A las 02:00 de la madrugada le contó a su madre y al padre lo que había hecho. La madre se descompuso y tuvieron que internarla en el Sanatorio Norte, donde también quedó el reo.

A las 06:00 fue con su padre a la casa del abogado para pedir ayuda. Este le aconsejó que vaya a su casa y espere la detención. Fue detenido a las 10:00 de la mañana de ese mismo lunes cuando llegaba a su casa en auto junto a su padre.

Vázquez no dudó en calificar que "es una barbaridad lo que hizo", pero consideró que merecía la oportunidad de una recuperación, y que era necesario someterlo a un examen psiquiátrico, que se hizo, y encontró a Mercau en condiciones de afrontar la responsabilidad. Cacho Vázquez (+qepd) fue sucedido en la defensa por el Dr. Degoumois.

 

IMPACTANTE TESTIMONIO

Contó cómo aumentó el daño en su hermana cuando autorizaron a quien la abusó a esperar el juicio en la casa. Pasó "de mal a peor".

"No entiendo que es lo que quieren los jueces, mi hermana encerrada y él (Mercau) como si nada, ella no quiere salir y él anda en la calle como si nada... Ella va para atrás, va de mal en peor, toma pastilla, va al psicólogo y al psiquiatra, pero no avanza, la querés abrazar y se asusta", contó en ReconquistaHOY una hermana de la víctima de Juan Pablo Mercau Petean, quien entiende que la víctima estaría más tranquila y se recuperaría si su agresor estaría preso. Añadió que "hacemos lo que podemos, pero la justicia no nos ayuda". 

 

Como madre nos dolió que ellos no pidan disculpas, yo pediría disculpas por un hijo mío. 

 

Hermana de la víctima en ReconquistaHOY - Mayo 2021