ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/53354
lucila anadón del grupo santa Mónica

"A veces nuestros hijos quieren decirnos algo, y ese minuto que no estuvimos con ellos, lo van a buscar en la calle"

Lucila Anadón del Grupo Santa Mónica.

Lucila Anadón forma parte del Grupo Santa Mónica, una comunidad de autoayuda entre padres con familiares en adicción que trabajan conjuntamente en la prevención. Como madre de un hijo adicto recuperado en "El buen samaritano", ella dialogó en ReconquistaHOY acerca de la problemática y brindó unas recomendaciones a las personas que están pasando por algún proceso similar con sus hijos.

En primer lugar, remarcó que se debe buscar ayuda ante los primeros indicios, y para detectarlos, mencionó que siempre se tiene que estar atentos. Por ejemplo, se suelen notar cambios en su actitud, en su aspecto físico e higiene, como así también en su puntualidad.

En este sentido, habló de la importancia de los límites y comunicar que, como padres, se ocupan del tema, ya que muchas veces debido al trabajo, no tienen el tiempo necesario para hacerlo. "A veces ellos quieren decirnos algo, y ese minuto que nosotros no estuvimos con ellos, ellos lo van a buscar en la calle, van a tener un aliado en la calle" , agregó ella.

Lucila cree que recuperarse de la droga es posible. Si bien reconoció que hay mucho trabajo para hacer como familia, resaltó que es algo que se debe hacer por los hijos. 

La mujer también habló de los grupos organizados que tratan esta problemática y explicó que, dentro de éstos, no hay juzgamientos, se acompañan entre padres y aprenden herramientas para tratar a sus hijos que consumen. Puntualmente, el Grupo Santa Mónica del cual forma parte, se reúne todos los martes (excepto los feriados) a las 20:00 horas en la Capilla Fraternidad, en la esquina de calles Olessio y Colón de Reconquista.

"Yo también, llegado un momento, tuve que ir y encontré en el grupo una ayuda fundamental. Para mí ahora el grupo es todo, es mi gran familia de la lucha diaria" , comentó la mujer.

En conjunto, luchan por una ley de Adiciones que considere un aspecto no comprendido en la ley de Salud mental y así hacer pedir la internación de sus hijos, más allá de su voluntad, ya que esta nueva ley surgió a raíz de los muchos casos donde las personas son internadas en contra de su voluntad y luego abandonadas por su familia. "Nosotros no queremos eso. Nosotros queremos para que nuestros hijos tengan su ayuda y reaccionen" , dijo Lucila.

Ella explicó que la idea planteada es que la internación sea temporal, hasta lograr su estabilización. Luego, se avanzaría con alguna otra clase de ayuda, una ambulatoria, por ejemplo.

"(La ley de salud mental) nos tiene atados de pies y manos, a los jueces, fiscales y a los padres porque no podemos reclamar. Si nosotros vemos que ellos no quieren recuperarse, nosotros tenemos que tener la posibilidad como padres de decir que 'sí, te vas a recuperar y sanar'", añadió ella en esta misma línea.