ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/53507
"TERRIBLE, PREPOTENTE, GRAVE, INADMISIBLE"

La concejal Capparelli pidió en sesión pública que quede constancia de un apriete que le hizo una colega por si algo le pasa a ella, a su familia, o a su casa. La curiosa reacción de todos sus pares.

Natalia Capparelli.

La concejal Natalia Capparelli (Radical en Juntos por el Cambio) denunció en sesión pública del Concejo Municipal de Reconquista, realizada el jueves 19 de mayo de 2022, que fue víctima de "un apriete" en el marco de la reunión de la Comisión de Obras Públicas del Concejo que ella preside.

Como algo "terrible, prepotente, grave, desafortunado e inadmisible", y como señal de "impunidad", interpretó que -cuando analizaban el tema de la entrega de Lotes Sociales, "una concejal" le haya dicho: "No te preocupes, que el Movimiento Evita sabe muy bien donde vivís".  Luego refirió que la frase fue: "Quedate tranquila, que el Movimiento Evita sabe donde vivís". 

 

El Movimiento Evita sabe muy bien donde vivís.

 

Remarcó que esa expresión no fue inocente. "Debemos cuidar nuestras expresiones y esta es absolutamente inadecuada para un órgano legislativo"; y dejó sentado el precedente para hacerla responsable a su colega "de cualquier situación que suceda", si se altera la tranquilidad de su hogar, de ella o de su familia. En ese caso, pidió que este antecedente "sea vinculante" con cualquier suceso malo que le ocurra.

Hasta entonces jamás mencionó a la autora de sus pesares: Refería a su colega Constanza Arzamendia, concejal peronista en el Frente de Todos y esposa del Lic. Nicolás Sandrigo, uno de los hombres importantes en el gabinete de Enri Vallejos.

"Somos todos dirigentes y responsables de nuestras palabras. Si mi familia, mi hogar, mi persona, de alguna manera se ven amedrentados, esto que sirva de antecedente", pidió en tono firme, enojada, porque consideró que "no es el marco ni la conducta de una legisladora local, debe ser repudiado", solicitó sin eco favorable en ese momento, ya que ningún concejal le contestó, ni recibió un pedido de disculpa, ni de aclaración, ni mucho menos de solidaridad y repudio. Todos guardaron silencio, y la asistencia era perfecta.

El estruendoso silencio fue interrumpido al rato , cuando se agotaron los temas del día y terminaba la sesión. En ese momento final, el presidente del Concejo, Gustavo López (peronista en el Frente de Todos) explicó que "en determinadas ocasiones, sin querer, se hacen determinadas bromas que evidentemente a algunos no les cae simpático y está bien que así suceda".

Reconoció que "se dijeron algunas cosas que se pasaron por alto" porque "no lo tomé como amenazante, de ninguna manera", pero, luego del silencio inicial, le pidió disculpas a su colega en nombre de todo el bloque, y le avisó que en el futuro no habrá situaciones de este tipo.

Hasta entonces, nadie identificaba a la autora de la frase que impactó a Capparelli, por lo que la concejal Nanci Sartor (peronista en el FdT) le pidió a Capparelli que aclare a quién refirió con su imputación, ya que en la oposición son dos las mujeres concejales.

Recién ahí, Capparelli mandó al frente a Constanza Arzamendia. Es ella a quien hizo responsable del "apriete", y a quien hizo responsable de cualquier cosa fea que le pase a ella, a su familia o a su casa. Y al retomarse el tema, nuevamente engranó y volvió a repudiar como "injustificable e inadmisible" lo que le dijo Arzamendia, expresión que dejó claro no le acepta ni siquiera bajo la pretensión de ser algo "chistoso", porque fue "una expresión con una carga negativa muy importante", con "prepotencia", sin advertir "los límites" que sobrepasó al abordar "un tema difícil de la ciudad" que requiere "responsabilidad", por lo que "no admito ningún tipo de justificación posible"; y reiteró que el suceso servirá de antecedente por si le pasa algo a ella o a su familia.

 

Fue un apriete injustificable, inadmisible. No admito ningún tipo de justificación posible.

 

Finalmente reaccionó Constanza Arzamendia.  "Yo no lo dije y vas a tener que demostrarlo. Espero que tengas las pruebas, Natalia", le advirtió. Pero reconoció que algo se dijo al respecto, aunque interpretó que "todo fue en un tono de joda, de broma". 

 

Yo no lo dije y vas a tener que demostrarlo. Espero que tengas las pruebas, Natalia.

 

 

Repercusiones luego de la sesión

María Constanza Arzamendia.

Al terminar la sesión, ReconquistaHOY se comunicó con la concejal Constanza Arzamendia, quien considera que su colega, ya en campaña, buscó victimizarse de manera absurda, tanto, que siendo ella presidenta de la Comisión, no dejó ninguna constancia en acta de lo que ahora dijo que tanto la impactó. De ser así, lo hubiera hecho constar en el acto, e incluso pudo haber hecho una denuncia penal, cosa que no hizo.

También ReconquistaHOY quiso profundizar con la concejal Capparelli, quien contestó que no hizo ni hará denuncia penal porque no lo considera necesario, solo quiso "marcar la cancha y abrir el paraguas" por si le pasa algo a ella o a su familia.

Reconoció que no dejó constancia del suceso en el acta de la Comisión, y valoró que al menos el presidente del Concejo, Gustavo López, le pidió disculpas.

Muchos quedaron en silencio, solo como espectadores de una sesión caliente, sin ninguna ordenanza que vaya a cambiar para mejor la vida de los reconquistenses.

La denuncia pública de la concejal Capparelli se puede ver y escuchar desde el minuto 18 del video. Y al final del video, cuando el tema es retomado.