ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/56044
DE "CAMBIEMOS" A "SIGAMOS"

La ANSES presentó un Recurso Extraordinario. Quiere que la Corte Suprema frene las pretensiones de Lisandro Pietropaolo, quien quiere engancharse como empleado público permanente

Lisandro Pietropaolo

Lisandro Pietropaolo fue puesto "a dedo"    como jefe de la ANSES en Reconquista, el 30 de mayo de 2016, cuando Mauricio Macri era presidente de la Nación; y desafectado el 31 de enero de 2020, con Alberto Fernández en la sucesión, por lo que  interpuso un juicio laboral de reincorporación con la categoría 24 (lo que implica un sueldo muy superior a los $300.000.-). Sostiene que su despido fue "discriminatorio"; y, en caso de que le rechacen el pedido de reincorporación, solicita la indemnización con montos duplicados por la emergencia laboral y económica de la pandemia (Decreto 34/2019), mas multas y el pago de rubros laborales, que a la fecha de su demanda, según sus cálculos, sumaban $2.671.208.- cifra que pide que se actualice con intereses según tasa activa. Por separado, interpuso un medida cautelar innovativa.

 

Hasta aquí, no se resolvió ninguna cuestión de fondo, solo la cautelar, a favor del demandante. 

 

El juez federal de Reconquista, Dr. Aldo Mario Alurralde, se la denegó; pero apeló, y la Cámara Federal de Resistencia, revocó esa sentencia de primera instancia y dio lugar a la cautelar, ordenando a la Anses que -mientras se resuelve la cuestión de fondo- lo reincorpore, cosa que hasta el momento, el organismo nacional no hizo. Mientras tanto, ahora quiere que intervenga el máximo tribunal de justicia de la Nación.

 

Ahora, ANSES presentó un Recurso  Extraordinario

QUIERE QUE INTERVENGA LA CORTE SUPREMA

La ANSES no quiere saber nada con reincorporar a Lisandro Pietropaolo, y el 19 de septiembre de 2022, presentó un Recurso Extraordinario contra la cautelar de la Cámara Federal de Resistencia.

En su presentación en nombre de la ANSES, la abogada Pamela Lorena Buyatti, sostiene que "la medida cautelar ordenada por la Cámara de Apelaciones, altera la situación de hecho y de derecho existente al momento de su dictado, ordenado la reincorporación del demandante, afectando el normal desenvolvimiento de la Unidad en la cual se ordena su incorporación, el régimen de carrera y el principio de igualdad del resto de los agentes, lo que importa el pago de salarios y demás cargas derivadas de la relación de empleo público, a la vez que otorga derechos por el transcurso del tiempo".

Expresa agravio contra la medida cautelar de la Cámara, porque está ordenando la incorporación de un agente, anticipando la cuestión de fondo, lo que "implica una alteración en las relaciones de la dependencia estatal con su personal, lo cual afecta su normal desenvolvimiento y configura un agravio de imposible reparación ulterior, conforme lo ha definido la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

Reprocha la abogada de la ANSES que la cautelar, "configura claramente una situación de difícil o imposible reparación ulterior", ya que, de dar lugar a la pretensión de Pietropaolo, la ANSES debería mantener como agente "a una persona que ingresó a su planta, políticamente, con una categoría 24, violatoria del régimen de carrera administrativa, a sabiendas que su desempeño culminaba con la gestión del gobierno que la había designado. Además, y conforme surge palmario de las constancias del expediente, el objeto de la medida cautelar coincide con el objeto de la pretensión del accionante en la causa principal, por lo que lo resuelto por la Cámara de Apelaciones constituye un claro y pleno adelanto de jurisdicción, circunstancia que requiere de una apreciación más estricta de los recaudos inherentes a toda medida cautelar, que la plasmada en los fundamentos del decisorio que se recurre. Lo dicho pone también de manifiesto que la decisión de segunda instancia vulnera la manda del inc. 4° del art. 3° de la ley 26.854, sin que se haya declarado la inconstitucionalidad de dicha normativa, lo que permitiría no ser aplicada en el sub lite. Por todo lo dicho es que se entiende que la decisión cautelar que se recurre, se equipara a una sentencia definitiva".

 

De dar lugar a la pretensión de Pietropaolo, la ANSES debería mantener como agente a una persona que ingresó a su planta, políticamente, con una categoría 24, violatoria del régimen de carrera administrativa, a sabiendas que su desempeño culminaba con la gestión del gobierno que la había designado.

 

Abog. Pamela Buyatti - ANSES

 

Explica la profesional, que Pietropaolo ingresó a la ANSES mediante Resolución ANSES SEDA 196/16, la cual en su art. 1) desafecta a los Jefes de las unidades de atención integral (UDAI) mencionados en el anexo I, tratándose todos de empleados de carrera, nombrados legalmente por las administraciones políticas que gobernaron hasta el 10.12.15. Asimismo mediante el art. 2° se designó transitoriamente y sin estabilidad en el cargo a los reemplazantes consignados en el anexo II (en el cual figura el actor Lisandro Luis Pietropaolo).

También transcribe la Resolución que indica que "los jefes de Unidades de atención integral que van a cubrir transitoriamente los cargos de los desafectados en el anexo I, son designados sin estabilidad en el cargo  y ad referéndum de la Jefatura de Gabinetes de Ministros, referéndum que nunca se llevó a cabo".

Insiste en la claridad de la Resolución 196/16, que establece que la vinculación de la ANSES con Pietropaolo, "se realiza fuera del ámbito de la ley de contrato de trabajo 20.744 y del convenio colectivo de Trabajo,  CCT 305/98 "E", las cuales fueron notificadas sin hacer reserva o disconformidad alguna en dichos actos y tal como se expresara en las mismas, por una necesidad de "cobertura transitoria" en la Jefatura de Udai Reconquista.

Remarca que "el ingreso fue mediante una designación política, asignándosele una categoría y remuneración que el resto de los agentes no alcanzan en toda su vida laboral, de cobertura transitoria y sin estabilidad afectando sin dudas el régimen de carrera del organismo. De esta manera la resolución tanto en sus considerandos como en el resuelve es clara al expresar el carácter transitorio de la designación, sin estabilidad en el cargo y al solo efecto de acompañar una gestión política que la había designado". 

También se apoya la abogada de la ANSES en el veredicto del juez de primera instancia, Dr. Aldo Alurralde, quien el 5 de julio de 2021, rechazó la cautelar solicitada por Pietropaolo, y la cuestión de fondo aún no la resolvió.

 

"LESIONA EL PRINCIPIO DE IGUALDAD"

La Dra. Buyatti sostiene en su Recurso Extraordinario para frenar el retorno de Pietropaolo a la ANSES, que la cautelar de la Cámara Federal "lesiona en forma manifiesta los art. 14, 14 bis, 16, 18 y 19 de la Constitución Nacional,  en cuanto:

a) Afecta mediante su resolución el principio de igualdad en la carrera administrativa poniendo por encima del resto de los empleados y otorgando un cargo a un agente que ha ingresado por una designación política y fuera del régimen de contratación del resto de los empleados del Organismo

b) se trata de un fallo que se ha apartado manifiestamente y sin justificación expresa, del texto expreso de la norma invocada (Res DEA 229/16), y de los actos administrativos que expresan la real vinculación laboral de la actora para resolver el caso basándose en pruebas e informes contrarios a la realidad jurídica y objetiva Por lo tanto, la vía extraordinaria está habilitada típicamente y porque las conclusiones de la sentencia no permiten considerarla un acto jurisdiccional fundado (conf. arts. 34 inc. 4º y 163 inc. 5 del C.P.C.C.N.). La cuestión federal nace de la misma esencia de la acción principal y como consecuencia, de esta cautelar, al estar comprometida la inteligencia de una cláusula constitucional (art. 14 bis) y cuestionada la validez constitucional de distinta normativa federal que aplica mi mandante en su relación con sus empleados –igual que como se resolviera en los autos "Lucero c. Banco de la Nación Argentina" del 10/07/1968 (Fallos: 271:103)-. También la cuestión federal nace de la misma impugnación por arbitrariedad de la sentencia de la Cámara Federal, al resolver arbitrariamente esta medida, apartándose manifiestamente de las resoluciones con presunción de legitimidad ; al esgrimir como fundamento afirmaciones dogmáticas o de 16 excesiva latitud (fundamentación aparente); y porque no resulta ser el fallo una derivación razonada del derecho vigente. El presente recurso extraordinario resulta formalmente procedente en virtud de encontrarse violados los arts. 14, 14 bis, 18 y 19 de la C.N. (conf. arts. 1 y 3 de la ley 48) y en la doctrina de la "arbitrariedad" desarrollada por V.E., como consecuencia del dictado de un pronunciamiento que no puede ser considerado una sentencia en sentido técnico jurídico por cuanto esgrime sólo una fundamentación aparente de sus conclusiones. También encuentra apoyo legal en el art. 14 inc. 3 de la ley 48, desde que toda sentencia tachada de arbitraria contraría la validez de un derecho fundado en una cláusula constitucional (conf. PALACIO, Lino E., "El recurso extraordinario federal", 2ª ed., pág. 230, Ed. Abeledo-Perrot).

Puntualiza que "el precedente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es claro respecto del ingreso temporario plasmado expresamente en la resolución y su falta de estabilidad".

Recuerda que la Oficina Nacional de Empleo Público, en su Dictamen N ° 2223/08, señaló que las funciones de carácter ejecutivo, son asimilables a las de carácter político. En tal orden de ideas, es pacífica la doctrina y jurisprudencia, según la cual, este tipo de funciones genera una relación jurídica precaria por su propia naturaleza, lo cual se traduce en su necesaria desvinculación junto con el funcionario que lo nombra,  o bien, en la posibilidad de ser removido discrecionalmente por la misma autoridad.

Cita varios fallos de tribunales superiores y de la Corte Nacional, mucha jurisprudencia que avalan su expresión de agravios por la cautelar que cedió la Cámara Federal de Resistencia.

Insiste que surge claramente que la situación laboral de Pietropaolo, "ha sido erróneamente encuadrada" por la Cámara, "lo cual confluye en una sentencia que consideramos desprovista de sustento en las probanzas de la causa y por ende arbitraria".

Añade la Dra Buyatti que "la sentencia que recurro, incurre en arbitrariedad, dado que sin fundamentación jurídica alguna, coloca al actor (Pietropaolo) por encima de todo el personal de ANSES, consolidándola en una situación privilegiada, que sólo pudo tener lugar para personal extraconvencionado".

 

Enfatiza la Dra. Buyatti, que si Pietropaolo es personal de carrera, dado su nula antigüedad y su falta de experiencia, debería haber comenzado por la categoría más baja, conforme lo señalan el reglamento de personal, el Convenio Colectivo de Trabajo, y las actas paritarias; y no como jefe, como ingresó.

 

Fundamenta la abogada de ANSES que la Resolución DEA N° 002 de fecha 07 de enero de 2016, la cual dispuso la forma en que ejercía funciones el Personal de Conducción Superior, así como la modalidad mediante la cual se vinculó el mismo con la ANSES, que "los cargos de Conducción Superior, deben regirse por el régimen legal aplicable a los funcionarios políticos, y participan de los caracteres propios del personal de gabinete definido en ese cuerpo legal, toda vez que es designado por la autoridad superior, y cesa en sus funciones simultáneamente con la autoridad cuyo gabinete integra".

El artículo 5° de dicha resolución, dispuso que los funcionarios políticos designados por la misma, así como los funcionarios políticos que en el futuro ingresen para el ejercicio de cargos de Personal de Conducción Superior "...cesarán su vinculación con el Organismo, de pleno derecho, ante el cese de las funciones de la autoridad que lo designe, o por decisión de esa misma autoridad...". De dicha normativa surge claramente que el vínculo que se establecía en sus términos carecía de toda estabilidad, en tanto la Autoridad podría requerir el cese en funciones en cualquier momento, y que estaba sujeto a una condición resolutoria, tal es el cese en funciones de la autoridad que lo designó (artículo 5º de la Resolución DE-A 002 del 6 de enero de 2016), cuestiones éstas que, por el nivel de alta conducción al que fueron convocados, no pueden ser consideradas sino como extremadamente vinculantes. De esta manera el voluntario sometimiento a un régimen jurídico sin reservas implica su acatamiento e impide su ulterior cuestionamiento y no amerita ejercer o promover un derecho en abierta contradicción con conductas previas que hayan permitido inferir un determinado comportamiento en la relación jurídica".

No entiende la Dra. Buyatti cuál es la verosimilitud en el derecho de Pietropaolo para que la Cámara le conceda el beneficio provisorio de la Cautelar, siendo que su ingreso fue claramente "transitorio y sin estabilidad";por lo que insiste en reprochar que en la cautelar "existe una clara ausencia de sustento legal... sólo reconoce una justificación in pectore, la que está vedada a los jueces y tornan al razonamiento en arbitrario y discrecional".

 

"Reiteramos que el ingreso (de Pietropaolo) ha sido político,  y por ende, de conformidad con lo ya señalado en la resolución 02/16 dictada por el entonces Director Ejecutivo Emilio Basavilbaso, los agentes de conducción ingresados políticamente debían cesar en sus cargos junto a la autoridad política que los había designado. Esta fue la razón que el mismo ordenara que en las resoluciones de ingreso de sus agentes se consignara expresamente que sus designaciones eran transitorias y sin estabilidad". 

"Esto también fue materia de publicación en medios periodísticos y en redes sociales pero no consideramos necesario traerlos a colación en tanto que hay resoluciones que expresamente ratifican lo manifestado. Por la forma de vinculación del actor (Pietropaolo), ANSES debía proceder a su desafectación una vez concluida la gestión del Director Emilio Basavilbaso. Por lo tanto, siempre estuvo clarificada la situación del accionante dentro de la organización; desde su ingreso fue una relación de "personal político", equiparable al personal de Jefatura de Gabinete; y que no le correspondía la aplicación del CCT Nº 305/98 "E" (homologado por Resolución DNRT Nº 24/08 de la Dirección Nacional de las Relaciones de Trabajo), como así tampoco la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 en lo que refiere al pago de algún tipo de indemnización al extinguirse la relación entre las partes".

"Es más, la misma resolución D.E.A: N° 002/16, aclara que la situación del accionante es totalmente diferente a la del personal de carrera, y lo hace de la siguiente forma, para no dejar lugar a duda de que su ingreso lo es desde una posición de privilegio y por lo tanto, bajo ciertas condiciones especiales: "Que las consideraciones expuestas en la presente Resolución, comprenden exclusivamente a las personas que ingresen en 37 forma directa a un cargo de Conducción Superior, no así al personal de carrera que se haya desempeñado bajo el ámbito de aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo 305/98 "E", y que con posterioridad ocupe un cargo de conducción superior".

"Se reitera que el demandante no era personal de carrera y que al ser un cargo netamente político, su vinculación al organismo cesaba en el mismo momento del cese en funciones del funcionario que lo nombrara". 

"Nótese además que su designación era ad referéndum del gabinete de Ministros, lo que demuestra palmariamente que la contratación del accionante tuvo un carácter meramente transitorio, en tanto continuara la autoridad que la designa, entrándose fuera de los alcances del Convenio Colectivo de Trabajo".

"Todo lo manifestado nos lleva a disentir con los argumentos y el resolutorio de la sentencia dictada por Vuestra Excelencia, los cuales, al considerar mi mandante (ANSES) que se ha realizado un incorrecto encuadre legal del caso jurídico, la sentencia de conformidad con la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación deviene arbitraria".

Por todo lo expuesto, en nombre de la ANSES, la Dra. Pamela Lorena Buyatti, presentó un Recurso Extraordinario Federal, según artículo 14 de la Ley 48 ss y cc., contra la sentencia de la Cámara Federal de Apelaciones de la Ciudad de Resistencia, de fecha 7 de marzo de 2022, pidiéndole a ésta que admita el recurso y se lo eleve a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para que se revoque la sentencia que beneficia al dirigente político reconquistense, convencida que, de dar lugar a su planteo, "será justicia".

 

Lisandro Pietropaolo en campaña, típico político. En su caso, busca votos para "Cambiemos" pero milita en "Sigamos".

 

Un típico político argentino

Vale recordar que Pietropaolo llegó al cargo como "Jefe" de la Anses en Reconquista, siendo  uno de los dirigentes del "Ateneo Radical Arturo Illia",   junto a Hugo Firmán y Natalia Capparelli, línea interna de la UCR dentro de "Cambiemos", ahora "Juntos por el Cambio".  

En 2019, fue precandidato a concejal,   encabezando    la lista del sector liderado por la dupla Capparelli/Firman, pero tuvo una pésima elección y quedó lejos de la banca. 

Actualmente, es uno de los elegidos para integrar la Mesa de Conducción del Radicalismo en Reconquista, bajo la presidencia de Katia Passarino. Fueron electos "por consenso" y asumieron juntos, en la tarde del lunes 16 de mayo de 2022, pero desde el 5 de este mes (septiembre de 2022), tras ventilarse el escándalo por su pretensión de quedar como empleado de la ANSES, el Partido Radical "consensuó" otorgarle una "licencia sin participación activa", y elevar el caso al Tribunal de Ética Provincial.

 

Curiosamente, en su demanda, Pietropaolo le mintió al juez que no tenía militancia política, parte de su relato para negar que ingresó por "el dedo" de la gestión Macri.

 

Por su escandalosa pretensión, Pietropaolo perdió su sueldo municipal como  "Personal de Gabinete" al servicio del Bloque "UCR Arturo Illia, que integran Natalia Capparelli y Hugo Firmán. El 1 de septiembre, le dieron la baja oficialmente, en una escandalosa sesión, donde el presidente del Concejo, Gustavo López, le reprochó a Capparelli, con alto tono de voz, la decisión de "soltarle la mano". Le aconsejó que aprenda del peronismo, que "no le suelta la mano a un compañero". 

La líder opositora dijo públicamente que "yo no comparto" la pretensión de Pietropaolo, "es un punto de inflexión". Fundamentó que "Cuando termina un mandato político, hay que separarse de ese lugar".  

Aclaró que la demanda judicial que interpuso Pietropaolo es una decisión personal de él, "que yo no puedo impedir, ni me ha consultado. A este tema lo considero inflexible, no hay un punto de inflexión. Un cargo político es por un tiempo y uno se tiene que apartar. Este punto no es negociable. Para la gestión pública hay que reunir determinados requisitos" de los que observa que Pietropaolo se ha apartado.

Recordó Caparelli que ella llamó a "no votar gente que no representa los estándares" de sus ideales para mejorar el país, y "quisiera que la sociedad tenga parámetros de exigencia a la hora de votar".

Reconoció que "como es un colaborador directo mío, lógicamente afecta desde el punto de vista que choca con lo que uno representa y pelea. La incomodidad para mí comenzó a la mañana, cuando me anoticio de esta situación que me obliga a tomar una decisión".

 

Otras definiciones de Capparelli sobre el caso Pietropaolo:

"Hace falta un cambio cultural".

"Lamentablemente quedamos envueltos en esto que no es transparente".

Cuando ReconquistaHOY le señaló que tanto ella como otra de sus colaboradoras, Dra. Natalia Montiel, aparecen como testigos de la demanda laboral, Capparelli respondió que no le pareció ilógico porque ella sabía que él trabajaba en la Anses, y pertenecen al mismo espacio político, pero sostuvo que ella ni fue consultada ni fue informada de tal condición de testigo. Más abajo, y en este mismo informe, se puede escuchar completo su testimonio, la manera que lo dijo, y cómo se lo planteó el entrevistador (Gustavo Raffin).

Como era de prever que este escándalo arrastre a Pietropaolo y pierda su sueldo municipal, ReconquistaHOY lo consultó por sus ingresos, y él dijo que, paralelamente a la actividad política, se dedica a la actividad privada, asesorando empresas como ingeniero. Especial datos para los sensibles que pueden afligirse por la situación económica del político.

 

Lo que dijo Pietropaolo en ReconquistaHOY

Reconoció que accedió al cargo por la cuestión política, pero... intentó disfrazarlo como que hubo un supuesto "concurso", lo que sugerimos escuchar en la entrevista, para observar su incapacidad siquiera para confundir, pero además, para que nuestro lector lo pueda cotejar con lo que ReconquistaHOY revela en este informe, de que en realidad no hubo ningún concurso, reconocido por él en su misma demanda judicial; y ahora remarcado por la ANSES en su Recurso Extraordinario, del que informamos más abajo.

Sostuvo que él no se sintió actuando como "político" en la jefatura de la Anses durante la gestión Macri, porque no tenían un "régimen laboral político", sino que tenían que usar la ropa que le asignaban, cumplir horario, vacaciones determinadas por la ley, y que era pasible de sanciones. "Éramos empleados similares a los de planta permanente, con los mismos deberes y obligaciones", sostuvo; y contó que uno de los juzgados que más rápido se expidió sobre el tema, fue la Cámara Federal de Resistencia, donde en el año 2021 le dieron cabida a los recursos de amparo que presentaron sus ex colegas de Sáenz Peña y Charata, y ahora a él, por lo que espera que tras esta medida cautelar, provisoria, mientras se resuelve la cestión de fondo, la Anses lo reincorpore. Cree que será "en los próximos días".

Comentó que su deseo es volver a Anses, porque es un lugar que siempre le gustó mucho. 

 

Pietropaolo le mintió al juez diciéndole que él no es militante de ningún partido político, y que la causa de despido es solo porque suponen militancia partidaria por su fecha de ingreso, durante la gestión de Macri. 

 

Y se puso en víctima, diciendo que fue "un botín de guerra de las elecciones presidenciales, y despedido como un paria".

Reprocha también "la malicia" con la que actúa la actual gestión de Alberto Fernández en Anses, al desvincularlo "luego de que habían declarado la emergencia ocupacional, y encima colocándolo como un "paria" de la administración pública, como un empleado sin derecho.

Sostiene que hasta tanto se sustancien los Concursos Públicos, la Anses deberá asignarle tareas sin afectar sus haberes y adicionales por Jefatura, porque -de otra manera- se estaría afectando el derecho a la estabilidad del empleado público.

En un párrafo de la demanda judicial, Pietropaolo reconoce -con la asistencia de su abogado- que los concursos públicos no se realizaron, cosa con la que intentó confundir (sin suerte) al ser entrevistado por Gustavo Raffin en ReconquistaHOY, lo que también en este informe se puede escuchar.

 

Frase que introdujo Pietropaolo en su demanda: 

"El derecho colectivo de trabajo, y en particular la negociación colectiva, entonces, no pueden significar una zona liberada, una zona de exclusión, donde todo vale en nombre de una libertad abstracta, que en ese contexto, no ha de significar otra cosa que la libertad del zorro en el gallinero", citada en una publicación de Luis Roa y Palmeiro.

 

Los testigos que ofreció Pietropaolo:

Natalia Capparelli: abogada, fundadora junto a Hugo Firmán y Lisandro Pietropaolo de la línea interna "Ateneo Radical Arturo Illia", concejal en su segundo mandato; expresidente de la UCR Reconquista (hasta que este año entregó la posta a Katia Passarino), y ya lanzada como precandidata a intendente de Reconquista por ese sector del radicalismo en Juntos por el Cambio. Vale señalar, además, que Lisandro Pietropaolo era uno de los integrantes de su gabinete de colaboradores con sueldo municipal, hasta que explotó este escándalo y decidió echarlo este 31 de agosto de 2022.

Nadia Montiel: abogada, también integrante del Ateneo Radical Arturo Illia, y secretaria legislativa del Concejo Municipal, donde llegó de la mano de su jefa política, Natalia Capparelli.

Sebastián Mastropaolo: abogado; y

Fabián Sánchez: abogado, vecino de Villa Ocampo.

 

Katia Passarino

Al ser consultada al aire por ReconquistaHOY, la presidenta de la UCR se mostró "apenada" al tener que hablar sobre el accionar de Pietropaolo, con quien comparte la mesa de conducción de la UCR en Reconquista.

Asumieron juntos, en la tarde del lunes 16 de mayo de 2022, pero dejó claro que no comparte su decisión, y que además, no pertenece a su mismo espacio interno, ya que Pietropaolo integra la conducción que surgió por consenso, propuesto por Natalia Capparelli.

 

Creo que nosotros no somos más de lo mismo; y a estos principios que pregonamos y hablamos, la única forma de enseñarlos es con el ejemplo.

 

Katia Passarino

 

Passarino se mostró distinta. Dijo que cuando la desafectaron del Consejo de Administración del Hospital Reconquista, no inició ninguna demanda laboral, ni por daños y perjuicios.

Sobre su pasado reclamando para quedar en Planta Permanente de la Municipalidad, tras el fin de la gestión de Jacinto Speranza (durante varias semanas protestaron en la vereda de calle San Martín al 1077) lo justificó porque dijo que no se consideraba personal político, pero que de todas maneras desistió de la demanda judicial. Después ReconquistaHOY confirmó que -en realidad- insistió pero se lo denegaron judicialmente. Fue un intento judicial fallido.

 

"Cuando se ingresa a un cargo político y cambia el gobierno, se tiene que ir".  (Katia Passarino, reconvertida)

 

 

A continuación, compartimos el texto completo del Recurso Extraordinario de la abogada de la ANSES, donde pide que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se avoque al caso, para frenar la cautelar que favorece al Ing. Lisandro Pietropaolo.