ReconquistaHoy EmpleosHoy ClasificadosHoy
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.reconquistahoy.com/a/44917

Por qué la Municipalidad de Reconquista fue rechazada del Concurso de Acreedores de Vicentín saic.

En la resolución firmada el 13 de enero de 2021, el juez civil y comercial de Reconquista, Dr. Fabián Lorenzini, dio a conocer su veredicto sobre las pretenciones de los acreedores en el marco del Concurso Preventivo de la firma Vicentín saic, que él controla.

En el rubro de los "acreedores fiscales", el juez no admitió los créditos insinuados por la Municipalidad de Reconquista, entre otros, en mérito y en los términos explicitados en la resolución que aquí adjuntamos en este informe de ReconquistaHOY, tal lo firmado por el juez. (Ver documento anexo de Acreedores Fiscales).

De acuerdo a la información a la que accedió ReconquistaHOY, la pretensión de la Municipalidad de Reconquista es por una deuda de $4.000.000.- a valor del año 2019.

Esa pretención fue rechazada por el juez del Concurso de Vicentín saic, porque quienes asumieron el compromiso de pago mediante convenio para la autorización para levantar el Edificio Vilaseca en la esquina de calles General Obligado y Alvear, son Mauro Ponce y Sergio Vicentín. Ellos firmaron el convenio en representación del "Grupo Vicentín", que no es una persona jurídica; y de ser Vicentín saic el garante, eso no acreditó la Municipalidad en el pedido de verificación.

 

"Vicentín Desarrollos". La cartelería que habían puesto cuando comenzó la obra en la esquina donde proyectaron "Torre Vilaseca", el primer mega-proyecto que Vicentín pensó para Reconquista en su nuevo rubro inmobiliario.

Ni Sergio Vicentín ni Mauro Ponce pagaron a la Municipalidad de Reconquista el derecho de participación en la renta diferencial urbana que acordó para que le autoricen mediante vía de excepción a construir con mayor altura de la permitida por el Código de Planeamiento Urbano, el Edificio "Vilaseca", en la esquina Noroeste de calles General Obligado y Alvear. 

Según la ordenanza Nº 8.117 del año 2018, para que le autoricen la excepción de superar los 10 pisos o 34 metros de altura, Vicentín debió abonar a la Municipalidad de Reconquista cuatro millones de pesos, lo que nunca pagó.

Al efecto, según ordenanza N° 8381 sancionada por el mismo Concejo Municipal el 1 de agosto de 2019, se autorizó al Departamento Ejecutivo Municipal a firmar el acta-acuerdo por esa deuda con los señores Sergio Vicentín y Mauro Ponce Gay, en representación del "Grupo Vicentín", según reza la ordenanza. El 7 de agosto de 2019 el intendente Amadeo Enrique Vallejos la promulgó con su firma, más la de los secretarios Guillermo Romero Mansur y Gabriel Gasparutti.

El pago debió ser realizado dentro de los 90 días posteriores mediante transferencia bancaria a favor de la Municipalidad de Reconquista; y ese dinero debía ser afectado al FOPIN, que es el fondo municipal creado por ordenanza para avanzar con pavimento en la ciudad.

La esquina de calles Alvear y General Obligado, donde habían comenzado con los cimientos de la "Torre Vilaseca". Así mostraban lo que sería el futuro.

Cuando en el mes de Julio de 2020 ReconquistaHOY consultó con la secretaría de Hacienda Municipal, allí nos informaron que ese dinero no fue ingresado a las arcas municipales y está siendo reclamado  en el marco del Concurso de Acreedores de Vicentín, "porque el sujeto pasivo del derecho, según la ordenanza que lo crea, la N° 7351/13, es el propietario del inmueble, que es Vicentín saic; en cuya representación figuran en la ordenanza quienes hicieron el trámite de excepción, Sergio Vicentín y Mauro Ponce Gay, yerno del entonces CEO de Vicentín saic, Sergio "Mono" Nardelli, quien falleció el 12 de agosto de 2020.

En el plazo legal para acreditarlo, la Municipalidad no acreditó ninguna responsabilidad de Vicentín saic, entiende el juez. Ahora a los funcionarios municipales les queda iniciar un incidente de revisión; o bien intentar cobrarle a los que firmaron el compromiso de pago.

Mauro Ponce, de Vicentín Desarrollos Inmobiliarios.

.